Los Pintores del Renacimiento más famosos

A través del siguiente post podrás conocer un poco más acerca de la historia, características e importancia de algunos de los Pintores del Renacimiento más influyentes de la época, además de cuáles fueron sus obras más emblemáticas.

pintores del Renacimiento

Pintores del Renacimiento

En nuestro artículo de hoy estaremos conociendo algunos de los pintores del Renacimiento más destacados e influyentes de esa época, además de aprender acerca de la historia y características de este periodo de renovación cultural que marcó huella y dejó importantes aportes al mundo de las artes.

El Renacimiento está considerado como un periodo de renovación cultural, artística, literaria y científica, que tuvo lugar entre los siglos XIV y XV en el continente europeo. El surgimiento de este movimiento no se debió a un acontecimiento en específico, a pesar de que los siglos XV y XVI fueron testigos de grandes eventos, tales como la caída de Constantinopla, la conquista del sureste europeo por los turcos y el descubrimiento de nuevos mundos.

Se podría decir que el Renacimiento se encuentra fundamentado en el desarrollo de los conceptos naturalista y científico, cuyos orígenes se vislumbran ya desde el siglo XII y se prolongan bajo el naturalismo gótico.

Ciertamente no existe un comienzo claramente definido del Renacimiento, sin embargo la mayoría de los estudiosos coinciden en que este periodo comenzó a tener vigencia desde el mismo momento en que la gente empieza a darse cuenta de que ya no vive en la edad media.

Sus propios intereses son distintos y tiene mayor conciencia de sí mismo y de su desempeño sociocultural. Todo lo contrario a lo que sucedía con las personas que vivían en la edad mediad quienes no tenían claridad sobre su existencia en una época diferente de la época clásica antigua.

El pasado consistía para ellos en el a.c. y d.c: la era de la “ley” que corresponde al viejo testamento y la era de la “Gracia” que es la que se corresponde con el tiempo después de la venida de Jesucristo.

pintores del Renacimiento

No se puede poner en duda la importancia que tuvo El Renacimiento en muchos aspectos de la sociedad. Se trató de un periodo caracterizado principalmente por el descubrimiento y los cambios. Durante ese periodo sucedieron grandes transformaciones: se reemplaza el sistema copernicano por el ptolemaico en la Astronomía, cae el feudalismo, aumenta el comercio y se inventa el papel, la imprenta, el compás marino y la pólvora.

Cabe destacar que fue gracias a la imprenta que algunas expresiones como el arte pudieron ser difundidas con éxito durante la época del Renacimiento, ayudando así al surgimiento de este nuevo movimiento cultural.

“Sin duda alguna el gran interés por la naturaleza humana y la renovación de la dignidad del hombre, permite la conciliación de lo humano con lo divino sin reacciones hostiles, ataques ni rivalidad. Es un período que se caracteriza por su sincretismo, reforzado por un interés primordial: el ser humano”.

Características

Con el objetivo de lograr sintetizar los elementos propios del arte y la pintura en el Renacimiento, es importante comenzar a destacar algunas de las características principales que formaron parte de este periodo:

La observación del mundo y la representación de sus detalles, tres principios matemáticos: el balance, la armonía y la perspectiva. La inmensa variedad de posibilidades pictóricas que ofrece la nueva técnica de pintura al óleo, la integración de las artes, la representación del desnudo, el retrato y la firma de las obras.

Fue durante la época del Renacimiento cuando se comienzan a tomar en cuenta con mayor importancia cada uno de los detalles mínimos involucrados en la composición de una pintura. En esos años empiezan a cobrar importancia y a ser resaltados todos esos detalles con el fin de darlos a conocer bien por sí mismos o como parte de un simbolismo integral.

pintores del Renacimiento

La pintura tuvo un cambio importante antes y después de la época del Renacimiento. En los años anteriores al renacimiento, una de las técnicas que más se usaban para pintar era la pintura al temple, que trataba básicamente en utilizar pigmentos de color mezclados con yema de huevo generando una mezcla fina, resistente, no muy homogénea y de rápido secado.

Se cree que uno de los primeros personajes en impulsar la técnica de pintura al óleo fue Jan Van Eyck, sin embargo es importante destacar que la pintura al óleo ya venía teniendo divulgación incluso desde la edad media, especialmente sobre superficies de piedra o metal. La pintura sobre lienzo fue brillante, llegando a ser trabajada de una forma perfecta por los flamencos.

