¿Quiénes y cómo eran los dioses olmecas?

El jaguar, la lluvia, el maíz o dragón son parte de las figuras elementales que representan a los Dioses olmecas. Con ayuda de este post descubrirá cuáles son sus poderes, el papel que juegan en la sociedad y cómo suelen proteger a sus afectos. Descubre a cada uno a continuación.

DIOSES OLMECAS

¿Quiénes eran los Olmecas?

Son la cultura perteneciente a los habitantes de Mesoamérica. La generación anterior de mesoamericanos dotó de grandes cualidades a la sociedad que habita hoy en día. Por tal motivo, los Olmecas son respetados por sus vecinos como grandes conocedores de la cosmogonía, de grandes poderes y visiones. Esta cultura es raíz para que mayas y aztecas amplíen sus conocimientos más adelante.

Puede considerarse como los primeros pobladores de América, al comprender la etapa cronológica 1.200 a.C-400 a.C. La historia universal establece que son los primeros pobladores del periodo precolombino. Para entender con profundidad su formación, es necesario mencionar algunas de sus características:

  • Crearon el juego de la pelota. Más allá de ser una dinámica interesante, es un rito de culto para los dioses. En vez de llamarse estadio, es un centro ceremonial.
  • La actividad económica base es la agricultura, porque involucra a varios dioses olmecas en el crecimiento de las plantas.
  • Por norma general, los líderes de los grupos son considerados como chamanes o gobernantes.
  • Los animales juegan un papel fundamental en su cultura, por ser el enlace entre las personas y dioses.
  • Las cabezas colosales esconden un secreto interesante: presuntamente son cabezas que pertenecieron a chamanes de la región.

Características de su religión

No hay información vasta para explicar los antecedentes de esta religión. Hasta hace poco, representó un signo de interrogación la vida social de los olmecas, porque los investigadores recaudaron algunos testimonios recientes acerca sus rituales o estilo de vida bajo el amparo de la religión. En los últimos años, las pruebas de su existencia han sido irrefutables.

DIOSES OLMECAS

Para el análisis de estas características, se tuvo en cuenta los vestigios de fachadas arquitectónicas junto al estudio de esculturas. En este caso, existió una confusión de la procedencia para estos objetos, porque unos investigadores alegan que son fuente ajena y otros, que pertenecieron a los pobladores de Mesoamérica. Estas son algunas de sus características:

  • Rasgos politeístas entre sus ciudadanos. Tenían una fuente inagotable para creer en los dioses que ellos consideren poderosos. La existencia en los dioses olmecas es tan variada que los estudios no han abordado lo suficiente. Su ciudadanía creían en varias entidades de gran poder que representa su señal protectora.
  • Cada dios es protector de cierto aspecto en la cultura mesoamericana. Por ejemplo, una deidad está destinada para el cuidado de los animales, otras para los cultivos y finalmente, para las personas.
  • El animal predilecto de la civilización olmeca es el jaguar, por su imagen imponente.
  • Solo los Reyes han tenido representaciones mitad humano y mitad animal.
  • El poder sobrenatural de los Reyes es un hecho. Ellos disfrutan de la religión como pilar fundamental en su proceder.
  • Los chamanes tienen funciones de controlar el pueblo. Detrás de los Reyes, mantiene cierta jerarquía, cuya ciudadanía debe respetar.
  • Visitar las montañas es una cuestión de índole espiritual. Es el espacio que delimita el cielo y la tierra.
  • Para los olmecas, todo a su alrededor consiste en un ser vivo: árboles, plantas, o ríos tienen vida propia.

¿Cuáles son los dioses olmecas? 

La religión es uno de los elementos que hace parte de los seres humanos. Ellos están en libertad de amar a las deidades que consideren poderosas. Es un hecho intrínseco estar conectados con un Dios que logra subsanar nuestras heridas o para hacer ofrendas necesarias con el propósito de rendir culto. A su vez, están los Dioses de Los Toltecas con buena valoración por la gente como seres superiores, capaces de regir el destino.

Dios Jaguar

Es importante comenzar con esta deidad por la importancia que tiene la figura del jaguar dentro la cultura. Conocido como Ek Balam, estrella negra o sol negro. Guarda relación con todas las actividades nocturnas, bajo la aparición de un sol con participación en las noches para abrir una bóveda que conecta con el inframundo.

Todos los Reyes y chamanes de la antigüedad estaban obligados a rendir tributo a este felino de gran presencia. Entre todos los dioses olmecas, es el enlace del animal más agresivo de América conjugado a la naturaleza misma. Tiene una connotación totémica, es decir, conecta todos los elementos de la naturaleza con la aparición del hombre jaguar de gran valentía.

