Conoce todo sobre la Pintura Barroca Española

Mediante este post te traemos a través de este excelente artículo la pintura barroca española, características, géneros y mucho más sobre este tipo de arte que se realizó durante el siglo XVII y primera mitad del siglo XVIII considerándola como el siglo de oro de la pintura española. ¡No dejes de leerlo!

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

¿Qué es la Pintura Barroca Española?

La pintura barroca española resalta debido al exceso de belleza idealizada e integrada con las deformaciones manieristas permitiendo el hecho narrativo sin la pérdida de la ornamentación de acuerdo a las exigencias de la iglesia contrarreformista.

Toma para el año 1610 los modelos naturales propios del artista Caravaggio de origen italiano aunado a la iluminación tenebrista determinando el estilo dominante de la pintura barroca española de la primera parte del siglo XVII luego la llegada de Rubens es primordial entre los años 1603 y 1628.

Donde demuestra la oleada masiva de la transmisión de sus obras aunada a la de sus discípulos esta influencia es matizada gracias a los matices de Tiziano con su técnica de pincelada suelta que es propia de uno de los principales representantes de la pintura barroca española como es Velázquez.

Se conjuga en la pintura barroca española las influencias de orden flamenco gracias a las nuevas corrientes que provienen de la nación italiana  respecto a los artistas expertos en el arte del fresco como son Colonna y Mitelli en el año 1658 y luego Luca Giordano en el año 1692.

Aunque en este período se desató una crisis general que afectó a la nación española debido a la migración de una gran cantidad de habitantes al nuevo continente aunado a las bajas ocasionadas por las múltiples guerras y la expulsión de los moriscos de la nación española.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

Además de la diversidad de pestes y epidemias que afectaron a la población de España a pesar de todas esas vicisitudes es el Siglo de Oro en la pintura barroca española debido a las múltiples obras de gran calidad y original de las imágenes de primera fila que realizaron.

Principales características de la pintura barroca española

Con la intención que puedas ubicar de forma práctica las características más representativas de la pintura barroca española te explicaremos en esta sección de forma detallada todo lo concerniente a este interesante tema.

En relación a los Clientes y Mecenas

La principal clientela era la iglesia que solicitaba gran cantidad de obras artísticas para ornamentar los múltiples templos religiosos y exigían gran cantidad de obras a los artistas.

Demostrando la importancia de la pintura barroca española en la contra reforma de la iglesia utilizando el arte como un arma a favor de la iglesia católica.

Gracias a ellos los pintores que trabajaban para este dogma se vieron imposibilitados de expresar el arte como tal ya que debían cumplir las exigencias religiosas específicamente en la elección de los temas a pintar.

Además exigía la iglesia los modelos a realizar e ir supervisando si la obra artística de la pintura barroca española estaba de acuerdo con los intereses que ellos esperaban.

Aunque los pintores que trabajaban para la Iglesia Católica disfrutaba de excelentes ingresos económicos además de una excelente reputación y renombre al hacer pública la exposición de sus obras.

Otro de los clientes eran las Cortes específicamente el reinado de Felipe IV donde es propiamente un mecenas un ejemplo de ello es el extracto del escrito de Rubens a un amigo donde expresa lo siguiente:

“… Aquí me dedico a pintar, como hago en todas partes… he hecho un retrato ecuestre de Su Majestad que le ha complacido mucho. Es verdad que la pintura le deleita…”

“… en mi opinión este príncipe está dotado de excelentes cualidades, tengo trato personal con él… como me alojo en el palacio viene a verme casi todos los días…”

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

Uno de los ejemplos de la pintura barroca española es la decoración del nuevo Palacio del Buen Retiro el cual permitió el incremento de significativos trabajos artísticos para el ornamento del Salón de los Reinos donde se observan excelentes retratos.

Figuran los retratos ecuestres realizados por Velázquez al igual que una diversidad de cuadros artísticos de las batallas ganadas por los ejércitos de Felipe IV además del ciclo referente a Los Trabajos de Hércules realizado por Zurbarán.

En la ciudad de Roma se solicitaba a varios artistas entre los que resalta Claudio de Lorena y Nicolas Poussin en lo que respecta a series de paisajes donde se observan figuras para la Galería de los Paisajes.

Igualmente se encomendó realizar en la ciudad de Nápoles a los artistas Giovanni Lanfranco, Domenichino y otros artistas se encargaron de realizar más de treinta y cuatro cuadros con respecto a la historia de Roma entre los que resalta El Combate de Mujeres realizado por José de Ribera.

Se realizó la prohibición de trasladar obras artísticas a otros palacios reales y debido a la premura de Olivares por completar la decoración se tuvo que adquirir obras de coleccionistas para llegar a la suma de 800 obras que debían colgar en las paredes de esta infraestructura.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

Entre los vendedores de estas obras artistas se encontraba el artista Velázquez quien en el año 1634 vendió al rey la obra artística La Túnica de José y La Fragua de Vulcano que pintó en la nación italiana que es una obra que representa a la pintura barroca española.

Además vendió otras obras entre ellas ajenas como es una copia de la Dánae elaborado por Tiziano además de cuatro paisajes, dios obras alegóricas a bodegones y otras dos obras pictóricas relacionadas con flores.

Luego de ello se requirió ornamentar la Torre de la Parada donde se colocaron gran cantidad de obras representativas de la pintura barroca española siendo la cantidad de sesenta y tres pinturas con motivos mitológicos las cuales fueron encargadas en el año 1636 al artista Rubens.

Este pintor se encargó de dar los diseños y se acaparó la ejecución de catorce obras pictóricas en relación a los paisajes además de vistas referente a sitios reales fueron realizadas por artistas de origen español como es el caso de Félix Castelo, José Leonardo.

Además de Velásquez que contribuyó con obras relacionadas con Esopo y Menipo además del retrato de Marte siendo uno grandes ejemplos de la pintura barroca española.

También el Alcázar recibió gran cantidad de nuevas obras referentes a la pintura barroca española demostrando admiración por sus temas e incluso se formalizaron algunas protestas como fue el caso en el año 1638.

Desde la ciudad de Roma se trasladaron las obras pictóricas La Bacanal de los Andrios y La Ofrenda de Venus siendo dos obras de gran admiración del artista Tiziano. Se forjaron una gran cantidad de protestas entre los artistas de la ciudad.

Además se requirió una reordenación de los fondos entre los artistas que participaron se encuentra Velázquez gran representante de la pintura barroca española por lo que se hizo una prioridad referente a los criterios de la estética.

Por lo que la planta baja del palacio se encuentran las llamadas Bóvedas de Tiziano donde se integraron treinta y ocho obras pictóricas.

Además de las poesías que solicitó Felipe II al propio Tiziano en conjunto con El Bacanal y otras obras de arte de origen veneciano como son Las Tres Gracias de Rubens, Eva del artista Durero.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

Otras obras pertenecientes a Ribera como es el famoso Jordaens además de Tintoretto donde resaltan las figuras femeninas principalmente referidas al desnudo y con la intención de poder completar esta serie de cuadros necesitó Velázquez trasladarse hacía la nación italiana en el año 1648.

Con la orden de compra esculturas y contratar a un profesional dedicado en la pintura al fresco siendo destacado para ello Angelo Michele Colonna y Agostino Mitelli.

Se continuaron las obras en el Alcázar y en el año 1649 a Francisco Camilo se le encargó una serie de escenas conocidas como la Metamorfosis de Ovidio las cuales no fueron del agrado del rey.

También destaca en la pintura barroca española los ornamentos escenográficos referente a las representaciones del ámbito teatral como se pueden apreciar en el Buen Retiro y en ellos estuvo la mano de obra de los ingenieros de origen italiano Baccio del Bianco y Come Lotti.