“La mezcla obtenida de los pigmentos de color en medio viscoso, permite una mezcla homogénea con mayores posibilidades de tonos, películas translúcidas y sombras aterciopeladas desconocidas hasta ese momento, logrando así mayores efectos de tipo tridimensional”.

Durante este periodo se llevaron a cabo importantes obras magistrales sobre el manejo de las telas y ropajes que no habían sido posibles en etapas anteriores. También se le dio la oportunidad al artista de desarrollar una creatividad sin barreras de corrección y perfeccionamiento. Así mismo la profundidad en la atmósfera de los paisajes es lograda con mayor precisión.

El Renacimiento vino a marcar un hito sin precedentes en la historia del arte universal. Fue precisamente durante ésta época en la que por primera vez se ven integrados los distintos tipos de artes como son la pintura, la arquitectura y la escultura. Una gran cantidad de artistas lograron desarrollar impecablemente sus habilidades en cada una de estas ramas artísticas.

Hasta ese entonces, la representación del cuerpo humano estaba constituida como una connotación pecaminosa, sin embargo desde la llegada del Renacimiento, adquirió un nuevo entendimiento, hasta convertirse en la manifestación más notable del artista. Se estudian los contornos, el movimiento, la fuerza, las formas, el volumen y todas aquellas cualidades que permiten una representación dinámica y natural.

De esta manera se pretende regresarle al ser humano su legítima importancia, perdida durante la edad media y el cristianismo, regresando al interés mostrado por los griegos en el realce y aprecio de cada uno de los detalles de la figura humana. Fue así como el ser humano se convirtió prácticamente en el eje de las expresiones artísticas.

Siendo el cuerpo humano un claro objetivo de difusión artística, el retrato también comenzó a cobrar una mayor importancia dentro de la carrera del artista. Anteriormente, solo se pintaba un rostro sin claridad, sin expresión, sin interés, pero ahora la realidad era completamente diferente y con mayor libertad.

Durante el Renacimiento se puede apreciar claramente el resurgir de una nueva técnica relacionada con el retrato. Ahora las pinturas enmarcadas en este ámbito se caracterizaban, entre otras cosas, por resaltar mayores rasgos en el modelo, su temperamento, su entorno y la trascendencia de la posición social de aquellos personajes de alto rango.

Pero no solo el retrato tuvo una mayor importancia tras el Renacimiento, sino que además el autorretrato también se convirtió en un elemento trascendental en la vida del artista, dado a que el mismo artista reconoce su valor, que proyecta a la sociedad que representa. Es tanta la importancia que adquiere el artista que se empieza a firmar las obras. Recordemos que en la edad media los creadores de las obras eran desconocidos.

Primeros pintores del Renacimiento

Al igual que sucedió en otras épocas, el Renacimiento también evidenció una etapa de “incubación”, donde comenzaron a tener protagonismo los primeros pintores con tendencias renacentistas. En este caso específico, el precursor del renacimiento reconocido por los historiadores desde el punto de vista pictórico es Giotto.

pintores del Renacimiento

Luego vino la aparición de un nuevo periodo conocido bajo dos nombres diferentes: el gótico tardío y el renacimiento temprano. Durante ese tiempo surgieron los artistas más famosos del arte flamenco. El más influyente de ellos fue sin duda alguna Jan Van Eyck, quien logró desarrollar la mejor habilidad para el manejo del óleo. Un claro ejemplo es su obra “El matrimonio de los Arnolfini”:

Roger Van Der Weyden

Otro de los pintores del Renacimiento más reconocidos de la época fue Roger Van Der Weyden, quien se dedicó más a los detalles de la interpretación emocional del drama gótico en este nuevo estilo y se destaca por su habilidad en los detalles de los rostros y mayor carácter en las expresiones.

Hugo Van der Goes

También fue uno de esos personajes de mayor trascendencia en la época del Renacimiento. Se caracterizó por su personalidad turbulenta y depresiva, quien termina quitándose la vida y a quien se puede comparar de cierta manera con Van Gogh. Realizó muchas obras, una de las más importantes fue el tríptico de los Portinari.

Hyeronimus Bosch (1450-1516)

Sin duda alguna es otro de los más grandes personajes del renacimiento del norte de Europa. Destacó principalmente por una de sus más emblemáticas obras realizadas y que colocó por título “El jardín de las delicias”. Se trata de una obra realizada en formato tríptico en donde representa tres momentos religiosos distintos. en el ala derecha el Señor presenta a Adán a su recién creada Eva, en el centro el paraíso y en el ala izquierda el infierno.

