Conoce la organización social de los Olmecas

Las culturas mesoamericanas son objeto de interés hasta nuestro días, demostrando ser sociedades avanzadas y diversas. ¡Le invitamos a conocer todo lo referente a la Organización social de los Olmecas, una sociedad que data del 1600 a. C!

 ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LOS OLMECAS

Organización social de los Olmecas

Los olmecas vivían a lo largo de la costa del Golfo de México, en lo que hoy se conoce como los estados mexicanos de Tabasco y Veracruz.

Esta cultura duró aproximadamente desde 1600 hasta el 350 antes de Cristo, cuando muchos factores, sobre todo los ambientales hicieron que sus aldeas no fueran habitables.

Los olmecas han sido reconocidos en la actualidad por las estatuas que cincelaron, las cabezas gigantes en piedra de casi veinte toneladas, que se presume eran una forma de conmemorar y rendir honores a sus gobernantes, los personajes más importantes en la organización social de los olmecas.

El término Olmeca, se traduce como gente de goma, es una palabra náhuatl, el antiguo lenguaje azteca, para designar a las comunidades que producían y comercializaban caucho en toda el área Mesoamérica.

Los olmecas fueron la primera civilización importante en México, hicieron vida en las tierras bajas tropicales del Golfo de México y se presume que podrían haber sido las primeras personas en descubrir cómo convertir el látex del árbol de caucho en un material que pudiera moldearse, curarse y endurecerse.

La cultura olmeca no desarrolló un sistema de escritura que perdurará, salvo algunos glifos tallados, pocos símbolos que sobrevivieron hasta nuestros días, por lo que no sabemos qué nombre se dieron a sí mismos. Sin embargo, se encontraron entre las primeras y antiguas sociedades organizadas  y complejas de Mesoamérica, influyendo en muchas civilizaciones posteriores, como es el caso de los mayas.

 ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LOS OLMECAS

La evidencia arqueológica nos indica practicaban el famoso juego de pelota, que luego fue adoptado por otras culturas precolombinas, se talló sobre piedra como es el caso de las inmensas cabezas de roca volcánica, conocida como basalto y se presume que también practicaban los rituales de sangre.

Etapas de la civilización olmeca

La evolución de la cultura olmeca se divide en tres etapas, que hacen referencia a la zona de más presencia e influencia, estas son:

  • San Lorenzo: conocida como la primera zona donde el asentamiento y dominio  olmeca fue relevante, pues se encontraron las primeras muestras de las culturas y características de esta cultura.
  • La Venta: esta zona nace y prospera de los diferentes movimientos de población y la llegada de los sobrevivientes del centro de  San Lorenzo. Gran parte de los investigadores afirman que la Venta fue el área de mayor relevancia de esta civilización mesoamericana.
  • Tres Zapotes: fue el último gran asentamiento de los olmecas y se considera el de menor importancia de los tres, sin embargo aportó datos relevantes sobre la etapa de decadencia de esta cultura, durante sus últimos años de existencia.

El fin de los olmecas

La población olmeca se redujo bruscamente entre el 400 y 350 antes de Cristo, aunque no se precisa exactamente la causa.

Los arqueólogos conjeturan que la despoblación fue ocasionada por variaciones en su medio ambiente, tan intensas que les obligó a movilizarse, por ejemplo la sedimentación de los cauces de agua, que interrumpió y perjudicó enormemente el suministro del recurso.

ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LOS OLMECAS

Otra teoría de la considerable caída de la población propone la reubicación de los asentamientos debido a la mayor actividad volcánica como la causa en lugar de la extinción.

Las erupciones volcánicas durante los períodos Formativo Temprano, Tardío y Terminal cubrieron los diferentes terrenos con cenizas, obligando a los nativos a realizar cambios en sus asentamientos.

Clases sociales

De acuerdo a los datos aportados por las investigaciones en las diferentes etapas de la vida olmeca, encontramos las siguientes clases sociales:

Clase dominante

Como en la mayoría de las culturas a lo largo de la historia la clase dominante conocida también como la élite, estaba conformada por un grupo reducido de personas, quienes gozaban de los privilegios y comodidades de la sociedad olmeca.

Esta clase la conformaban los grupos militares, religiosos y en algunos casos, dependiendo de la ciudad los comerciantes y los artesanos. Como le hemos indicado con anterioridad la ausencia de fuentes referente a esta cultura dificulta establecer con exactitud cómo eran las diferentes clases sociales y los gobernantes olmecas.

Aun cuando los investigadores afirman que la religión tuvo mucho peso e influencia en este tipo de culturas, por lo que la clase alta y gobernante estaba asociada a este aspecto de sus vidas.