DIOSES OLMECAS

Está asociado con la serpiente acuática como primera en representar el agua durante la creación de la tierra. A partir de acá, se hace hincapié a la serpiente jaguar como sinónimo de fertilidad y el nacimiento. La estética de este jaguar es imponente, con gran belleza, siendo motivo de honor para todos los encargados de rendir tributo. De su fisonomía hay que resaltar lo siguiente:

  • Ojos marrones.
  • Gran cabeza.
  • Colmillos sobresalientes.
  • El labio superior levemente más grueso que el inferior.

Cada mito de los dioses olmecas marca una tendencia para la historia universal y del mismo territorio mexicano. Aparentemente el dios Jaguar nace por la relación carnal entre una mujer y un jaguar. A partir de esta etapa nacieron los hombres jaguares. Por tal motivo, el origen de los olmecas está marcado por el precedente de contar con sangre jaguar corriendo por sus venas.

Dios Dragón

Posee la misma antigüedad que el jaguar e incluso, hay una representación bastante similar a su silueta. Conocido como el “Monstruo de la Tierra” presenta varias replicas en forma de escultura que forman parte del testimonio histórico de su aparición. La acción de esculpir al dragón nace con motivo de culto, hasta trasladarse a los platos o pequeñas estatuillas que han sido almacenadas como restos extraordinarios.

Es una representación ficticia del dragón ¿Por qué? gracias a una combinación fantástica entre serpiente, aves y el jaguar. Suele ocurrir que algunos artistas olmecas reflejaron al dios con cierta humanización para establecer ese mestizaje entre criatura / ser humano.

De su fisonomía destaca e color y forma de cejas, porque ejemplifica la presencia del fuego. El nombre de estas cejas bajo la cultura es de “flamigera” con el dibujo de una cruz olmeca en los ojos de la criatura. El tamaño de su nariz es prominente, con una lengua segmentada en dos partes. Otra particularidad es la reacción del dragón, porque en escenas puntuales arroja palabras, pero ocasionalmente bota nubes de su boca.

DIOSES OLMECAS

De sus años de antigüedad, es viable considerar que su existencia está ligada al nacimiento de Mesoamérica como región, así como los primeros pobladores olmecas. A ciencia cierta muchos debates han establecido que el dragón no está en el listado de dioses olmecas, con otro sector en contra de esta premisa.

Serpiente emplumada

En la lengua olmeca es presentada como Kukulkan. También representa a unas ruinas en particular en que hicieron vida algunos dioses olmecas. Actualmente el Golfo de México, al norte de Tabasco y al sur de Veracruz yacía esta poderosa criatura proveniente del quetzal. Las costumbres de América central han enfocado a la serpiente como la máxima patrona entre el cielo y la tierra, como un ser vivo de máximo poder, comparado con la fuerza del jaguar.

La serpiente es el canal que comunica al mundo terrenal con el celestial, además de aprobar el nacimiento de nuevos seres o propulsar la fertilidad. Siempre utilizó a las aves como mensajeras para dar información importante a los hombres de Mesoamérica. Por esa razón, la comunidad de este espacio geográfico respetó la presencia de esta serpiente en la tierra.

Todos los dioses olmecas tuvieron al menos un rival de disputa por el poder. Para la serpiente, Tezcatlipoca significó una contraposición de sus intereses. En lugar de beneficiar el bien a través de la vida y su fertilidad, optó por respaldar las tinieblas y la oscuridad. Huitzilopochtli también es otro contendiente gracias a su fuerza interior para propulsar las guerras y la destrucción.

Dios del maíz

De los dioses olmecas en cuestión, esta autoridad tuvo bastante benevolencia con los hombres de bien. Para premiar el trabajo de la población mesoamericana, bendijo a todas las comunidades con la producción del maíz para alimentarse. No tiene un género establecido, por lo cual, llamarle como hombre o mujer es válido ante la incertidumbre de investigar su sexo.

DIOSES OLMECAS

El maíz seco es la representación de este dios. Es el alimento con el cual premió las buenas acciones de los olmecas. Siempre garantizó la alimentación de toda su comunidad, hasta el grado de apoyar a los agricultores en su gestión de siembra / cosecha. Cuida de la tierra de toda maldad o dioses peligrosos que intentan interferir en función del bien.

Cuenta la mitología azteca que el nacimiento de este dios fue bastante rápido. Apenas llegó al mundo, se escondió bajo la tierra hasta transformarse en todos elementos subterráneos como alimento o tierra. Luego de su muerte, todos los resto se esparcieron por debajo de la tierra, para favorecer el cultivo de maíz en toda la región mesoamericana.