Quienes se encargaron de introducir las tramoyas además de los juegos de alteraciones toscanas siendo el director de los teatros reales Francisco Rizi hoy en día se conservan dibujos relacionados a los telones.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

También participaron otros artistas como es el caso del granadino José de Cieza quien era pintor de perspectivas y gracias a ello obtuvo el ambicionado título del Pintor del Rey.

Resalta en la pintura barroca española las decoraciones efímeras relacionadas con arcos triunfales  y las fachadas con intenciones festivas las cuales eran patrocinadas por el Ayuntamiento o por gremios de intelectuales fue otra fuente de ingresos para los artistas.

Pero en este tipo de obras se observó que eran de orden profano pero no por ello dejaron de representar a la pintura barroca española entre ellas resaltan Las entradas en Madrid de Mariana de Austria era la segunda esposa de Felipe IV.

Además de las dos esposas de Carlos II siendo María Luisa de Orleans y María de Neoburgo donde participaron artistas especializados en el relieve como es el caso de Claudio Coello.

Con respecto a la clientela en el ámbito privado en lo que respecta a la pintura barroca española es poco lo que se puede expresar debido a los pocos datos disponibles se puede hablar específicamente de la nobleza que se interesó en ornamentar sus capillas privadas.

Aunque algunos miembros de la alta nobleza que era cercanos al rey que se encargaron de realizar funciones en regiones de Italia al igual que en Flandes tuvieron la posibilidad de hacerse acreedores de grandes colecciones de obras artísticas.

Un ejemplo de ello se puede apreciar con los virreyes de Nápoles que adquirieron obras de la pintura barroca española realizadas por Ribera, después se encuentra Alonso Cano que se hizo acreedor de obras de Olivares siendo unos originales mecenas en lo que respecta a la colección de obras en Europa.

Uno de los investigadores de la pintura barroca española de nombre Carducho comenta que existían para ese momento alrededor de veinte coleccionistas de gran importancia en España como es el caso del marqués de Leganés quien sentía una fuerte atracción por la pintura flamenca.

También se puede mencionar a Juan Alfonso Enríquez de Cabrera quien era Almirante de Castilla recibió de su señora madre Vittoria Colonna una gran cantidad de obras religiosas donde se evidenciaban obras originales y algunas copias de Rubens, Correggio, Tintoretto y Tiziano.

Muchos de la alta alcurnia preferían obras de artistas foráneos por lo que hacía que se redujeron los trabajos realizados por los artistas criollos de España.

PINTURA-BARROCA-ESPAÑOLA

Aunque hay que destacar que muchas obras estaban sin la firma de su autor y cuando las llevaban no siempre eran propias del artista sino una burda copia tal es el caso del marqués del Carpio su colección oscilaba alrededor de las dos mil piezas.

Entre estas obras resaltaba la Venus del Espejo realizada por Velázquez gran artista de la pintura barroca española además existían obras realizadas por otros artistas como son Angelo Nardi y Juan van del Hamen.

Además en su inventario también existían obras de segundo rango como es el caso de Gabriel Terrazas, Juan de Toledo e incluso copias de grandes artistas como es el caso de Rubens, Velázquez, Tiziano que fueron realizadas con gran maestría por parte de Juan Bautista Martínez del Mazo.

Con respecto a la colección que habían adquirido los duques de Benavente se observaban obras referentes a la pintura flamenca e italiana aunque el grosso de la colección lo conformaban obras de la pintura barroca española realizadas por Murillo alrededor de cuarenta obras pictóricas.

Otra colección de gran excepcional belleza era la del Almirante Juan Gaspar Enríquez de Cabrera quien era el protector de Juan Alfaro por ordenanza de sus fondos para realizar un museo.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

Estos cuadros se distribuían en diversas salas tópicas referente a las naciones, al igual bodegones y marinas. Igual se evidencian grandes obras de maestros influyentes tal es el caso de Rafael, Rubens, Ribera, Pedro de Orrente y   Bassano.

Cada artista con su propia pieza elaborada además destaca en la pintura barroca española el Sueño del caballero de Pereda al igual que obras de otros artistas como es el caso de Carreño y Antolinez.

Poco se sabe si en las otras clases sociales se podía saber si ellos disfrutaban de coleccionar obras referentes a la pintura barroca española aunque era habitual la posesión de obras pictóricas como parte del ajuar de la vivienda.

De acuerdo al registro toledano de los inventarios de la segunda mitad del Siglo XVIII conservados actualmente se puede hablar de un género de pinturas que se conservaban en los hogares de las demás clases sociales donde la mayoría pertenecen a tópicos de índole religioso.

Los Artistas y su consideración en la sociedad

Es importante resaltar la poca consideración social otorgada a los artistas ya que consideraban este oficio algo mecánico y solo hasta el siglo XVIII fueron reconocidos.

Pues en el anterior siglo fueron menospreciados tal es el caso del arduo esfuerzo por parte de Velázquez por ser admitido en la Orden de Santiago en aras de buscar el reconocimiento social.

Es importante destacar que la costumbre de iniciar a la profesión en edades tempranas no favorecía la formación intelectual siendo pocos los artistas que se preocupan por adquirir una formación cultural.

Entre las excepciones a esta regla resaltan en la pintura barroca española Francisco Pacheco quien fuese maestro de Velázquez quien se afanó en rodearse de intelectuales con los que mantenía comunicación mediante las cartas.

Otro fue Diego Valentín Díaz en la ciudad de Valladolid donde tenía una biblioteca que constaba con quinientos setenta y seis (576) volúmenes.

Existieron artistas que eran totalmente analfabetos tal es el caso de Antonio de Pereda que de acuerdo a Palomino no sabía leer  ni escribir pero le gustaba que le leyesen libros referentes a la cultura general.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

De acuerdo al Concilio de Trento la iglesia se encargó de establecer nuevas reglas referentes a la moralidad las cuales eran mucho más exigentes.

Entre ellas estaban prohibido los desnudos por lo que se editaron varios tratados referentes a la castidad reprobando el acto de pintar desnudos.

Se observa que en ese momento histórico de la pintura barroca española algunos desnudos eran utilizados para representar a Eva y Adán al igual que otros santos mártires al igual que en las iglesias en las cortes se observaba gran cantidad de desnudos en las obras artísticas.

Por lo cual fray Juan De Rojas y Auxa propuso cubrir con velos estas obras artísticas cuando las damas estuviesen en presencia de estos cuadros.

Por lo que este tabú en relación al desnudo fue incidiendo en las obras de algunos artistas como es el caso de Francisco Pacheco quien aconsejaba a los artistas a solo imitar cabezas y manos de los modelos y lo demás realizarlo frente a estampas o estatuas.

PINTURA-BARROCA-ESPAÑOLA

Aunque a mediados del siglo XVII la mayoría de las academias de arte fomentaban el estudio artístico a través de un modelo vivo en la mayoría de los casos masculinos.

Un ejemplo de ello se puede evidenciar en los Principios Para Estudiar El Nobilísimo Arte de la Pintura en el año 1693 creado por José García Hidalgo.

Diversos Géneros en la Pintura Barroca Española

Se observaron en el arte una gran diversidad de géneros representativos de la pintura barroca española y en este interesante artículo te explicaremos cada uno de ellos siendo los siguientes:

Pintura Religiosa

De acuerdo a las palabras de Francisco Pacheco en lo que respecta a la pintura religiosa es un género representativo de la pintura barroca española y expresa lo siguiente:

“…el fin principal de la pintura era persuadir a los hombres a la piedad y llevarlos a Dios…”

Por lo que puedes evidenciar el aspecto realista de la pintura barroca española en lo que respecta al ámbito religioso en la primera mitad del siglo XVII.

