Los cuadros de Velázquez más reconocidos

En el presente artículo te vamos a dar a conocer información sobre los cuadros de Velázquez, uno de los más famosos pintores del siglo XVI, quien realizó alrededor de 130 obras entre las que destacan 22 obras que pinto bajo el estilo barroco ¡Sigue leyendo y entérate de todo!

CUADROS DE VELÁZQUEZ

Cuadros de Velázquez

En la actualidad aún se tienen alrededor de 130 cuadros de Velázquez con la firma certificada del autor. Por lo que en este artículo te enseñaremos los 22 cuadros de Velázquez más destacados.

Las Meninas

Este cuadro de Velázquez se le conoce igualmente como el de La familia de Felipe IV. Fue creado en el 1656. El estilo que usó para esta obra fue el Barroco español y la técnica utilizada fue al Óleo. También tiene un soporte de lienzo. Además esta obra artística de Velázquez tiene como medidas 318 cm x 276 cm. Y se encuentra ubicado en el Museo del Prado, en la ciudad de Madrid en España.

El retrato es diverso con un tamaño a escala real, en el que se encuentra la figura principal y protagonista que es la bebé española Margarita Teresa de Austria del año 1651 al 1673, en su alrededor las criadas llamadas “meninas”, distinguidas personas de la alcurnia y hasta el mismo Velázquez.

Esta obra artística esta entre los cuadros de Velázquez como uno de los cuadros más estudiados en todos los tiempos. En la actualidad el origen primordial de asesoría informativa proviene de lo que había registrado por el escritor de tratados y pintor Antonio Palomino que nació en el año 1655 y murió en el año 1726. Este pintor fue el que investigó cada detalle desde las biografías hasta las pinturas de los artistas así como la simbología, la técnica y la historia.

El triunfo de Baco

Al igual que el cuadro anterior este lo conocen por otro nombre que es el de “Los borrachos”, es uno de los cuadros de Velázquez más destacado. Su estilo es Barroco, el género de la pintura es mitológica. También su técnica es al Óleo y el soporte que usó fue un lienzo. Esta pintura es del año 1628 y está ubicada en el Museo del Prado, en Madrid España, al igual que el resto de las pinturas.

El dios del vino en la mitología griega Baco, que también se le conoce como Dionisio, es el personaje principal de este cuadro, esta pintura la mandó a encargar el rey Felipe IV de España. El ingenio de hacer una obra con tema de la mitología griega proviene del asombro que generaba en el pintor.

CUADROS DE VELÁZQUEZ

Así como los trabajos de Caravaggio el pintor italiano, al igual que muchas otras obras de artistas italianos. La tela de la obra la pintó en la ciudad de Madrid, en esta pintura se encuentra representada por una amalgama entre lo profano y las deidades de la mitología griega.

La importancia de esta obra es que marca un antes y un después en la carrera del pintor, ya que fue la primera incursión seria de Velázquez en el género mitológico, ya nunca más se despegará de la temática, hasta sus últimos días.

La pericia para realizar el retrato múltiple, la rescató de sus años en Sevilla como retratista experto y pintor de género religioso, donde llegó a componer obras de alta complejidad.

El tratamiento de la luz sobre el protagonista y sus acompañantes, hace que destaque el personaje principal, y dota de magníficos contrastes de luz y sombra a los demás. El naturalismo se combina con el realismo y el concepto mitológico. Esta mezcla otorga a la obra un carácter sumamente original para la época.

Lo relevante de este trabajo artístico es que fija en la vida profesional del pintor un antes y un después. Esto es debido a que fue la primera obra mitológica  en los cuadros de Velázquez en la que estaba comenzando con este género. Después de esta obra continuó hasta el final de su vida con esta temática.

La habilidad para las pinturas diferentes, la recobró después de los años en la ciudad de Sevilla como experto en hacer retratos y realizar pinturas con temáticas religiosas. Por el cual los cuadros de Velázquez llegaron  a tener una gran diversidad.

