La historia de la Diosas Venus y quién era

En el panteón romano se hace presente una deidad a la que se le atribuye primeramente al amor, la fecundidad y la belleza, así como las tierras de labranza y los jardines; adicionalmente fue considerada predecesora de los romanos mediante su hijo Eneas, ella es la Diosa Venus y con este artículo te invitamos a conocerla.

DIOSA VENUS

La diosa Venus

La diosa romana Venus personifica todo lo vinculado al amor, la atención y cuidado maternal, la generación de descendencia a través del acto sexual y la pasión. Esta diosa era la más hermosa de todas las omnipotencias de la mitología romana, por lo que era deseaba tanto por los mortales como los dioses.

Al igual que el dios griego Apolo, la diosa Venus estaba caracterizada por tener una sexualidad considerablemente abierta y por supuesto esto le permitió tener amantes masculinos y femeninos por igual, así como también fue la protectora de los amantes y prostitutas, además de ser una figura significativa en la religión romana. La diosa Venus fue una adaptación de la diosa griega Afrodita con quien compartía una tradición mitológica.

Los romanos adoptaron a esta diosa en el siglo III a. C. ya casi en plena culminación de las guerras púnicas (entre los siglos II y III a. C.), en ese entonces los romanos decidieron consultar al oráculo que para ese entonces le sugirió que pidieran ayuda a la diosa Venus con la finalidad de asegurar la victoria sobre cartagineses (esta diosa era considerada protectora de la ciudad de Cartago). Su adoración por los romanos alcanzó su punto máximo luego de traer hacia ellos la victoria, y así permaneció hasta el surgimiento del cristianismo en el siglo IV d.C.

Adicionalmente, la diosa Venus también fue celebrada como la madre de Eneas el antepasado de Rómulo quien fuera el precursor de Roma. Posteriormente, Julio César vinculó públicamente la herencia de su familia a la línea materna de la diosa, convirtiendo a Venus en la progenitora de la primera dinastía imperial romana.

La diosa Venus en la mitología

El origen de la diosa Venus se dio en circunstancias bastante inusuales. Su padre el dios Urano, fue el gobernante original del cosmos y el que creó el mundo con la tierra. Así que cuando Saturno el hijo de Urano derrocó a su padre (hecho que luego repitió el propio hijo de Saturno), el usurpador cortó los genitales de su padre los cuales arrojó al mar. Una vez allí, el pene y los testículos cortados se mezclaron con la espuma del mar dando vida a la diosa Venus. En el arte, esta escena a menudo tomaba la forma de la diosa Venus emergiendo de una almeja u otro molusco.

DIOSA VENUS

Etimología de Venus

La palabra “Venus” proviene directamente del sustantivo latino clásico venus, que expresa “amor”. Este sustantivo se usaba frecuentemente para demostrar amor o deseo especialmente sexual, también estaba directamente afín con la forma verbal venerari que denota “amar o reverenciar”, también la raíz de la palabra en inglés “venerate”.

Hay investigadores que han contemplado que “Venus” estaba concernida con la palabra latina venenum, un sustantivo que denota “veneno”, “poción”, “encanto” o quizás incluso “afrodisíaco” haciendo reseña a su aparente control sobre la intoxicación amorosa.

Atributos y poder de la diosa Venus

Por ser la diosa que encarna a el amor, la pasión y el sexo, Venus tenía la capacidad de enamorar locamente a los mortales y los dioses. Así que sus principales atributos e instrumentos de poder era meramente el encanto y la atracción erótica donde muchos sucumbieron siendo víctimas de ellos, según la narración mitológica.

Era normal que la figura de la diosa Venus se encontrará en los hogares. Entre las diversas apariciones de esta diosa, su figura era acompañada de alegorías como la rosa como distintivo de la fecundidad, la pasión sexual y los genitales femeninos. También, esta solía llevar una corona de mirto (un arbusto de hojas duraderas de color verde intenso con flores blancas), esta corona se convirtió en uno de sus esenciales distintivos.

Las conchas marinas eran otro motivo común vinculado a esta diosa, ya que estas conchas sirvieron como referencia al nacimiento de Venus en el mar y como otro de los muchos emblemas eróticos de Venus. Esta diosa además, es capaz de atraer la prosperidad y buenas fortuna para quien la venere. Adicionalmente, por su relación con la tierra y los jardines ella puede hacer brotar desde el subsuelo a la superficie vida con solo su paso sobre él, haciendo que tanto plantas como flores aparezcan en su rastro.