Se aceptaron de forma pronta las corrientes naturalistas por lo que el artista se siente fiel a la religión cuando forma parte del hecho que plasma en las obras artísticas.

El espacio de mayor honor para la pintura barroca española era el retablo mayor de los santuarios religiosos aunque en los retablo menores también se colocaban obras en las capillas y naves laterales.

Un ejemplo de ello es el retablo de El Escorial que se encuentra divididos en calles y en cuerpos de forma mixta donde se observa pintura barroca española y esculturas.

Luego en la segunda mitad del siglo XVII se observa la imposición de enormes retablos eliminando las escenas variadas para enfocarse en una escena central siendo el momento histórico de la pintura religiosa y al final del siglo solo queda relegada al ático.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

El cuerpo principal del retablo está conformado por madera tallada siendo una gran etapa de la pintura barroca española y gracias a la influencia del italiano Luca Giordano que se encontraba en la nación española se inicia la pintura de frescos en las bóvedas de los templos religiosos.

Por lo que la pintura barroca española realiza representaciones de escenas triunfales como es el caso de la Apoteosis de San Hermenegildo realizada por Francisco de Herrera mejor conocido como el Mozo.

Otro de los ejemplos de la pintura barroca española en el ámbito religioso como es San Agustín elaborado por Claudio Coello estas obras se encuentran hoy en día en el Museo del Prado se observa en estas obras composiciones donde dominan las líneas en forma diagonal y llenas de gran fortaleza.

Se observan en la pintura barroca española imágenes de santos específicamente los de mayor devoción en la iglesia católica de diversos tamaños y las repeticiones eran frecuentes en el mismo taller entre los santos preferidos se encuentran los siguientes:

  • Santa Teresa de Jesús
  • San Ignacio de Loyola
  • La Penitencia
  • San Pedro
  • La Magdalena
  • San Jerónimo
  • La Caridad
  • La Limosna
  • San Juan de Dios
  • Santa Isabel de Hungría
  • Mártires (testigos de la fe católica)

Con respecto al culto de la Virgen como el culto a San José los cuales fueron fomentados gracias a las palabras de Santa Teresa de Jesús aumentando el culto a medida que la iglesia protestante combatía con la fe católica.

Siendo imágenes representativas de la pintura barroca española entre las que destaca La Inmaculada en la región española siendo los principales en adquirir estas obras los monarcas disputados en defender el dogma que aún no había sido conceptualizado por el Papa.

Debido a ello se realizaron en la pintura barroca española cuadros artísticos referentes a la Eucaristía como se observa gracias al artista Claudio Coello en su obra artística Adoración de la Sagrada Forma que se encuentra en El Escorial.

Por lo que se observa que la pintura barroca española se utilizó para enfrentar las ideas de la religión protestante un ejemplo de ello es la Última Cena donde se fomenta la consagración de la eucaristía.

Igualmente los milagros de Cristo reflejaban las diversas obras de la misericordia como se puede apreciar en las series de pinturas que realizó el artista Murillo para el Hospital de la Caridad de Sevilla demostrando gran importancia en la pintura barroca española.

Es importante resaltar que se observan escasas imágenes alegóricas del Antiguo Testamento pues existían reservas de esta lectura a los fieles de la fe católica y los tópicos que se tomas en primera instancia se refieren a la venida de Cristo o alegóricas a ellas.

Como es el caso del Sacrificio de Isaac donde se manifiesta un significado analógicamente de la pasión de Cristo y se representa gracias a la pintura barroca española.

El Género Profano

Debes estar al tanto que en la pintura barroca española se dieron otros géneros aunque el que mayormente se conoce corresponde a los temas religiosos.

Ya que la iglesia era su principal cliente y el dinero pagado por ello era muy gratificante para los artistas de este movimiento artístico.

Por lo que podemos hablar de otros géneros en la pintura barroca española como son el retrato y los bodegones. Aunque desde el año 1599 se encuentra en documentos la expresión referente a pintura de bodegón.

Una de las cualidades del austero bodegón español es opuesta a las ostentosas mesas de cocina de origen flamenco y es gracias al artista Sánchez Cotán se define como un género conformado por composiciones sencillas donde se utilizan figuras geométricas, líneas duras y una iluminación tenebrista.

PINTURA-BARROCA-ESPAÑOLA

Fue tal el éxito de este género artístico de la pintura barroca española que otros artistas le secundaron en esta forma de pintura que llegó a formar parte de las cortes reales siendo los siguientes artistas de gran renombre:

  • Felipe Ramírez
  • Alejandro de Loarte
  • Francisco Burgos Mantilla
  • Juan van der Hamen y León
  • Francisco Barrera
  • Juan Fernández mejor conocido como el Labrador
  • Antonio Ponce
  • Juan de Espinosa
  • Francisco Palacios

La escuela sevillana también ayudó a conformar las cualidades del género de los bodegones siendo los principales representantes Velázquez y Zurbarán de la pintura barroca española es primordial resaltar que estos bodegones no se encontraban libres de la influencia de la región italiana al igual que flamenca.

El género del bodegón español obtuvo una transformación en la mitad del siglo XVII cuando gracias a la influencia flamenca las imágenes representadas fueron más ostentosas y complejas a las iniciales se observa un desarrollo en la composición a modo teatral con contenido alegórico.

Ejemplo de esta forma de pintura barroca española se puede evidenciar en los cuadros de flores realizados por Juan de Arellano e incluso en la obra artística de nombre Vanitas del artista Antonio de Pereda y otro gran artista Valdés Leal.

Se observa la influencia extranjera pues este género del bodegón español está enmarcado en la austeridad y sobriedad de sus formas que cambia con la influencia flamenca e italiana.

Aunque Velázquez dedicó tiempo y atención al género del bodegón español el mismo obtuvo pocos cultivadores fue descalificada por Carducho se pueden mencionar algunas obras realizadas por Loarte y otros cuadros artísticos que se atribuyen a Puga.

Ha mediados del siglo XVII Murillo realiza la representación de niños mendigos demostrando el vivir callejero en una escena de la pintura barroca española dando inicio al género del retrato de una manera propia muy alejada de la nobleza elitista de Europa.

En esta forma de pintura barroca española se fusiona la influencia griega por lo que este género mezcla sus raíces con la escuela italiana de Tiziano además de la pintura hispano  flamenca representada por el artista Antonio Moro y Sánchez Coello.

Demuestra una composición sencilla con poca ornamentación pero que permite percibir las vivencias humanas de sus protagonistas dando una dignidad al retrato a oposición de la contrarreforma no necesariamente deben plasmarse en imágenes a figuras de gran renombre.

Pues se puede retratar a un niño de la calle como al monarca de una nación en lo que respecta al género del retrato de la pintura barroca española un digno ejemplo de esta obra artística es El pie varo también conocido como patizambo realizado por José de Ribera en el año 1642.

Una de las cualidades que mayormente destaca de la pintura barroca española con respecto al género del retrato es la austeridad con respecto a otras escuelas pues representa el alma de las figuras humanas que plasman en el lienzo.

Se observa un cierto punto de desconfianza y melancolía ante lo que depara la vida desde un estilo natural al momento de plasmar los rasgos del modelo muy alejado del clasicismo que defendían la mayoría de los teóricos del momento.