CUADROS DE VELÁZQUEZ

El enfoque que hace la  iluminación sobre el personaje principal y los acompañantes que están a su alrededor. El cual el protagonista sobresale por todos los equipamientos excepcionales que hace el juego de los contrastes de luz y la sombra a los otros personajes. Lo natural se mezcla con lo real y la idea de algo mitológico. Esta combinación le da a esta pintura una condición estupenda y singular para ese momento.

La fábula de Aracne

Entre los cuadros de Velázquez esta pieza de arte se conoce con el nombre de “Las hilanderas”. De igual manera tiene como estilo Barroco, el género de esta pintura es Alegoría literaria. De la misma manera que las pinturas anteriores la técnica que usó para este cuadro fue el Óleo. La fecha de esta pintura es del año 1657, albergada en el Museo del Prado.

Esta pintura se encuentra al lado de la obra de “Las meninas”, por lo que se puede decir que entre todos los cuadros de Velázquez esta pintura es la más complicada  que ha hecho este pintor en toda su vida. Es por eso que esta obra con el pasar del tiempo han tenido meta interpretarla de diferentes maneras. A partir de estas simples perspectivas que estiman y le dan valor a lo artístico y bella.

Hasta han llegado a tener interpretaciones de las figuras que están en el escenario, el de un taller de costureras en un monumento. Por lo que han incluido en sus análisis representaciones como las simbologías ocultas y la mitología.

Esta obra artística se componen de dos planos en escena, primeramente en la parte de enfrente se pueden observar  cinco figuras de mujeres hilando, el cual están vestidas con la ropa de ese tiempo. Luego en la parte posterior de la obra se ven cinco figuras más misteriosas, que están comunicándose y realizando interacciones entre sí mientras escudriñan y visualizan un lienzo que tiene unos querubines.

Tanto como la técnica, la acción y la anatomía de la obra han sido admiradas y exaltadas muchas veces por diferentes pintores a medida que pasa el tiempo.

CUADROS DE VELÁZQUEZ

Adoración de los Magos

Esta obra es uno de los cuadros de Velázquez que tiene como género pintura religiosa. Con su estilo Barroco y técnica al Óleo nos vuelve a impresionar. Por lo que esta pintura se realizó en el año 1619 y se encuentra en el Museo del Prado junto con las demás obras antes mencionadas.

Este cuadro tiene como representación pictórica la llegada de los reyes magos que procedían del oriente para ver al rey de los judíos, al Mesías que nació en la ciudad de Judea en Belén. Por lo que esta obra de la tradición cristiana está compuesta por una serie de trabajos notables en el que tiene unos detalles bien elaborados de sombras que a su vez se ven muy reales.

En esta pintura se puede observar que están adorando al niño, y los personajes que aparecen son el niño, la Virgen María (la madre), San José (el padre), un pastor y los reyes magos con sus obsequios para el pequeño niño Jesús.

El Bufón don Sebastián de Morra

En este cuadro igualmente se le conoce como El bufón el Primo. Entre los cuadros de Velázquez este es uno de los retratos que él pintó en el año 1645 con su estilo Barroco. Mediante toda su carrera como artista se puede observar que entre los cuadros de Velázquez hay muchas pinturas de enanos bufones.

Por lo que se cree que estas obras y sus temáticas eran una de las más estupendas entre todos los trabajos de Velázquez. Las maneras de pintar con sus técnicas, al usar cada color, la luz y al crear una historia que se mezcla a la brillantez. Además de esta obra, entre los cuadros de Velázquez hay una pintura al igual que esta y es muy reconocida por ser un retrato de enano el cual es el niño de Vallecas.

Cabeza de apóstol

En los cuadros de Velázquez destacan mucho los retratos y es debido a sus técnicas a la hora de hacer un trabajo. Con su estilo Barroco esta pintura es un retrato tipo cuadro, con su técnica al Óleo y fue realizada en el año 1620.