Los amantes e hijos de Venus

La diosa Venus tenía dos amantes principales quienes también eran dioses: su esposo Vulcano y Marte (respectivamente Hefesto y Ares en la mitología griega). Existe un mito sobre la historia de amor de Venus con Marte, dónde estando en pleno acto sexual en la cama son atrapados con una red astutamente por Vulcano.

A consecuencia de la insatisfacción de Venus y sus infidelidades, ella y Vulcano no tuvieron un matrimonio lleno de amor  y por tal razón no existió descendencia alguna de ellos como pareja. Sin embargo, esta diosa no era estéril, y por sus aventuras amorosas ella logró tener muchos hijos con diferentes dioses. Con Marte por ejemplo, dio vida a:

  • Timor (Fobos) la representación del miedo que asistía junto a su padre a las contiendas, y su gemelo Metus (Deimos) la imagen del terror.
  • Concordia (Armonía) la diosa de la negociación, la compresión y la armonía.
  • Cupidos (Erotes) que eran un conjunto de deidades del amor aladas que simbolizaban las diversas apariencias del amor.

El poeta romano Ovidio cuenta que Afrodita (Venus) dio a luz a los Hermafroditos de Hermes (Mercurio), que era el epítome del afeminamiento y la androginia; y también a Fortuna (Tyche), que era la diosa de la suerte y el destino dentro de la religión romana. Venus es atribuida por Baco como la madre de la deidad menor Príapo (un dios de la fertilidad a menudo caracterizado por un falo absurdamente grande).

Según Pausanias se pensaba que las Gracias eran la descendencia de Venus y Baco, pero más comúnmente su nacimiento se atribuye a Júpiter y Eurínome. Sin embargo, las Gracias eran parte del séquito de Venus junto con Cupidos y Suadela la diosa de la persuasión en los reinos del romance, el amor y la seducción.

DIOSA VENUS

Venus también tenía diversos amantes mortales, siendo los dos más afamados Anquises y Adonis pero también era la amante del rey siciliano Butes con quien tuvo un hijo llamado Érice. También copulo con Faetón con quien engendró a Sandocus, conocido por ser el padre de a Cíniras de Chipre.

Las Metamorfosis de Ovidio (Libro X) relata cómo Venus se enamoró del mortal Adonis (ya sea por su belleza o por la flecha de Cupido), donde imploró a Proserpina (Perséfone) que lo cuidara hasta que ella viniera por él. Las dos diosas se embelesaron del mortal, por lo que lucharon hasta que Júpiter decidió que Adonis pasaría un tercio del año con cada uno de ellas y un tercio donde quisiera; al final, pasó su tiempo con Venus hasta que un jabalí lo mató.

Según el Himno homérico a Afrodita, Anquises príncipe de Dardania y aliado de Troya fue seducido por Venus. Ella se camufló aparentando ser la princesa Frigia y lo cautivó, donde nueve meses después reveló su identidad celestial presentando a Anquises su hijo Eneas. Venus advirtió a Anquises que nunca se jactara de su aventura para no ser golpeado por Júpiter; desafortunadamente, Anquises se jactó y quedó paralizado por el rayo de Júpiter.

El troyano Eneas de acuerdo a la Eneida de Virgilio, estaba destinado a crear Roma guiado por su divina progenitora la diosa Venus. El hijo de Eneas, Ascanio fue el rey de Alba Longa por lo que fue reconocido por Virgilio como el antecesor de los precursores de Roma: Rómulo y Remo junto con la Gens (familia) Julia; el Gen Julia era la familia que incluía a Julio César, Augusto (Octavio) César y sus descendientes.

Venus y la estrella vespertina

En la tradición mítica de la Eneida de Virgilio, Venus fue elegida como la amante de Anquises un miembro de la familia real de Troya. Según esta tradición, Venus se disfrazó de una hermosa virgen y sedujo a Anquises y sólo reveló su verdadera identidad después de quedar embarazada. Pronto dio a luz a Eneas, quien se convirtió en un poderoso héroe troyano. Luego tras la caída de Troya, Eneas se aventuró en el Mediterráneo para cumplir una profecía de que algún día fundaría un gran imperio italiano.

DIOSA VENUS

En la Eneida la diosa Venus sirvió como motor principal de los eventos, así como como defensora incesante de su hijo en batalla. Venus acudió en ayuda de Eneas después de descubrir que Juno había enviado una tormenta masiva para evitar que su flota llegará a Italia. Venus también apeló a Júpiter, quien intercedió para sofocar la tormenta antes de guiar a su hijo a salvo a Cartago. Disfrazada de anciana, guió a Eneas y sus seguidores hasta la encantadora reina Dido, así que durante ese interín hacia la reina Venus protegió al grupo de su hijo de las miradas hostiles:

“Los ocultó, la diosa se convirtió en un espeso manto de nubes para que nadie pudiera verlos ni tocarlos, con el propósito de que nadie supiera, ni buscará la causa de su llegada.”