Conrad Witz

Este pintor alemán también tuvo su momento de fama durante el Renacimiento, especialmente gracias a su impresionante habilidad en el manejo de las telas, llegando a crear piezas muy claramente satinadas de gran calidad.

Renacimiento italiano

En el Renacimiento italiano también fueron muchos los pintores y artistas que lograron destacar por sus obras:

Masaccio (1401-1428)

Masaccio (1401-1428)

Su carrera no fue muy extensa, pero sí exitosa. Apenas teniendo 21 años de edad alcanzó la fama, pero seis años más tarde falleció. Una de las cosas que más lo caracterizó fue su gran magnificencia en la representación de frescos, siendo el más influyente el de la Santísima Trinidad que está en la Iglesia Santa María Novella en Florencia.

El sacerdote Angelico (1400-1455)

Se podría considerar como uno de los sucesores más importantes de Masaccio. Durante su carrera pudo destacar por varios aspectos, sobre todo humanizando las figuras, atribuyendo una gran importancia a la luz, el color y los más pequeños detalles.

Piero de la Francesca (1420-1491)

Ampliamente conocido por sus frescos. Destacó por su admirable percepción de las proporciones matemáticas.

Sandro Botticelli (144/5-1510)

Llegó a convertirse en uno de los artistas preferidos de los médicos y uno de sus miembros encarga la obra el nacimiento de Knm, donde se aprecia un efecto de bajo relieve por el énfasis en el trazado.

Renacimiento tardío

El Renacimiento tardío también estuvo representado por grandes artistas de renombre, entre los cuales podemos destacar los siguientes:

Leonardo Da Vinci (1452-1519)

Uno de los más grandes artistas de la época. Su éxito se debió, en parte, a la gran habilidad que demostró en distintas ramas artísticas donde se desempeñó. Entre sus trabajos más importantes está la adoración de los magos, la cual no se terminó, a pesar de ser una de sus obras más ambiciosas desde el punto de vista artístico.

La Última Cena

Sin duda alguna es la obra más famosa e importante de todas las que se realizaron durante el renacimiento tardío. Actualmente el mural está ubicado en Santa María de la Gracia en Milán y se considera como uno de los más grandes trabajos de la época, aunque lamentablemente la obra mostró deterioro poco después de haber sido terminada, debido a que este óleo no adhiere bien a la pared.

La Monalisa

Da Vinci también pintó La Monalisa, uno de sus cuadros más famosos y emblemáticos. La fama de esta pintura no obedece directamente a la obra, sino más bien al misterio que rodeó este personaje durante muchos años. Aquí se aprecia una gran calidad en el manejo de la sicología y de la personalidad.

Miguel Ángel (1475-1564)

Otro de los más grandes pintores del renacimiento. Una de sus obras más emblemáticas está en la capilla Sixtina en Roma; obra que duró aproximadamente cuatro años en concluirse.

Giorgione (1478-1510)

Una de las cosas que más caracterizó a este artista fue su interés por resaltar paisajes como tema central de sus punturas. Entre sus trabajos más emblemáticos está “El Baranal”, que trata un tema definitivamente pagano, bajo tonos cálidos y suaves que contrastan con tonos vivos y las formas definidas de las figuras humanas.

Artistas del renacimiento del Norte

El Renacimiento del Norte también tuvo sus artistas destacados, entre ellos podemos nombrar a los siguientes:

Albrecht Dürer (1471-1518)

Se le conoce como el artista más renacentista de todos los renacentistas, ya que fue el primero en mostrar su fascinación por su propia imagen, representándola desde que tenía apenas 13 años de edad.

Lucas Cranach (1472-1553)

Este artista destaca por mostrar una gran fantasía en sus trabajos, mientras que sus figuras humanas carecen de sensibilidad anatómica. En este periodo también destacaron otros grandes artistas como:

  • Albrecht Altdorfer (1480-1538)
  • Baldung Grien (1484/5-1545)

También es importante mencionar a algunos de los artistas más conocidos del manierismo de Roma y Florencia, entre ellos:

  • Rosso Fiorentino (1495-1540)
  • Pontormo (1494 -1556/7)
  • Parmigianino (1503-1540)
  • Agnolo Bronzino (1503-1572)
  • Giorgio Vasari (1511-1574).

También podrían interesarte los siguientes artículos: 

(Visited 91 times, 1 visits today)

Deja un comentario