Este trabajo tiene un contraste de claroscuro, el cual se muestra la cara de uno de los apóstoles. Pero como el lienzo esta recortado no se puede saber exactamente cuál figura de la biblia es. Aunque de algo están seguros y es que no es ni San Pablo y mucho menos Santo Tomás.

CUADROS DE VELÁZQUEZ

Por lo que se cree que en la pintura que recortaron (la original) estaban estos dos Santos incluidos. Las personas que saben más de este tema no están bien seguras de la autoría de la pintura. No obstante, por los rasgos que posee el lienzo se puede decir que con la pequeña fracción de error que tiene y el estilo que el artista le dio a su pintura esta entre el año 1619 y el año 1620.

Cabeza de venado

La cabeza de venado, es un cuadro Barroco con técnica al Óleo del año 1631. Esta pintura se encuentra en el Museo del Prado, en la ciudad de Madrid en España al igual que el resto de los cuadros de Velázquez. Este es el retrato de un venado, pero al igual que la pintura anterior no se sabe exactamente si es del autor Diego Velázquez.

Por lo que muchos expertos en el arte no están bien seguro, aunque algunos dicen que sus pinceladas y la forma en que usaba su técnica coinciden. Al igual que la estética que empleaba el artista en todos sus cuadros.

Coronación de la Virgen

Siendo uno de los cuadros de Velázquez que tiene como género alegoría. Es un tipo de cuadro con estilo Barroco y técnica al Óleo con soporte en lienzo. Esta obra es del año 1644 y está ubicada en el Museo del Prado, en la ciudad de Madrid

La Coronación de la Virgen es considerada por los expertos como una de las obras religiosas más sobresalientes del pintor. Su ascendencia no se conoce con exactitud la fecha en la que fue emitido la pintura ni el lugar de su procedencia. Pero por su apariencia estilística se argumenta qué fue hecha en el año 1635 o en el año 1644, está entre estos años.

La descripción de esta obra es muy sencilla, en la parte de encima se encuentran los personajes de Santísima Trinidad de la creencia Cristiana, que es el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, el cual están honrando con una corona a la Virgen María que se encuentra en un asiento de nubes, juntamente con los rayos de sol y algunos ángeles que están volando a su alrededor.

CUADROS DE VELÁZQUEZ

Cristo en Casa de Marta y María

El nombre que tiene esta pintura en inglés es Christ in the House of Martha and Mary. Esta pintura esta entre los cuadros de Velázquez como una obra de género escena bíblica. Con estilo Barroco y técnica al Óleo esta obra es del año 1618. Este cuadro a diferencia de los demás cuadros de Velázquez anteriormente nombrados esta pintura se encuentra ubicada en el National Gallery, en la ciudad de Londres, Inglaterra.

La pintura de la escena bíblica es correspondiente a la primera etapa de Velázquez. Como suele ser o están acostumbrados a observar en las obras de estilos barrocos, el escenario primordial debería aparecer en primer plano, pero no es así.

La escena en la que aparecen los personajes de Jesús conversando o interactuando con las hermanas Marta y María está en segundo plano. Y las figuras que están en primera plana son extras que colocó el artista, que son la anciana y la sirvienta no forman parte de ninguno de los evangelios de la biblia.

Un dato curioso, después de cincuenta años, J. Vermeer pinta un cuadro con su propia interpretación del versículo de la biblia.

Cristo crucificado

Esta obra se conoce igualmente como el Cristo de San Plácido. Con su estilo Barroco y género de Arte religiosa este cuadro al Óleo es una de las pinturas de Jesucristo en la cruz más espléndidas en el mundo de las pinturas.

En esta pintura se puede observar Jesús clavado en una cruz, esta obra es muy famosa y es debido a su fisonomía varonil. De esta forma el artista Velázquez se inspiró para realizar este cuadro de obras intelectuales y pictóricas.

En esta pintura se puede ver a Cristo semidesnudo. En el que supuestamente ya ha fallecido, por la manera en que está inclinado su rostro, con la piel pálida, al igual que la forma en que están tensas sus piernas y sus brazos.