Una de las cualidades de la contrarreforma es la predominancia de lo real frente a lo que sería lo ideal y es el género del retrato de la pintura barroca española.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

Consolidándose en el siglo XVII con las obras artísticas de Velázquez  al igual que las obras referente a retratos de Ribera, Zurbarán, Juan Ribalta esta cualidad se mantuvo en las obras artísticas de Goya.

Con respecto al género de retrato en la pintura barroca española se hallan pocas obras relacionadas con el ámbito mitológico o histórico y estos ejemplos han sido partícipes del coleccionismo.

En relación al siglo XVI se destaca en el siglo XVII el ascenso de obras relacionadas al ámbito mitológico que no solo eran expuestas en las paredes de los palacios estando al alcance de toda la sociedad permitiendo una gran gama de iconos.

Con respecto a las pinturas relacionadas con el paisaje las cuales se denominaban en la pintura barroca española como países fue tratada con menor impulso pues la figura humana se encontraba en la cúspide del arte.

De acuerdo a las críticas de Carducho los paisajes estaban adecuados para residencias que se encontraran en el campo o lugares de retiro y serían mayormente enriquecidos con alguna imagen sacramental o profana lo cual expuso en su tratado denominado Diálogos de la Pintura.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

Este punto de vista coincide con las palabras expuestas por Pacheco en lo que respecta a su investigación llamada Arte de la Pintura donde comenta que los paisajes que realizaban artistas foráneos.

Entre ellos resaltan Cesare Arbasia, Muziano y Brill quienes aprendieron esta técnica del ilustre artista español Antonio Mohedano expresando lo siguiente:

“… es parte en la pintura que no se debe despreciar… pero son asuntos de poca gloria y estimación entre los antiguos…”

De acuerdo a las investigaciones que se han realizado demuestran que este género fue muy importante para los coleccionistas y a diferencia con Holanda en la nación española no se observan representantes auténticos aunque se pueden mencionar los siguientes:

Ignacio de Iriarte quien era activo en Sevilla al igual que Francisco Collantes y Benito Manuel Agüero en la ciudad de Madrid son destacados por las pinturas de paisajes con o sin figuras además del cordobés Antonio del Castillo.

Escuelas de la pintura barroca española

En la primera mitad del siglo XVII se observan grandes centros de producción en lo que respecta al movimiento de la pintura barroca española siendo los principales los ubicados en la ciudad de Toledo, Sevilla, Valencia y Madrid.

Es importante destacar que en la segunda mitad del siglo XVII decae en jerarquía la escuela de Toledo y la de Valencia aumentando el valor de las obras de la pintura barroca española en la ciudad de Madrid y en Sevilla pero siempre existían artistas de cierta importancia en las diversas regiones de la nación española.

La escuela en la ciudad de Madrid

A inicios del siglo XVII tanto en la ciudad de Madrid y en Toledo una gama de artistas con influencia de artistas foráneos de la nación italiana que llegaron a la nación española a laborar en el gran Monasterio de El Escorial entre ellos resalta Eugenio Cajes entre los años 1575 y 1634.

Además del artista Vicente Carducho entre los años 1576 y 1638 además debido a la construcción de este insigne templo religioso se formaron grandes artistas de la pintura barroca española.

Como es el caso de Sánchez Cotán además de Francisco Ribalta quienes se encontraban absortos con la obra artística de Orazio Borgianni.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

Además de las obras pictóricas de Carlo Saraceni las cuales fueron ganadas para la Catedral de Toledo gracias al Cardenal Bernardo de Sandoval y Rojas quien era un coleccionista y muy atento de todas las tendencias artísticas provenientes de la nación italiana.

Referente a tópicos religiosos con gran realismo en la pintura barroca española sin eliminar el ornamento que en la ciudad de Romas muchos reprochaban al gran artista Caravaggio.

Entre los que resaltan Juan van der Hamen entre los años 1596 y 1631 que se encargó de plasmar bodegones al igual que lienzos religiosos.

Además de retratos propios de la pintura barroca española le sigue el gran artista de nombre Pedro Núñez del Valle el cual se hacía llamar el Académico Romano.

Quien se encontraba influenciado por el clasicismo del artista boloñés Guido Reni quien se encontraba inspirado por el caravaggismo y se encargó de plasmar paisajes y tópicos del ámbito religioso.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

También podemos nombrar a Juan Bautista Maino entre los años 1578 y 1649 quien al viajar a Italia se impresionó con las obras artísticas de Caravaggio  y del artista Annibale Carracci quien se caracterizó por utilizar colores claros y figuras escultóricas.

La Escuela de la Ciudad de Toledo

Debes saber que en la ciudad de Toledo se inició una escuela artística de la pintura barroca española donde resaltan Juan Sánchez Cotán (1560-1627) quien fue un artista ecléctico además de diverso de quien resalta sus bodegones donde se evidencian las frutas y hortalizas.

No conoció la obra de Caravaggio al igual que Juan van der Hamen quienes se caracterizaron por un género similar al de los pintores holandeses como es el caso de Clara Peeters y Osias Beert.

Al igual que artistas de origen italianos como es el caso de Fede Galizia quienes eran contemporáneos y su interés estaba en la iluminación tenebrista.

No les interesaban las complejas ilustraciones de la naturaleza muerta de otros artistas de origen holandés o flamenco. Por lo que las composiciones de Sánchez Cotán en relación a los bodegones son sencillas algunas piezas ubicadas de forma geométrica en el espacio del lienzo.

Se comenta que Sánchez Cotán ordena sus elementos de acuerdo a la proporción y armonía de acuerdo al neoplatonismo aunque no se han encontrado escritos referentes a ello.

Solo se utiliza el naturalismo a plasmar como se evidencia en la obra Naturaleza Muerta con Frutos donde plasma un bodegón que contiene membrillo, melón, pepino y repollo esta obra pertenece a la Fine Arts Gallery en San Diego.

En esta obra se observa la sencillez de cuatro frutos sobre un marco de forma geométrica en la parte inferior del lado izquierdo resaltando el color negro en el centro del lienzo al igual que en la mitad derecha resaltando los detalles.

Es una obra de la pintura barroca española que llama la atención de los espectadores gracias al marco arquitectónico donde encaja los frutos.

Al igual que las piezas referente a la caza haciendo alusión a las alacenas propias de la región española de ese momento histórico además resalta por la perspectiva ilusionista que otorga a la obra.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

Otro de los artistas de la pintura barroca española son Pedro Orrente y Luis Tristán quien fue discípulo del artista Greco cuando se trasladó a la nación italiana entre los años 1606 y 1611.

Se caracteriza por una formación en el estilo tenebrista de corte personal además de ecléctico  resaltando entre sus obras el retablo mayor de la iglesia de Yepes en el año 1616.

Con respecto al artista Orrente también residió en la nación italiana entre los años 1604 y 1612 allí se encargó de trabajar en el taller de los Bassano en la ciudad de Venecia.

Su obra realizada en las ciudades de Murcia, Valencia y Toledo destacó en los temas religiosos resaltando el realismo de las figuras, objetos y animales.

Como es el caso de San Sebastián en la Catedral de Valencia en el año 1616 además de la Aparición de Santa Leocadia en la Catedral de Toledo en el año 1617.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

La escuela de la pintura barroca española en Valencia

Resaltan en esta escuela los artistas del estilo tenebrista Francisco Ribalta (1565-1628) y José de Ribera (1591-1652) son clasificados en esta escuela valenciana iniciando el siglo XVII.

El artista Ribalta se encontraba residenciado en la ciudad de Valencia desde el año 1599 y en esta localidad la pintura tenía las características del artista Juan de Juanes.

El estilo de Ribalta era propicio para la contra reforma ya que en sus obras se observaba una composición sencilla centrada en los personajes que demostraban emoción implícita propio de la pintura barroca española.