Es claro que los nobles o la clase dominante se encargaban del manejo y administración de los cultivos, el agua, las fuentes de los materiales de construcción, entre otros, manteniéndose como una jerarquía que monopolizaba lo que otros producían.

Existe la hipótesis de que estas clases elitistas, fueron familias que obtuvieron las mejores tierras y establecieron las mejores granjas, teniendo mayor poder sobre otros grupos. Ostentando ese poder, se transformaron en gobernantes y sacerdotes, grupos que se presume eran los mismos, pues los la clase sacerdotal se transformaron en chamanes o sacerdotes-monarcas.

Estas figuras  se asociaban a los dioses, por lo que poseían poderes sobrenaturales y en torno a ellos giraban las actividades de la comunidad. Sus creencias servían de respaldo al supuesto poder del chamán, porque así fue diseñada.

Clase baja o subordinada

Es muy obvio que la clase que agrupa la mayor cantidad de individuos son los plebeyos o subordinados a los grupos dominantes, generalmente los que realizaban el trabajo duro y las actividades fundamentales para la subsistencia de estas sociedades, pero que no gozaban de privilegios.

Estos grupos eran considerados ordinarios, pues no tenían relación alguna con los dioses a diferencia de las elites, por lo tanto, su carga de labores era muy difícil, actividades como la agricultura, la construcción, eran las más comunes para la plebe.

Como la mayoría de los olmecas se encargaban de las actividades relacionadas a la agricultura siendo esta la fuente económica más importante de la sociedad y aquella que le garantizaba sus alimentos, los terrenos y parcelas estaban divididas entre los diferentes grupos sociales, que encargaban el producto de sus cultivos a la clase gobernante.

Organización social y política

A diferencia de otras culturas mesoamericanas se conoce muy poco sobre la organización social de los olmecas y por ende tampoco de la vida política de esta sociedad.

Aunque son pocos los rastros dejados por esta civilización en cuanto a este tema, se presume que las cabezas colosales de basalto y otras grandes esculturas, representan a los líderes y gobernantes, no existen otras fuentes de información como las estelas mayas, que mencionan a los gobernantes y los periodos de su gobierno.

Sin embargo, algunos arqueólogos afirman que los datos que arrojan los estudios de zonas puntuales, demuestran que la organización social olmeca era centralizada, con una élite que podía ejercer el control sobre recursos como el agua y una especie de piedra monumental para ejercer el mando y legitimar su gobierno.

Por otro lado, se presume que la sociedad olmeca carece de muchas de las instituciones y figuras de las civilizaciones posteriores, como los ejércitos permanentes, elites sacerdotales, etc.

Los estudios de los asentamientos como el de la Sierra de los Tuxtlas, indican que esta área estaba compuesta por comunidades más o menos igualitarias fuera del control de los grandes centros de tierras bajas. Las casas individuales tenían una especie de cobertizo, algo así como un pequeño estacionamiento y un pozo de almacenamiento para guardar verduras de raíz cerca de casa.

Probablemente también tenían jardines en los que los olmecas cultivaban plantas  medicinales y otros tipos de plantas como los girasoles.

No existen registros escritos de la actividad comercial, creencias o costumbres o la organización social de los olmecas, pero según la evidencia arqueológica, se establece la información que se maneja actualmente.

Organización económica 

Algunos datos indican que no estaban limitados económicamente, pues se han encontrado artefactos olmecas en toda Mesoamérica, lo que indica que había extensas rutas comerciales interregionales.

El comercio permitió a los olmecas construir sus complejos urbanos. Generalmente destinados a las ceremonias y actividades de la élite, pues la mayoría de la gente común vivía en pequeños poblados.

El período olmeca tuvo una actividad comercial significativa, con diferentes rutas comerciales, algunas bastante distantes de sus centros poblados, además de una gran variedad de bienes y artículos comercializados.

La presencia de piezas elaboradas en jade, obsidiana y otras piedras semipreciosas proporcionan evidencia de la actividad comercial con grupos y personas fuera de la costa del Golfo de México, pues tanto el jade como la obsidiana procedían de otras partes del territorio.

No obstante, la agricultura fue la principal actividad económica de la comunidad olmeca y que generalmente se desarrolló fuera de los poblados, en campos despejados. Los primeros agricultores olmecas emplearon técnicas como la tala y la quema, para despejar la tierra, sembrando maíz y otros productos entre cenizas, el problema fue que está técnica agotó los suelos al termino de unos años.

Los agricultores luego cambiaban de campos y así repitieron el ciclo, que a la larga afectó las tierras fértiles cercanas. Es probable que se cultivaban productos como el maíz, los frijoles, las calabaza, las mandioca, las batatas y el algodón.

Le invitamos a consultar otros enlaces de nuestro blog que pueden resultar interesantes: 

(Visited 821 times, 1 visits today)

Deja un comentario