Por lo que se puede decir que el aspecto es particularmente ligero, su figura corporal se compone de las partes más hermosas y emblemáticas de esa etapa. Todo esto lo aprendió de su mentor Francisco Pacheco, el cual lo puso en práctica en todos los cuadros de Velázquez.

La fragua de Vulcano

Como antes se ha mencionado en los cuadros de Velázquez se pueden observar mucha variedad. Así como de género religioso, retratos y pinturas mitológicas. En este caso será una pintura mitológica de estilo Barroco del año 1630. Esta obra se encuentra ubicada en el Museo del Prado, en Madrid.

La obra representa uno de los trabajos hecho con el mejor de los esmeros, y el primer acercamiento a la temática mitológica del artista. En esta pintura se observa al dios de la mitología griega Apolo. El cual tiene como postura una visita al taller de herrería gobernado por el dios mitológico Vulcano.

Que por su parte este dios le demuestra una actitud de fascinación frente a lo que le hablaba el dios Apolo. Esta pintura se compone de fracciones excelentes y bien elaboradas.

Ya que cada parte de su anatomía está bien trabajada, por lo que estas técnicas son extraídas del colegio de Italia en el que aprendió todas estas cosas que colocó en los cuadros de Velázquez mientras estuvo en la ciudad de Roma.

La Fuente de los Tritones en el Jardín de la Isla de Aranjuez

El género de esta pintura es de paisajes y costumbrismo. El lienzo fue emitido en el año 1657. Al igual que los demás cuadros de Velázquez este es Barroco y con técnica al Óleo. Esta pintura representa una vista campestre en la que el paisaje hay una fuente de los tritones, que hasta ahora en la actualidad siguen existiendo. Estas estatuas que hay son formadas de mármol.

También estas figuras están ubicadas a un lado del palacio de la realeza en la ciudad de Madrid, en España. En el lienzo está plasmado lo magnífico de la luz campestre que puede tener por sí sola, con plantas arbóreas selváticas en la parte de atrás y en el sequero que está  en la entrada.

La figura o personajes que aparecen en escena aparentemente están aprovechando de un día de diversión y entretenimiento. Esta obra está compuesta de una manera muy simple y está enfocada en la fuente, por lo que esta considerada con el género costumbrista.

La Infanta Margarita en Azul

El nombre de esta pintura en inglés es Infanta Margarita Teresa in a Blue Dress. Este lienzo esta entre las pinturas de Velázquez como un retrato y tiene como medidas 127 cm x 107 cm. Fue hecha esta pintura en el año 1659 y en la actualidad se encuentra ubicada en el Museo de Historia del Arte de Viena.

Se puede decir que esta obra es uno de los retratos individuales más reconocidos en la historia de este pintor. Aquí se muestra a la niña Margarita Teresa, el personaje principal de la obra Las meninas, el cual muchas veces fue pintada por Velázquez a su corta edad hasta que cumplió los 8 años de edad.

Francisco Lezcano, el Niño de Vallecas

Este retrato es de género costumbrista, y el lienzo tiene como medidas: 107 cm x 83 cm. Fue hecho en el año 1640. El enano que aparece en la obra del bufón en la corte del príncipe Baltasar Carlos, igualmente experimentaba un déficit mental, que en la antigüedad lo llamaban oligofrenia.

En el retrato se muestra sentado en un ambiente rural con orilla, en el que está junto al niño de Vallecas. En su rostro se puede observar un rostro en el que no muestra ninguna preocupación, medio amenazante y sus menudas manos llevan consigo lo que puede ser unas cartas de naipes.

Esta sería una representación de modelo de vida que llevaba. El estilo que se muestra en esta obra es destacado en los lugares más importantes como el rostro y las manos que poseen una luz que resalta con un ingenio único.

