Descubre la organización social de los Teotihuacanos

La organización social Teotihuacan fue cuidadosamente estratificada por variables económicas, políticas y demográficas determinadas como modelo para las culturas posteriores de Mesoamérica, entérate a través de este interesante artículo cuáles eran las clases sociales dentro de la Organización Social de Los Teotihuacanos, y mucho más.

ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LOS TEOTIHUACANOS

Cuán organizada era la sociedad Teotihuacana

Principalmente, para los teotihuacanos era mal visto pensar y actuar individualmente, esta condición destrozó los paradigmas que otros pueblos siguieron con un modelo teocrático.

Bajo el sistema de esta cultura se dividió en diferentes clases multiétnicas, estrechamente relacionadas con las actividades económicas, el trabajo religioso y sus líderes. Además, la ciudad tenía espacios de vivienda bien delimitados por raza, ocupación y estatus socioeconómico.

En este sentido, el descubrimiento de La Ciudadela proporcionó datos muy interesantes sobre los complejos de viviendas ubicados a los lados de las pirámides, que, debido a sus características, sugieren que fueron utilizados por sacerdotes o gobernantes como residencia.

Por el contrario, las viviendas descubiertas en La Ventanilla, con sus simples acabados, mostraban que eran barrios ocupados por artesanos.

Cómo se jerarquizó la organización social de los Teotihuacanos

Según estudios realizados, la organización social de Teotihuacán consistía en monarcas, príncipes, ministros, sacerdotes, generales, comerciantes, ciudadanos, sirvientes y esclavos, muchos de los cuales provenían de diferentes regiones de Mesoamérica.

ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LOS TEOTIHUACANOS

De esta manera, el monarca vio en la cumbre social de la cultura teotihuacana, quien se representaba a sí mismo como un representante de los dioses en la tierra con una nobleza claramente definida, es decir, sus familiares y funcionarios, quienes eran responsables de proteger las ciudades y mantener la sociedad. Controlar.

Al mismo tiempo, los sacerdotes con gran conocimiento científico y mágico eran personalidades respetadas dentro de la comunidad.

No se puede pasar por alto que el importante papel de los militares dentro de la comunidad de Teotihuacán, que tenía una relación muy estrecha con los sacerdotes y tenía poderes divinos, así como su conexión con el gobierno central les dio poderes para administrar las ciudades.

Por otro lado, la mayoría de la población estaba compuesta por campesinos, artesanos y comerciantes que, junto con los comerciantes, eran el motor de una gran economía, que proporcionaba el sustento de la población, productos para el culto y aquellos destinados a intercambios comerciales.

Del mismo modo, la clase más baja consistía en siervos y esclavos que eran prisioneros de guerra responsables de la nobleza.

ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LOS TEOTIHUACANOS

Como normativa general la forma de vestir era otra característica del estrato jerárquico, no hay duda de que el orden de la organización social de Teotihuacán fue considerado el más estructurado de su tiempo.

Organización Política y Social de los Teotihuacanos

El ordenamiento político y social  se estructuraba con una fuerte jerarquía de clases en un pueblo formado por varias etnias, gobernado por un estado altamente teocrático, compuesto por varios miembros de las clases altas o elites de su sociedad.

El nombre de esta ciudad proviene de la enigmática ciudad prehispánica llamada Teotihuacán. Ubicada en el semiárido noreste del Valle de México, era la ciudad más grande, influyente y venerada de la Edad de Oro de Mesoamérica.

La mayor parte de la información sobre esta magnífica sociedad proviene de los mexicas (aztecas), que utilizaron la ciudad unos 600 años después de su caída, y luego textos del México colonial. Esta ciudad alcanzó su esplendor entre 200 a. C. y 700 d. vs.

Los arqueólogos también han logrado desentrañar algunos de los misterios de esta civilización al estudiar la arquitectura, la pintura, los artefactos y los objetos de cerámica que dejaron los teotihuacanos.

Dominada por dos pirámides gigantes y una avenida sagrada, la ciudad es testigo de un ambicioso poder político-militar y una organización social muy estricta, superada solo por civilizaciones antiguas como Roma y Egipto.

Los teotihuacanos fueron contemporáneos con la civilización maya temprana de mediados del primer milenio después de Cristo y, posiblemente, existieron antes del establecimiento del poder total de la civilización tolteca.

Este hecho hace que los arqueólogos e historiadores discuten teorías sobre las similitudes y paralelos en la vida política y social de los teotihuacanos, en comparación con el resto de las civilizaciones mesoamericanas posteriores.

Sin lugar a dudas, los pueblos prehispánicos de América Central siguieron el ejemplo (en una escala más o menos grande) de la grandeza de la civilización teotihuacana, su organización y su administración.

Organización política

Como se dijo al principio, hasta ahora se creía que la sociedad estaba gobernada por una administración estatal teocrática. En otras palabras, los gobernantes de esta civilización ejercen su poder no solo como jefes de estado, sino también como líderes religiosos que representan a los dioses.

ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LOS TEOTIHUACANOS

La demostración arqueológica aún es muy simple para aseverar el sistema exacto de gobierno , pero los elementos que dan más peso a la teoría teocrática son los siguientes:

  • La arquitectura de la ciudad y el complejo de pirámides construidas en línea con los puntos cardinales, lo que sugiere influencia religiosa y culto a las estrellas.
  • Pinturas en paredes y contenedores que exponen los mitos de la creación, los pasajes al otro mundo, los rituales religiosos y los sacrificios humanos.
  • Imágenes esculpidas de dioses, en particular la serpiente emplumada Quetzalcoatl.

¿Reyes o élites a la cabeza?

Muchos arqueólogos afirman que para haber construido una ciudad de esta magnitud y para haber controlado e influenciado tantos territorios y estados en todo el México actual hasta Guatemala y Honduras, se necesitó un liderazgo muy fuerte y decidido. y considerable poder militar.

ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LOS TEOTIHUACANOS

Aunque algunos consideran que Teotihuacán debe haber tenido una poderosa monarquía como sistema político para alcanzar la grandeza, todavía no hay evidencia arqueológica de la existencia de reyes. La teoría más aceptada es la del liderazgo compartido entre jefes de estado de igual o similar poder.

Esto haría de esta ciudad una especie de república teocrática oligárquica, con líderes de la élite social a la cabeza de la sociedad: sacerdotes, líderes militares y otros representantes de poderosos grupos étnicos. Esto llevaría a Teotihuacán casi al nivel de parecerse a la República Romana, una civilización poderosa gobernada por una cámara de gobernantes.

Por otro lado, también se acepta decir que este poder compartido por las élites es similar a un estado corporativo. Investigaciones de la iconografía de la ciudad, había al menos cuatro casas dominantes en la política de esta sociedad, son manifestadas por el coyote, la serpiente emplumada, el jaguar y el águila. Cada uno estaba a cargo de sectores específicos de la sociedad.

 

Organización social

La clasificación de la clase social fue una característica marcada de la civilización de esta etnia. Las clases superiores o de élite mencionadas anteriormente estaban en la parte superior de la estructura, y sus miembros eran sacerdotes, líderes militares y jefes de casas o familias grandes y poderosas dentro del imperio.

La casta guerrera y militar era considerada uno de los grupos sociales más importantes y privilegiados. Disfrutaron de la admiración y el respeto tanto de las élites como de la plebe. Aunque no se considera una ciudad guerrera por naturaleza, su poderío militar era considerable y solo equivalente al tamaño de su sociedad. Más que conquistadores, eran asimiladores de otras culturas por conveniencia política, social y productiva.

Según los murales y la cerámica, las clases bajas y medias estaban muy bien diferenciadas según su actividad productiva o su profesión a través de la ropa. También se dividieron en distritos de la ciudad según su importancia.

Las casas tipo apartamento fueron construidas en diferentes tamaños, dependiendo de la clase social. Varias familias del mismo estrato y de la misma profesión podrían vivir en el mismo departamento.

Otro aspecto de la estructura social de Teotihuacan fue la concentración de grupos étnicos en vecindarios específicos, ya que la ciudad fue visitada por muchos pueblos o tribus que podían establecerse en la ciudad, trayendo beneficios económicos a la prosperidad de la sociedad. .

Uno de los grandes misterios que aún acecha en esta hermosa ciudad antigua es cómo el gobierno teocrático elitista mantuvo el control de una sociedad multiétnica, en capas y en constante cooperación durante más de 1,500 años.

Relación entre gobernantes y pueblo

Se dice que este sistema de gobierno elitista floreció porque cada miembro pudo mantener controlados y obedientes sectores específicos de la sociedad a través de varios métodos o estrategias.

La amenaza de la fuerza militar era la más común y constante, pero iba de la mano con el adoctrinamiento religioso, cuya ideología difundió la sumisión del pueblo como la voluntad inequívoca de los dioses y la ineludibilidad de la vida.

Sin embargo, también se cree que un simple sentido de conciencia cívica y virtud para ser un buen ciudadano podría ser un factor tan bueno como los anteriores para mantener la convivencia y el progreso de la sociedad multiétnica de Teotihuacán durante muchos siglos.

Para algunos investigadores, esta última causa tendría mucho más sentido en el contexto de la esplendidez y la larga duración de la cultura teotihuacana, y expresar con más detalle la ausencia de gobernantes egocéntricos y glorificados.

Como resultado, se acepta la teoría de que la estabilidad de la civilización teotihuacana puede haberse basado más en el orgullo en el sentido de ciudadanía que en la dependencia subordinada de las clases sociales medias y bajas de los gobernantes dominantes o las deidades intimidantes.

Le invitamos a consultar otros artículos de nuestro blog, que pueden resultar muy interesantes: 

(Visited 4.698 times, 2 visits today)

Deja un comentario