Entre sus obras pictóricas resaltan El Crucificado Abrazando a San Bernardo al igual que San Francisco Confortado por un Ángel las cuales se hallan en el Museo del Prado.

Otra de sus obras es La Santa Cena del retablo del Colegio del Patriarca al igual que el retablo de Portacoeli la cual se encuentra en el Museo de Valencia donde destaca San Bruno.

Entre sus grandes estudiantes destaca su propio hijo Juan Ribalta quien murió muy joven también se encuentra Jerónimo Jacinto Espinosa.

Resaltan sus obras como son El Milagro de Cristo del Rescate del año 1623 al igual que la Muerte de San Luis Beltrán en el año 1653 la Aparición de Cristo a San Ignacio del año 1658.

Es importante destacar que José de Ribera aunque se incluye en la escuela valenciana su trabajó siempre en la nación italiana desde el año 1611 no estuvo en Valencia y estando en Roma tuvo contacto con la influencia del artista Caravaggio tomando el naturalismo tenebrista.

Sus obras pictóricas resalta la sencillez de apóstoles y filósofos donde emulaba las expresiones incluso las arrugas se estableció en la ciudad de Nápoles y tuvo contacto con Velázquez con respecto al claroscuro se fue atenuando por la influencia del clasicismo veneciano.

Entre las obras que resaltan de este gran artista de la pintura barroca española se halla La Magdalena Penitente la cual está resguarda en el Museo del Prado.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

Al igual que el Martirio de San Felipe, El Sueño de Jacob, Santísima Trinidad, San Andrés e Inmaculada Concepción estas obras pertenecen a las Agustinas de Monterrey en la ciudad de Salamanca.

Otra de las obras representativas de la pintura barroca española se encuentra La Cartuja de San Martino en la ciudad de Nápoles, la Comunión de los Apóstoles igual plasmó unos lienzos referentes as paisajes que pertenecen a la colección de los duques de Alba en el Palacio de Monterrey.

También se encargó de plasmar tópicos religiosos encargados por los virreyes españoles en la ciudad de Nápoles al igual que temas mitológicos como es el caso de Venus y Adonis, Apolo y Marsias, La Visita de los Dioses a los Hombres, Sileno Borracho sin olvidar una serie de retratos.

Como es el caso del ecuestre de don Juan José de Austria y el muy conocido retrato El pie varo que responde específicamente al gusto del momento de la pintura barroca española al igual que La Mujer Barbuda para el III duque de Alcalá.

Con respecto a la Escuela Andaluza

A principios del siglo XVII en la ciudad de Sevilla se encontraba en boga una pintura de corte tradicional con influencia holandesa siendo su mejor representante el artista manierista Francisco Pacheco quien era el suegro y maestro del grandioso Velázquez (1564-1654).

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

Fue un erudito pintor se encargó de realizar un tratado bajo el título El Arte de la Pintura que se publicó luego de su ausencia física es primordial que sepas que un clérigo de nombre Juan de Roelas (1570-1625) fue el artista que incluyó el colorismo a la usanza artística veneciana en la ciudad de Sevilla.

Debido a este dato se le considera el padre de la pintura barroca española en la Baja Andalucía sus obras resaltan por el estilo barroco luminoso y colorista que tiene su antecedente en la pintura del estilo manierista.

Entre las obras que resaltan de este representante de la pintura barroca española resaltan El Martirio de San Andrés que se encuentra en el Museo de Sevilla.

Debes saber que esta primera generación de artistas que representan la pintura barroca española finaliza con Francisco Herrera mejor conocido como El Viejo (1590-1656) siendo maestro de arte de su propio hijo Herrera El Mozo.

De acuerdo a las investigaciones efectuadas este artista de apellido Herrera sería parte de la transición del manierismo hasta el movimiento del Barroco.

Del cual fue promotor gracias a sus cualidades artísticas como es la pincelada vertiginosa y el realismo propio de la pintura barroca española.

Es primordial que comprendas que la ciudad de Sevilla se encontraba en pleno auge económico gracias al comercio con América donde se formaron grandes artistas de la pintura barroca española como es el caso de Zurbarán, Velázquez y Alonso Cano.

Con respecto a Francisco de Zurbarán (1598-1664) es el máximo representante de la pintura barroca española en el ámbito religioso por lo cual era conocido en su época como el pintor de los frailes.

Destacan también sus bodegones aunque se dedicó a ellos de modo eventual. Una de sus cualidades es el estilo tenebrista donde incluye una composición simple y realista de los objetos y personas que plasmaba en sus lienzos.

Resaltan grandes series de obras artísticas referida a distintas órdenes religiosas del dogma católico entre los que destaca los  cartujos de la ciudad de Sevilla al igual que los jerónimos de la Sacristía del Monasterio de Guadalupe. Entre sus obras destaca:

  • Fray Gonzalo de Illescas
  • Inmaculada
  • Fray Pedro Machado
  • La Misa del Padre Cabañuelas
  • San Hugo en el Refectorio de los Cartujos
  • La Visión del Padre Salmerón
  • Tentación de San Jerónimo
  • Santa Catalina

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

Con respecto a otro gran representante de la pintura barroca española como es Alonso Cano (1601-1667) se le considera el fundador de la escuela barroca granadina en primera instancia fue tenebrista luego cambió este estilo.

Pues conoció la pintura veneciana en las colecciones reales al ser nombrado pintor de cámara gracias al Conde-duque de Olivares. Es primordial que sepas que Alonso Cano y Velázquez fueron amigos y compañeros de clases.

En el taller del maestro Francisco Pacheco donde acogió formas idealizadas al igual que las clásicas no le gustaba el realismo de sus coetáneos.

Entre las obras más representativas de este artista de la pintura barroca española se encuentran los lienzos referentes a la Vida de la Virgen que actualmente se encuentran en la Catedral de Granada.

Velázquez y su influencia en la pintura barroca española

En este siglo se encuentra la máxima figura de Diego Velázquez siendo uno de los grandes genios creativos de la pintora barroca española. Este gran artista nació en la ciudad de Sevilla en el año 1599 y fallece en la ciudad de Madrid en el año 1660.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

Demostró un gran dominio de la luz y la oscuridad fue un gran retratista de la pintura barroca española con respecto a sus retratos no solo plasmó en lienzos a los reyes y sus familias sino también a otras figuras como es el caso de los bufones de la corte.

Con respecto a estos personajes los realza de gran decencia y formalidad en su profesión demostró en su época ser un gran artista reconocido por otros artistas de gran renombre.

Tal es el caso de Vicente Carducho aunque estaba inmerso en el clasicismo tachaba el naturalismo como un arte menor.

En sus inicios en la ciudad de Sevilla el artista Diego Velázquez se encargó de plasmar imágenes referentes a escena de género donde otros pintores como Francisco Pacheco y Antonio Palomino llamaron o catalogaron como Bodegones.

Donde hacían modelos de cuadros de cocina los cuales fueron creados por artistas de origen flamenco como es el caso de Beuckelaer y Aertsen del sur de los Países bajos.

Que estaba bajo el dominio de Los Austria por lo que existía una gran auge económico comercial entre las regiones de Flandes y Sevilla.

Siendo estas imágenes las iniciales en dar fama a este artista pues no realizó simples obras sino escenas de género los cuales pueden evidenciar en diversos museos de la nación española.