Las incapacidades de Velázquez que eran frecuente y acostumbrado a plasmar en sus pinturas, exponen a una disputa moral en la actualidad para nosotros. Entre la polémica muchas personas piensan que el pintor solo quería ser humano al honrarlos con sus retratos. Y por otro lado también piensan que lo que buscaba el artista era despreciar a la gente menuda de manera encubierta con sus retratos.

El príncipe Baltasar Carlos a caballo

Este lienzo es un retrato ecuestre, que mide 209 cm x 173 cm. El cuadro es del año 1635 y está ubicado en el Museo del Prado, en la ciudad de Madrid. En este retrato de un niño que estaba montado en un caballo, el príncipe Baltasar Carlos que nació en el año 1629 y muere en el año 1646 a sus diecisiete años de edad de viruela, hijo del rey Felipe IV.

Lo que se esperaba mostrar en esta obra el poderío que iba a ejercer el futuro rey, El cual desde su pequeñez ya tenía estilo para posar en los cuadros. Así como su padre y su abuelo. Es por eso que aun siendo un infante aparece en el retrato con su mano derecha poseyendo un cetro y con sus vestiduras militar correspondientes.

El paisaje que está ubicado en la parte de atrás de la figura principal de la obra muestra el lugar en el que se encontraba de la ciudad de Madrid, en El Pardo. De la misma manera la perspectiva se proyecta hacia donde están las montañas de la arboleda del Hoyo de Manzanares.

La rendición de Breda

El género que pintó en esta ocasión escena militar. El cual en los cuadros de Velázquez se pueden observar muchos con la misma temática. Este cuadro se le conoce también Las lanzas, sus medidas son 307 cm x 367 cm, y fue emitido en el año 1635.

Esta obra de arte representa un época histórica de los combatientes, en el que logran obtener la victoria de la tropa española del rey Felipe IV por encima de los hacendados en los Países Bajos. La actitud que se generó de forma amigable en las figuras de la pintura significa que la pelea terminó de buena manera por parte del ejército español que tuvo una rendición irreprochable.

Felipe IV

En el año 1653 Diego Velázquez pinta a al rey Felipe IV. El cual se muestra al rey Felipe IV que nació en el año 1605 y murió en el año 1665. Este hombre fue el rey que más pintó el artista, ya que en los cuadros de Velázquez hay muchos retratos parecidos.

Este lienzo representa al monarca con la edad de 52 años, y es una de las obras más famosas de él, y es debido a que esta pintura está trabajada de forma muy compuesta, de realismo y expresividad. También existe una obra parecida que está ubicada en la National Gallery de Londres.

San Antonio Abad y San Pablo, primer ermitaño

En el siguiente cuadro que está a continuación es de género pintura religiosa, mide unos 261 cm x 192,5 cm. La fecha de emisión fue en el año 1634, esta obra está en el Museo del Prado, en la ciudad de Madrid.

Está compuesta pictóricamente por 3 escenarios en el que representa La leyenda dorada, un escrito redactado por el obispo de origen italiano Santiago de la Vorágine que nació en el año 1230 y muere en el año 1298. La descripción de los personajes en el primer plano es la siguiente San Antonio esta vestido de color marrón y San Pablo de color blanco, encima de ellos está volando un cuervo que le está llevando comida.

La otra escena de la obra hay en los laterales de pintura, las mismas figuras principales pero en la parte izquierda se ve la sepultura de San Pablo, juntamente con la contribución de un león. Y en la parte derecha el día en que el santo lo encuentran ya fallecido con una postura de adorador.

Tres hombres a la mesa

El nombre que tiene esta pintura en el idioma inglés es The Lunch o Luncheon. Al igual que se le conoce esta obra con el nombre El almuerzo. Tiene como género el Costumbrismo y su estilo es Barroco tenebrista. El lienzo mide 108,5 cm x 102 cm, y fue emitida en el año 1617. Esta pintura está ubicada en el museo del Hermitage, San Petersburgo.