Más tarde cuando Eneas zarpó de Cartago a Italia, la diosa Venus le suplicó a Neptuno que le permitiera cruzar el Mediterráneo sin peligro; Neptuno estuvo de acuerdo con el argumento de que el desafortunado capitán Palinuro, sería sacrificado.

A la llegada de Eneas a Roma, Venus le proporcionó armas y armaduras que habían sido creadas por Vulcano. Estas armas se utilizarían en la próxima guerra contra los latinos. En el escudo de Eneas, Vulcano representó los futuros triunfos de los romanos, como la victoria de Augusto sobre sus enemigos en la batalla de Actium en 31 a. C. (como contemporáneo y superviviente de la sangrienta guerra civil que terminó en Actium. Virgilio tenía todas las razones para apaciguar a Augusto y presentar su triunfo, como un momento fundamental en la historia romana).

Finalmente, en los penúltimos momentos de la Eneida, la diosa Venus intervino como madre y curó a su hijo Eneas después de haber sido alcanzado por una flecha.

Culto y templos de la diosa Venus

El primer templo conocido de Venus se dedicó a Venus Obsequens (Venus obediente) en la colina del Aventina en Roma, alrededor del 295 a. C. Sin embargo, su culto se basó en la ciudad de Lavinio, y su templo allí se convirtió en el hogar de un festival conocido como Vinalia Rustica (este templo se difundió con aspectos griegos (cultos de Afrodita) y no era una creación nueva).

En 217 a. C., los oráculos sibilinos sugirió que si Roma (en ese momento perdiendo la Segunda Guerra Púnica) podía persuadir a Venus Eyrcina (Venus de Eryx) de cambiar su lealtad de los aliados de los sillegos cartagianos a los romanos, la guerra estaría ganada. Roma asedió a Eryx (una fortaleza cartaginesa), ofreciendo a la diosa un templo magnífico y llevando la imagen de la diosa de este lugar hacia Roma.

Fue esta escultura foránea la que posteriormente se transformó en la Venus Genetrix de Roma (Venus la Madre). El culto que se estableció alrededor de Venus Genetrix en la Colina Capitolina estaba comedido para los romanos pertenecientes a las familias de poder, pero en 181 a. C. y 114 a. C. los templos y el culto de Venus Eycina y Venus Verticordia (Venus el cambiador de corazones) se establecieron para los plebeyos.

El mes de Venus era abril (el comienzo de la primavera y la fertilidad) y es en esta época cuando se festejaban la mayoría de sus festivales. Así que cada primero de abril se ejecutaba un festival en honor a Venus Verticordia denominado Veneralia, para el día 23 se celebraba Vinalia Urbana que fue una fiesta del vino perteneciente tanto a Venus (diosa del vino profano) como a Júpiter.

Mientras que Vinalia Rustica se llevó a cabo el 10 de agosto, que era el festival más antiguo de Venus y estaba asociado con su forma de Venus Obsequens. Finalmente cada 26 de septiembre era la fecha del festival de Venus Genetrix, la madre y protectora de Roma.

DIOSA VENUS

Epítetos de la diosa Venus

La diosa Venus fue distinguida por una serie de epítetos, donde cada uno revelaba una personalidad distinta de la diosa, entre ellos:

  • Venus Caelestis o “Venus de los cielos”.
  • Venus Erycina, o “Venus de Eryx”, relacionada con su representación de la ciudad de Cartago.
  • Venus Felix o la “Venus de la suerte”, por su papel en cambiar el rumbo de la batalla, como lo hizo durante la Segunda Guerra Púnica.
  • Venus Genetrix, o “Venus la creadora”, un título suscitado nada menos que por Julio César fundamentado en el papel de la diosa en la formación del estado romano.
  • Venus Murcia o “Venus de los Arrayanes”,  por ser una protectora amorosa de Roma.
  • Venus Obsequens o”Venus que adora”.
  • Venus Victrix o “Venus que trae Victoria”.

Venus en el arte y literatura

Durante el período paleolítico temprano, la gente talló pequeñas figuras femeniles a las que los arqueólogos posteriores dieron el nombre de figuras de Venus. Por lo general, son curvas y redondeadas con cierto grado de grosor en el medio y, a menudo no tienen caras, solo la representación de cuerpos femeninos voluptuosos.