Resaltando lo fascinante que eran estas composiciones artísticas muy llamativas para la sociedad europea entre ellas resaltan:

  • El Almuerzo creado en el año 1617 en el Museo del Ermitage
  • Vieja friendo huevos el año 1618 el cual se encuentra en la Galería Nacional de Escocia
  • Cristo en casa de Marta del año 1618 ubicado en la National Gallery de Londres
  • El Aguador de Sevilla creado en el año 1620 y se encuentra en el Apsley House

En estas escenas se observan detalles referentes a los bodegones distintivos donde se presentan jarras realizadas con elementos como la cerámica al igual que pescados.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

Además de huevos con gran realismo en un lienzo que se caracteriza por el ambiente tenebrista donde utiliza una paleta con pocos colores.

Debes estar al tanto que este artista Diego Velázquez no solamente realizó obras artísticas referentes al ámbito religioso también se encargó de plasmar retratos cortesanos al igual que temas históricos entre los cuales resalta La Rendición de Breda.

También demostró un excelente trabajo en la pintura barroca española referente a los temas mitológicos  donde destaca El triunfo de Baco, La Fábula de Aracne, La Fragua de Vulcano, entre otros.

Entre su gran creatividad se encuentran los bodegones y paisajes al igual que algunos desnudos femeninos propios de este arte como es el caso de la Venus del Espejo.

Este gran artista de la pintura barroca española recibe la influencia del tenebrismo de Caravaggio al igual que del gran Rubens permitiendo la fusión de estas corrientes que resaltan en esta obra de gran carácter realista propia de Velázquez.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

Demostró un gran ingenio creativo artístico en el manejo de la luz y el espacio en la pintura barroca española debido a ello se le considera una figura de gran relevancia del tenebrismo de la primera mitad del siglo XVII y del movimiento Barroco en la segunda parte del mismo siglo.

Una de sus principales características es el efecto realista de gran profundidad demostrando en sus lienzos una atmósfera donde se observa un polvillo que flota entre las figuras.

Que plasma en sus lienzos demostrando un gran dominio de la perspectiva volátil como resalta en una de sus grandes obras las Meninas.

Entre las obras de Velázquez se encuentran inmiscuidos otros grandes artistas como es el caso del pintor Juan de Pareja (1610-1667) .

Y el de su yerno Juan Bautista Martínez del Mazo (1605-1667) quien fue su ayudante después al aprender el estilo se volvió un artista independiente.

Con respecto a la Segunda Mitad del Siglo XVII

En esta etapa de la pintura barroca española ya no se encuentra bajo el dominio de Caravaggio  sino se evidencia la influencia que demuestra el movimiento barroco flamenco de corte rubensiano al igual que el barroco italiano.

Se evidencian otros tipos de cuadros donde la luz y las sombras no resaltan sino se toma en cuenta un penetrante cromatismo que hace alusión a la escuela de origen veneciano.

Además se incluye en la pintura barroca española una teatralidad la cual es algo muy singular de esta pintura barroca española.

Este tipo de pintura barroca española se utiliza para expresar el triunfo de la Iglesia gracias a la contrarreforma y al mismo tiempo se emplea para sobrellevar la decadencia del imperio español.

Se agrega a este arte la pintura ornamental del fresco en extensas paredes e incluso en bóvedas de los templos religiosos y en las cortes imperiales.

PINTURA BARROCA ESPAÑOLA

Se observan efectos de escenas e ilusiones ópticas ingresan temas referidos a las vanitas  con la intención de demostrar a los espectadores.

La vanidad de los objetos terrenales referida a lo frágil de la vida y lo breve que puede ser la existencia de allí la importancia de disfrutarla.

A diferencia de las vanitas holandesas en la pintura barroca española se refuerza el ámbito religioso empleando tópicos sobrenaturales para la atención de los fieles de la Iglesia Católica.

La Escuela de Madrid                                                        

Se observa una transición en la pintura barroca española desde el tenebrismo al barroco pleno y entre los mejores representantes de esta escuela madrileña.

Resalta entre los artistas Juan Andrés Rizi (1600-1681) al igual que Francisco de Herrera mejor conocido como El Mozo (1627-1685) hijo de Herrera El Viejo.

Con respecto a Francisco Herrera el Mozo estudió desde muy chico en el taller de su padre quien fue el encargado de darle las primeras enseñanzas de la pintura barroca española luego a una edad considerable se traslada a Italia y regresa nuevamente a España en el año 1654.

A su regreso difunde lo aprendido el barroco decorativo de origen italiano tal como se destaca en la obra artística San Hermenegildo que se encuentra en el Museo del Prado fue tal su influencia que recibió el cargo de presidente de la Academia de Sevilla.

Es primordial que sepas que el presidente de esta Academia se encontraba presidida por Murillo aunque se encontraba absorto en sus trabajos artísticos en la ciudad de Madrid con respecto a la pintura barroca española.

Otro de los artistas que también representaron la pintura barroca española de este momento era Antonio Pereda (1611-1678) el cual se enfocó en el ámbito religioso en diversas iglesias y conventos de la ciudad de Madrid.

Se encargó de plasmar unas cuantas vanitas en donde expresa la rapidez con que se acaban los placeres terrenales demostrando cualidades que lo acercan al género del bodegón convirtiéndolo en un subgénero del mismo.

Recuerda que el bodegón se refiere a la naturaleza muerta y una de este tipo de pintura barroca española realizada por este grandioso artista es El Sueño del Caballero la cual se encuentra en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Donde se muestra al caballero durmiendo mientras en su entorno se observa una gama de vanidades propias de este mundo resaltando las insignias que otorgan poder como son el globo del planeta tierra y las coronas además de objetos muy apreciados como son las joyas, el dinero y los libros.

Todo esto alrededor de las calaveras y flores que prontamente pierden su belleza y se marchitan también puedes evidenciar la luz de una vela que está a medio gastar demostrando que el tiempo de la vida es fugaz y el ángel lo certifica pues lleva una cinta que lleva unos dibujos y una inscripción:

“…AETERNE PUNGIT; CITO VOLAT ET OCCIDIT… El Tiempo hiere siempre, vuela rápido y mata…”

Esto es como una advertencia para los espectadores de la pintura barroca española donde el artista Antonio Pereda desea expresar a través del arte lo siguiente:

“…La fama de las grandes hazañas se desvanecerá como un sueño…”

Otro ejemplo que se puede evidenciar es la obra artística Alegoría de la Vanidad de la Vida que se encuentra en el Kunsthistorisches en la ciudad de Viena.

En la obra se observa una figura con alas y a su alrededor se vuelven a repetir los tópicos de la obra anterior como es el caso del globo terráqueo, las calaveras, un reloj, además de dinero.

Aunque en otras obras representativas de la pintura barroca española en cuanto a las vanitas pueden contener pocos elementos como es el caso de las calaveras y el reloj.

Como se observa en el Museo de Zaragoza donde los acomodará de acuerdo a su ingenio creativo permitiendo composiciones complejas.

La pintura barroca española de esta segunda mitad del siglo es representada por varios artistas entre los cuales podemos mencionar a los siguientes:

  • Francisco Rizi (1614-1685) quien fuese hermano de Juan Ricci
  • Juan Carreño de Miranda (1614-1685) siendo el segundo mejor retratista
  • Diego Velázquez es el mejor retratista de la pintura barroca española siendo muy célebres sus cuadros de la reina viuda Mariana de Austria y Carlos II
  • Mateo Cerezo (1637-1666) discípulo de Velázquez y admirador de Tiziano además de Van Dyck

Podemos mencionar a otros artistas representativos de la pintura barroca española como es el caso de José Antolínez quien fuera estudiante del artista Francisco Rizi.

Quien tenía una gran influencia de origen veneciana y holandesa fue autor de diversas obras del ámbito religioso resaltando sus obras artísticas referente a las Inmaculadas.