Una breve descripción de la pintura, así como algunos cuadros de Velázquez este es de costumbrismo sevillano, en el que el artista pinta a tres varones de diferentes épocas, que están comiendo en armonía en la mesa. En la parte oscura de atrás aparece en la luz una mano de un sirviente que vertiendo vino para que ellos prosigan con su conversación.

Tres músicos

Este cuadro entre los demás nombrados es el que tiene las medidas más pequeñas y son de 87 cm x 110 cm. Fue realizado en el año 1618, y se encuentra ubicado este lienzo en Pinacoteca Gemäldegalerie de Berlín.

En la siguiente obra se muestra en una escena costumbrista en la que el pintor quiere colocar de relieve el género tenebroso de la ubicación, ya que está adaptada a un ambiente en la ciudad de Sevilla. Entre los hombres de la obra hay uno, que es el más juvenil de los que están, y tiene un gesto en la cara en forma de burla.

El cual indica que los otros dos hombres ya han tomado suficiente vino. Además de que el chico está sosteniendo un vaso de vino para dar a entender que ellos estaban tomando.

Por otra parte las figuras que aparecen en la derecha no están sosteniendo sus instrumentos con fuerza por lo que da una apariencia de que están tocando sin ritmo ni melodía. Hoy en día este lienzo se mantiene espléndido tanto por sus colores como los personajes y la luz que están casi sin alterar.

Venus del espejo

Así es el nombre en el idioma inglés The Rokeby Venus o The Toilet of Venus. El género de la obra es Pintura mitológica, el cuadro mide unos 122,5 cm x 177 cm. Fue trabajado en el año 1649 y se halla ubicado en la National Gallery, Londres. Esta obra trata de un desnudo artístico que al parecer fue el  único desnudo de una mujer en todos los cuadros de Velázquez que haya hecho.

Al menos que fuera trabajado en algo para sí mismo. Pero sería mejor así, ya que si fuera hecho más hubieran sido un problema para la sociedad moralmente hablando debido a un tipo de cuadro como este.

Basándose en la mitología griega el cuadro relata que la diosa de la belleza Venus. Esta diosa posa mientras se mira en el espejo lo que da a entender la idea de una gran hermosura en el cuerpo femenino. Con una puesta en gracia se ve la mujer acostada de lado encima de las sábanas y dando la  espalda, la diosa Venus ve al observador por medio de un espejo que lo está sosteniendo su hijo el dios Cupido.

Vieja friendo huevos

El nombre de esta obra en el idioma inglés es Old Woman Frying Eggs, el género es Costumbrismo del año 1618 y se encuentra ubicada esta pintura en la Galería Nacional de Escocia.

La breve descripción es sencilla, se basa en una de los primeros cuadros de Velázquez formales que él hizo. Se le considera como el género bodegón, que resalta por las diferentes herramientas que empleo y las texturas incluyó como el aceite hirviendo, mortero de color bronce, las telas, las verduras, las manchas, la madera, los metales, las cerámica y el mimbre. Cada detalle que colocó fue con toda la intención de demostrar todo su potencial como artista.

Pequeña Biografía de Velázquez

Diego Rodríguez de Silva y Velázquez, mejor conocido como Diego Velázquez fue un pintor español que nació en la ciudad de Sevilla en el año 1599 y murió en el año 1660 en la ciudad de Madrid. Los cuadros de Velázquez son destacados por sus estilos Barroco, tenebrista y naturalismo. Este pintor fue estudiante de Francisco Pacheco.

Diego Velázquez fue un pintor de la época barroca, muchas personas lo han considerado como un artista fabuloso con mucho talento. Por lo que los cuadros de Velázquez le fueron dando la importancia que merecía por ser el mejor de todos los tiempos luego de dos siglos de su fallecimiento.  Los cuadros de Velázquez más renombrados están recopilados en la actualidad en el Museo del Prado.

Si te ha parecido importante el presente artículo sobre Los cuadros de Velázquez te invito a visitar los siguientes enlaces:

(Visited 71 times, 1 visits today)

Deja un comentario