De sus cabellos nació el algodón, así como desprendió muchas semillas a través de los contornos del rostro. Cada parte de su ser se transformó en un objeto útil para la humanidad o un alimento sagrado para satisfacer su hambre. Desde luego, la población olmeca agradecida ante todo, suele honrar con cánticos y rituales para llamar la abundancia, bienaventuranza de la nación y fortificación de los sembradíos.

El mejor modo de demostrar agradecimiento por los favores recibidos a este dios es con el traslado de varias mazorcas de maíz al Templo de Chicomecóatl. Haciendo esto, su corazón de maíz esparcirá muchas semillas en terrenos secos para la producción de este alimento.

Dios de la lluvia

En algún momento habrá escuchado el nombre de Tlaloc en la historia mexicana y de la propia centroamérica. Es un dios bastante poderoso con la facultad plena de manejar las aguas a su antojo. Podría decirse que también pertenece a los Dioses aztecas por estar presente en tal comunidad con ritos ceremoniosos en su honor.

Cuenta en la protección de las cosechas del maíz. Si había tormentas perjudiciales para los campos, Tlaloc dispuso de su fuerza para ahuyentar las aguas malignas que arrasaran con el poco trabajo honroso de los hombres. Dicho esto, la presencia de los dioses olmecas es un golpe sobre la mesa para la justicia y bienestar social de estas comunidades autóctonas.

Su fuerza es comparable a la de un trueno o relámpago. Si es ofendido, no dudará de utilizar estos recursos para descargar su ira. En otro escenario, se presenta como un dios generoso y proveedor del líquido vital, junto a las buenas cosechas en la tierra.

Controla todo lo relacionado a los fenómenos naturales con mucha destreza. Si hay bastante aridez en la tierra, traslada la lluvia de un lugar a otro para regar las plantas que necesitan del líquido para sobrevivir. Tlaloc es merecedor de sacrificios animales y de humanos para saciar su furia. De no ser así, los ritos voluntarios son bien vistos por el dios, que a cambio, obsequia alimento.

En su físico llama la atención un par de ojos bien pronunciados con dientes en forma de jaguar. Su cuerpo está decorado con muchos detalles alegóricos a las aguas, con tonos negros, verdes y amarillos. Las costumbres antiguas resaltan que Tlaloc desea la hermandad entre todos los seres humanos para estar satisfecho en su plano.

Dios bandido

En las regiones más recónditas y en la antigua Mesoamérica es venerado el dios bandido como un conglomerado de manifestaciones sobrenaturales, de acuerdo a la historia prehispánica. Los curanderos confiaron en él para resolver problemas de salud entre sus pobladores, relatando que algunas veces fue visto como mitad hombre y mitad espectro, dentro de lo habitual en los dioses olmecas.

Llamado dios bandido por contener una banda localizada en uno de los ángulos con el que retrata su rostro. En uno de sus ojos está presente otra de las bandas. Es peculiar la comisura de sus labios sellados. En cuanto al cuerpo, también posee una especie de vendaje asimétrico a una cabeza completamente plana.

Además de los testimonios recolectados como un dios benévolo con sus humanos, hay otro sector de historiadores que aseguran un dios bandido con poderes oscuros utilizados para provocar males a la humanidad.

Hombre de la cosecha 

Aunque es distinguido como un hombre en sus primeros términos, es un dios propulsor de la fertilidad, las buenas siembras y la unión familiar. De acuerdo a la mitología mesoamericana, fue un hombre natural que se sacrificó su vida para alimentar a su pueblo. A raíz de su muerte, aquellas cosechas que estaban a punto de perderse, crecieron en tal modo que el recogimiento produjo una buena alimentación.

Dentro de las leyendas veracruzanas está un hombre llamado Homshuk, que murió del mismo modo para asegurar el alimento de su comunidad. Testigos afirman que de sus rodillas brotó mucho alimento para saciar la hambruna de Veracruz. ¿Desconoce el origen de los Dioses Celtas y sus poderes inigualables? Descubre todo lo relacionado a ellos.

Entre otras anécdotas, al acercarse al sepulcro del hombre de la cosecha, en las próximas horas llegará la abundancia al hogar, en cada una de las siembras que ha establecido para un periodo determinado de tiempo. La cultura Quiché asocia la crucifixión de Jesucristo con el hombre de la cosecha porque, mientras el hijo de Dios daba sus últimas palabras de aliento, de la tierra brotó el maíz.

(Visited 384 times, 2 visits today)

Deja un comentario