Se observa la influencia de Velázquez en lo que respecta a la paleta de colores utilizada donde es seleccionado los colores plateados. También podemos hablarte de Sebastián Herrera Barnuevo quien fue estudiante del artista Alonso Cano.

Fue polifacético además de arquitecto fue pintor y escultor resaltaron sus obras artísticas referentes al retrato demostrando un estilo similar a la escuela veneciana como es el caso de Veronés y Tintoretto.

Para finalizar con la escuela madrileña uno de sus últimos representantes de la pintura barroca española corresponde al artista de origen madrileño Claudio Coello (1642-1693) se especializó como pintor de corte.

Aunque sus mejores obras artísticas están relacionadas con el ámbito religioso además del dibujo y la perspectiva con influencia de Velázquez.

Más una gran teatralidad que hace alusión a los trabajos artísticos de Rubens como es la obra La Adoración de la Sagrada Forma además del Triunfo de San Agustín.

La Escuela Andaluza

Se observa a la escuela de Sevilla la pintura barroca española que es representada por el artista Murillo al igual que otro gran artista de nombre Valdés Leal quienes fueron los fundadores en el año 1660 de la Academia de Sevilla donde se afiliaron gran cantidad de pintores.

El nombre completo de este gran representante de la pintura barroca española es Bartolomé Esteban Murillo (1618-1682) se le admira especialmente por su obra referente a las Inmaculadas además de las representaciones con gran sentimiento del Niño Jesús.

Aunque en su momento histórico Murillo fue muy apreciado gracias a las escenas de géneros tal es el caso de los chicos que demuestran cómo se vive en la marginalidad ejemplo de ellos son: Niños comiendo fruta y el Niño mirando por la ventana.

Demuestra una transformación la pintura barroca española dejando atrás el estilo tenebrista en lo que respecta a su primera época se reconocen las siguientes obras La Sagrada Familia del Pajarito y el Ciclo del Convento de San Francisco de la ciudad de Sevilla.

Luego a través de sus obras artísticas se evidencia que la pincelada se vuelve más ligera y se enriquece con la paleta cromática permitiendo una pincelada mucho más suelta y ágil.

Se observa que Murillo plasmó imágenes que se adecuara al gusto de la sociedad burguesa donde los lienzos representan obras artísticas con temas suaves sin dramatismo eliminando los aspectos negativos de la vida diaria.

Con respecto al ámbito religioso de la pintura barroca española Murillo realizó gran cantidad de obras artísticas entre las que resaltan El Martirio de San Andrés, El Buen Pastor, Rebeca y Eliezer, San Justa y Rufina, La Anunciación además de varias versiones referente a La Inmaculada Concepción.

Esta última imagen se convirtió en un modelo emblemático que se siguió copiando durante todo el siglo sin dejar de obviar los medios puntos que realizó para la iglesia sevillana de nombre Santa María La Blanca con el Sueño del Patricio sin olvidar los retratos muy elegantes similares a los del artista Van Dyck.

También podemos hacer mención del artista de origen cordobés Juan de Valdés Leal (1622-1690) dos de sus obras son muy conocidas hoy en día como es el caso de las Decadencias que plasmó para el Hospital de la Caridad de la ciudad de Sevilla.

Son excelentes composiciones complejas donde se observa el triunfo de la muerte sobre la vida. La muerte es simbolizada a través de las calaveras y esqueletos mientras que las vanidades son representadas mediante los libros y las armaduras.

Donde demuestra que la muerte no hace distinciones de clases como se plantea en la obra Danzas de la Muerte. Se observa que el estilo de Valdés Leal es dinámico y hasta violento donde  se encarga de primar al color sobre la obra dibujada.

En relación al Siglo XVIII

En lo que respecta a los primeros años del siglo XVIII se observa que se mantiene la pintura barroca española hasta que se introduce un nuevo movimiento artístico conocido como el Rococó que tiene gran influencia de la nación francesa.

A mediados del siglo XVIII llegan a la nación española Los Borbones los cuales se encargaron de traer gran cantidad de artistas foráneos a la corte española entre los que se puede mencionar Louis-Michel Van Loo, Michel-Ange Houasse y Jean Ranc.

A pesar de ello en varias regiones de la nación española se continuó la labor de la Escuela de Sevilla como es el caso de los discípulos del artista Murillo hasta el año 1750 y aunque la corte producía transformaciones en lo que respecta a la pintura.

En los templos religiosos y la nobleza regional se mantenía fiel a la pintura barroca española por lo cual se observa una continuidad de este arte hasta el siglo XVIII.

Entre las figuras artísticas que representan la transición de la pintura barroca española se encuentra Acisclo Antonio Palomino (1655-1726) quien se encargó de una gran actividad artísticas durante el siglo XVII y XVIII.

Primero inició la profesión religiosa pero la misma fue abandonada gracias a su pasión por la pintura barroca española se trasladó desde su ciudad natal de Córdoba a la ciudad de Madrid en el año 1678 donde recibió clases de los artistas Claudio Coello y Carreño.

Luego de diez años de estudio y práctica en el año 1688 este gran artista asciende al cargo de pintor del rey por ello recibe entre sus asignaciones pintar las bóvedas de la Capilla del Ayuntamiento de la ciudad de Madrid trabajo que realizó entre los años 1693 y 1699.

Además trabajó en conjunto con otro gran artista de la pintura como es el caso de Luca Giordano quien le enseñó todo lo referente al barroco de origen italiano.

En los años 1697 y 1701 se encarga de realizar los frescos de la Iglesia de los Santos Juanes ubicada en la ciudad de Valencia luego en otro lapso de tiempo 1705 y 1707 le encargan ornamentar el Convento de San Esteban en la ciudad de Salamanca.

Con respecto a los inicios de este artista se enmarca en el estilo de la Escuela de Madrid con influencia del artista Claudio Coello pero luego de la interacción con Gordano aclaró la paleta cromática que empleaba en la pintura barroca española.

Después de ello se encargó de realizar sublimes composiciones complejas donde demostró un excelente dominio del bosquejo.

Podemos mencionar otra figura de gran relevancia en la pintura barroca española de este momento histórico como es el caso de Miguel Jacinto Meléndez quien se residenció la ciudad de Madrid y conoce a Palomino.

También fue ascendido al cargo del pintor del rey en el año 1712  se encargó de realizar retratos a Felipe V y a su familia además del ámbito religioso gracias a la influencia de Claudio Coello y Francisco Rizi.

Agregando a su pintura barroca española gran esmero y colorido que infiere influencia del Rococó siendo ejemplo de ello las siguientes obras artísticas La Anunciación realizada en el año 1718 además de La Sagrada Familia en el año 1722.

Con respecto a la ciudad de Valencia destaca el artista José Vergara Gimeno (1726-1799) también se encargó de asumir la influencia de Palomino en lo que respecta a la pintura barroca española.

Específicamente en sus extensas y complejas composiciones realizadas a través de la técnica del fresco, se actualizó mediante las fórmulas empleadas por otro artista de gran importancia como es el caso de Juan de Juanes y los Ribalta.

Se encargó de crear otras nuevos estilos artísticos que le permiten introducirlo en el neoclásico y se encargó de fundar en el año 1768 la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos.

En compañía de su hermano Ignacio y esta institución permitirá darle dignidad y respeto a los estudios normativos de la pintura barroca española.

Para finalizar con este gran siglo de la pintura barroca española se encuentra el artista de origen catalán Antoni Viladomat quien colaboró con un gran artista de origen italiano.

Siendo Ferdinando Galli Bibbiena en el momento en que la ciudad de Barcelona fue la sede de la corte del archiduque Carlos de Austria.