Quizás la más conocida es la pequeña estatua originalmente llamada Venus de Willendorf, ahora conocida como la Mujer de Willendorf o Mujer Willendorf.  En los últimos años, los eruditos han dejado de colocarle el nombre de Venus a estas piezas, porque no guardan vinculación con la diosa Venus; de hecho, la preceden muchos miles de años.

En el arte contemporáneo, Venus casi siempre se retrata como joven y hermosa. A lo largo del período clásico, diferentes artistas produjeron una serie de estatuas de Venus, como la popular la estatua Afrodita de Milos (mejor conocida como la Venus de Milo), esta representa a la diosa como una mujer clásicamente hermosa con curvas femeninas y una sonrisa cómplice. Se cree que esta estatua fue realizada por Alexandros de Antioquía, alrededor del año 100 a.C.

Durante el período del Renacimiento europeo y más allá, se puso de moda que las damas de clase alta posaran como Venus para pinturas o esculturas. Uno de los más conocidos es el de Pauline Bonaparte Borghese la hermana menor de Napoleón, donde Antonio Canova la esculpió como Venus Victrix, reclinada en un salón, y aunque Canova quería esculpirla con una bata, Pauline aparentemente insistió en ser retratada desnuda.

En la literatura, el escritor Chaucer escribió regularmente sobre Venus además de su presencia notoria en varios de sus poemas, así como en The Knight’s Tale en el que Palamon compara a su amante Emily con la diosa. De hecho, Chaucer usa la turbulenta relación entre Marte y Venus, para representar a Palamon como el guerrero y a Emily como la hermosa doncella en el jardín de flores.

Venus y la política

Al final de la República Romana, algunos personajes célebres romanos reclamaron el favor de Venus y compitieron por ello, como por ejemplo:

  • Sulla (acogiendo el calificativo Félix en latín para la suerte y glorificando a Venus Félix a su favor divino).
  • Pompeyo (ofreció en el 55 a. C., un templo de Venus Victrix – Venus de la Victoria).
  • Julio César (demandó el favor de Venus Victrix y Venus Genetrix).
  • Adriano (en 139 EC, edificó un templo a Venus y Roma Aeterna, la Roma eterna haciendo de Venus la madre guardiana del estado romano).

Otras diosas del amor

A pesar de que Venus ya no es muy adorada, la misma persiste en la conciencia occidental como otro eslabón significativo en la cadena histórica de figuras femeninas eróticas dentro de la mitología antigua, incluidas las diosas nórdicas Frigg y Freyja, la Ishtar mesopotámica, la Astarté sirio-palestina y Afrodita la contraparte griega de Venus.

Como representación de la belleza, Venus ha inspirado una serie de imágenes famosas a lo largo de la historia, así como un exceso de imágenes contemporáneas, y como tal se ha convertido en una de las imágenes más identificables de la diosa en el mundo occidental.

Venus en la cultura actual

Venus se ha mantenido relevante en la cultura pop moderna, por ser símbolo del amor y el erotismo. Gracias a sus asociaciones con la belleza y la sexualidad, varias marcas de cosméticos notables se han apropiado de Venus, como es el caso de las empresas:

  • Gillette, creó una línea de productos de afeitado para mujeres con el nombre de la diosa.
  • Venus Skin Care, que también utilizó el nombre de la diosa como táctica de marketing.

El nombre de Venus también se ha utilizado en varios títulos de películas, como es el caso de las producciones cinematográficas que a continuación se mencionan:

  • Venus (1984), una película francesa que se centró en las aventuras de dos empresarios estadounidenses mientras viajaban en busca de un modelo para su línea de cosméticos (llamada por supuesto “Venus”).
  • Otras tres películas han utilizado el título Venus, una de estas películas más recientes se centró en la vida de una mujer transgénero que se sincera sobre su identidad sexual.

Venus también ha aparecido en múltiples producciones musicales canciones, entre las que se destacan los siguientes lanzamientos:

  • “Venus de Milo” de Miles Davis en 1957.
  • “Venus” de Shocking Blue en 1969 que fue un éxito.
  • “Venus” de Lady Gaga en 2013 cuya letra invoca directamente a la diosa y su capacidad para inspirar una sexualidad incontenible: “No puedo evitar lo que siento / Diosa del amor, por favor llévame con tu líder / No puedo evitarlo. ¡Sigue bailando / Diosa del amor! Diosa del amor.”

Finalmente, Venus también prestó su nombre al segundo planeta del sol; así como corresponde a su homónimo, Venus es el planeta más brillante del sistema solar.

Si te pareció interesante este artículo sobre la Diosa Venus de la mitología romana, te invitamos a disfrutar de estos otros:

(Visited 9.773 times, 9 visits today)

Deja un comentario