Quien fue postulante de la corona española gracias a su influencia en la nación española se observó el ascenso del estilo del artista Antoni Viladomat donde osciló una fusión con el naturalismo de la Escuela de Sevilla y la pintura barroca española.

Entre las pinturas que resaltan de este artista se encuentran las realizadas en el interior de la capilla de Los Dolores de Mataró en el año 1722 las escenas en serie referente a la vida de San Francisco que se encuentran hoy en día en el Museo Nacional de Arte de Cataluña en el año 1727.

Otra de las obras artísticas en las cuales resaltó este gran artista se refiere a los bodegones y escenas de género entre las que se pueden mencionar se encuentran las Cuatro Estaciones que se encuentra en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Pintura barroca española en los virreinatos de América

Como se evidencia en los virreinatos españoles en el continente de América la primera influencia que se observó en la pintura barroca española fue referente al tenebrismo de la escuela de Sevilla.

Entre los que figura se encuentra la influencia del artista Zurbarán aún se aprecian parte de sus obras artísticas referente a la pintura barroca española en las naciones de México y Perú.

La cual se aprecia en las obras artísticas  de pintores de nacionalidad mexicana como es el caso de Sebastián López de Arteaga y José Juárez.

También se puede apreciar el trabajo del artista boliviano Melchor Pérez de Holguín. Con respecto a la nación peruana específicamente en la ciudad del Cuzco donde se observa la influencia de la Escuela de Sevilla se interpretó de forma singular con el empleo de materiales muy apreciados como es el oro.

Además del estilo muy peculiar de los nativos del continente americano que enriquecieron la pintura barroca española con respecto a la Escuela cuzqueña de pintura surge gracias al pintor de origen italiano Bernardo Bitti en el año 1853.

Por lo cual introduce en América el manierismo entre las obras pictóricas que resaltan de este momento histórico son Luis de Riaño fue estudiante de Angelino Medoro quien se encargó de realizar los murales del templo de Andahuaylillas.

Otros de los artistas de origen nativo que resaltan en la pintura barroca española se encuentran Basilio Santa Cruz Puma Callao, Diego Quispe Tito.

Al igual que Marcos Zapata quien fue el responsable de realizar los cincuenta cuadros de enorme volumen que se encargan de vestir los arcos altos que presenta la Catedral de Cuzco.

Con respecto al siglo XVIII en relación a los retablos realizados en escultura se suplantan por obras artísticas de la pintura barroca española en el continente americano además existió en este momento histórico un auge en las demandas de obras artísticas con respecto al ámbito civil.

Especialmente en el género del retrato por parte de la sociedad aristocrática de la época en el continente americano al igual que la Iglesia Católica fue un excelente cliente para los artistas de la pintura barroca española.

Debes saber que la principal influencia de la pintura barroca española proviene de Murillo y en algunos casos se podrá observar la influencia de otros artistas tal es el caso de Cristóbal de Villalpando que obtiene su influencia gracias al artista de Valdés Leal.

Con respecto a este tipo de pintura barroca española de este momento histórico en el continente americano se ve resaltada a través de la emoción sus formas son más dulces y entre los artistas resaltan Gregorio Vázquez de Arce oriundo de la nación colombiana.

En relación a la nación mexicana resaltan grandes artistas de la pintura barroca española como es el caso de Miguel Cabrera y Juan Rodríguez Juárez. Es primordial que comprendas que el momento de mayor auge de este arte se dio entre los años 1650 y 1750.

Suceden de forma simultánea varios artistas de gran realce en la pintura barroca española en varias regiones del continente americano y entre las que resalta Bolivia, Colombia, Ecuador, México y Perú.

Además la pintura barroca española en este continente americano estuvo impregnada por el ámbito mitológico donde resaltan los arcos de triunfo que se edifican en la entrada de las residencias de los virreyes y de otros personajes de la sociedad noble.

Sin olvidar la preponderancia de plasmar escenas de la Biblia donde se impulsa la contrarreforma ejemplo de ello fue la ciudad de Quito bajo las órdenes de los frailes dominicos al igual que los jesuitas.

Legado de la Pintura Barroca Española

Es primordial que tomes en cuenta que la pintura barroca española marca un punto interesante en la historia del arte gracias a su gran influencia en la región de España.

Esta corriente fue de gran importancia en todo el continente europeo durante el siglo XVII y parte del siglo XVIII siendo la pintura barroca española un modo nuevo de poder plasmar el arte.

En un momento histórico donde la peste asciende una gran cantidad de muertes y la Iglesia Católica enfrenta su primera crisis.

Que trata de solventar gracias a la contrarreforma y gracias a la pintura barroca española se plasma la pasión por la fe, la paz y servicios como la misericordia demostrando gran espiritualidad en el ámbito religioso.

Por lo que la Iglesia Católica intentó encontrar en la pintura barroca española la forma de hacer que los fieles creyeran en el dogma cristiano haciendo una similitud realista de lo que se expresaba en las obras artísticas.

Aunque se observaba una exageración en las proporciones de las imágenes efectuadas en la pintura barroca española la cual servía para poder dar intención de movimiento gracias a la ilusión óptica por lo cual luego fue menospreciado por una gran cantidad de artistas.

Resalta en la pintura barroca española la utilización del claroscuro siendo el contraste que se observa en sus obras artísticas permitiendo una fusión.

Entre las zonas oscuras y las zonas que se encuentran totalmente iluminadas recuerda que se trata de uno obra con gran lujo en la utilización de la paleta cromática.

Los colores que se utilizan son intensos y resalta el empleo del color dorado y el plateado de la escena plasmada en el lienzo con la incorporación de colores que contrastan.

Tal es el caso del bordó, el violeta y el rojo demostrando una exageración suntuosa y agradable a la vista del espectador la presencia del color negro es habitual para el contraste de la pintura barroca española.

Conclusión

La pintura barroca española alcanzó durante la mitad del siglo XVII y la primera parte del siglo XVIII un momento en la historia impregnado de genialidad y creatividad por lo cual se conoce como el Siglo de Oro.

Gracias a la diversidad de disciplinas artísticas aunque se encuentra la nación española en una grave crisis económica y de salud se desarrollan en diversas regiones del país grandes escuelas de la pintura barroca española como son Valencia, Madrid, Sevilla y Toledo.

Una de las principales cualidades de la pintura barroca española es el realismo gracias al juego de la luz y la sombra aunado a las complejas composiciones que permiten una ilusión óptica que genera movimiento en las obras plasmadas en los diversos lienzos.

La Iglesia Católica gracias al movimiento de la contrarreforma utiliza la pintura barroca española para acrecentar la fe de los creyentes de este dogma permitiendo un crecimiento de fieles en relación a la iglesia protestante.

Es primordial que muchos artistas de la nación española tomaron la influencia de Caravaggio y el tenebrismo para plasmar en sus lienzos grandes obras artísticas.

Debes saber que Diego Velázquez es el máximo representante de la pintura barroca española entre las obras que mayor resaltan de su arduo trabajo se encuentran El Triunfo de Baco en el año 1628, Venus y el Espejo elaborada en el año 1647.

Le sigue entre sus importantes obras Las Meninas que elaboró en el año 1656 sin dejar de mencionar una obra mitológica de gran realce como es la Fábula de Aracne que realizó en el año 1657.

Después de la pintura barroca española surge un nuevo movimiento en la segunda mitad del siglo XVIII desde la nación de Francia el cual se extendió por todo el continente europeo como es el Rococó.

Si te ha parecido interesante el presente artículo, te invito a visitar los siguientes enlaces:

(Visited 96 times, 1 visits today)

Deja un comentario