Características de Las Culturas Mesoamericanas

Descubre con nosotros toda la información de importancia sobre la Cultura Mesoamericana que se desarrolló desde la antigüedad en el continente. ¡No dejes de leerlo! y te informarás de la gran variedad de grupos étnicos de la zona.

CULTURA MESOAMERICANA

Las 10 Culturas Mesoamericanas Más Importantes

Las culturas mesoamericanas fueron una serie de civilizaciones aborígenes que se desarrollaron en México y América Central antes de la llegada de los españoles en el siglo XVI.

Para el momento de la llegada de los españoles más de una docena de culturas se encontraban  en Mesoamérica: olmecas, mayas, mexicas / aztecas, toltecas, teotihuacanos, zapotecas, purépechas, huastecas, tlaxcaltecas, totonacas y chichimecas. En este artículo, nos centraremos en lo más importante.

Según los arqueólogos, existe evidencia de que Mesoamérica ha sido poblada por humanos desde el 21,000 AC. Estos primeros pueblos mesoamericanos eran nómadas.

Sin embargo, en el año 7000 a. C., el derretimiento de los glaciares permitió el desarrollo de la agricultura, lo que hizo que estos aborígenes comenzaran a ser sedentarios.

Con la mejora de las culturas, se han fortalecido las bases para la creación de civilizaciones. A partir del 2300 a. C., se desarrollaron actividades artísticas como la cerámica y la arquitectura.

CULTURA MESOAMERICANA

Originalmente, se creía que las culturas mesoamericanas se originaron al mismo tiempo. Sin embargo, los estudiosos de la región han demostrado a través de la evidencia arqueológica que estas civilizaciones surgieron en diferentes momentos. Del mismo modo, encontraron su fin en diferentes años.

Cultura olmeca

Este grupo étnico llamado olmeca se originó en el sureste de México entre 1600 y 1400 a. C. y se cree que desapareció alrededor del año 400 a. C.

Estos originarios sentaron las bases que consintieron el desarrollo de otras culturas mesoamericanas e influyeron mucho en las civilizaciones mayas y aztecas.

Considerada la madre de todas las culturas mesoamericanas, ya que es una de las primeras en ser registradas, su nombre en lengua náhuatl significa “gente de la tierra del caucho” y, de hecho, el látex se extrajo de los árboles de “castilla elástica” de esta región .

A la cultura olmeca se le atribuye la innovación del juego ritual de la pelota, la escritura y la epigrafía mesoamericanas, la invención del cero y el calendario mesoamericano. Su arte más emblemático son las cabezas colosales.

CULTURA MESOAMERICANA

La Historia

Su historia se divide en las ubicaciones de sus tres capitales:

San Lorenzo Tenochtitlán 1200 a. C. Hasta el 900 a. C., su ubicación en las planicies fluviales que favoreció la alta producción de maíz, lo que influyó para convertirse en la primera civilización sedentaria en América. Tenía una alta concentración de población que llegó a tener una cultura refinada.

Centro ceremonial la venta  Después de 900 a. C. Se registró una retirada de San Lorenzo. El cambio en el curso de algunos ríos indica que los cambios ambientales influyeron en este hecho, aunque la destrucción de San Lorenzo en 950 a. C. sugiere que hubo una rebelión interna hasta el 400 a. C.

Fue el centro de esta civilización, un período en el que se construyeron la Gran Pirámide y otros centros ceremoniales.

Los tres zapotes, Desde 400 a. C. alrededor del año 200 aC, aunque esta fue la última fase olmeca, todavía había una población en la etapa posterior a la olmeca y hoy en día hay muchos rastros de su influencia en el actual Veracruz.

Economía

Los olmecas desarrollaron la siembra y cosecha de maíz, frijoles, pimientos picantes, pimientos dulces, aguacates y calabaza. Todas son culturas aún presentes en la cultura mexicana.

CULTURA MESOAMERICANA

También desarrollaron un sistema de riego automático que permitió llevar agua a tierras menos fértiles, para que pudiera ser productiva. La pesca y la caza son fueron otras acciones económicas generadas por los olmecas. Del mismo modo, esta civilización era conocida por criar pavos, que eran valiosos tanto para su carne como para sus plumas.

Religión

La cultura olmeca era teocrática, lo que significa que el gobierno estaba sujeto a las autoridades religiosas y politeístas. La escultura y la arquitectura eran doctrinas subordinadas a los hábitos religiosos; Los altares, templos e ídolos olmecas son prueba de ello. Entre sus objetos de culto, el jaguar era quizás el más importante, a quien también se consideraba el dios de la Tierra.

Los hombres Jaguar también fueron muy relevantes. Algunas esculturas muestran deidades mitad humanas, mitad jaguares. Otras deidades eran el dios del fuego, el dios del trigo, el dios de la muerte y la serpiente emplumada. En la cultura olmeca, estaba la figura del chamán, responsable de dirigir los rituales religiosos y a quien se le atribuían capacidades curativas.

Arte

La escultura es una de las especialidades artísticas más típicas de los olmecas. Sus mejores monumentos se llaman “las cabezas gigantes”, imágenes talladas en piedra (en su mayoría de basalto y adornadas con jade), que pueden medir hasta 3,4 metros.

Hoy en día, se cree que se hicieron en honor a los caudillos, combatientes y ancestros más famosos de la civilización. La primera cabeza fue descubierta en 1862 en el sur de Veracruz.

Hay dos cosas que se repiten en las representaciones artísticas olmecas: el uso de jade y el símbolo del jaguar. Este último fue considerado un símbolo de poder no solo por la cultura olmeca sino también por otras culturas indígenas en América Central.

CULTURA MESOAMERICANA

Cultura mexica/azteca

Los mexicas, también llamados aztecas, fueron originalmente un pueblo nómada que llegó a Mesoamérica en el siglo XIV. Esta tribu habría sido considerada inferior por otras civilizaciones centroamericanas porque era nómada.

Sin embargo, en el siglo XV, los aztecas ya habían asimilado las culturas a su alrededor y sentaron las bases para construir lo que luego se conocería como el Imperio azteca.

Se adaptaron al entorno en el que tenían que vivir; construyeron canoas para poder subsistir pescando en aguas cercanas; Trabajaron la tierra para hacerla fértil y productiva, y construyeron represas y sistemas de riego.

Cuando se establecieron por completo, comenzaron a crear un imperio al conquistar otras tribus menores. Estas tribus conquistadas debían rendir homenaje a los aztecas.

De esta manera, garantizaban otra fuente de alimentos y bienes (como joyas, ropa), así como prisioneros sacrificados para alimentar a los dioses.

A principios del siglo XVI, la civilización azteca era considerada una de las más poderosas de Mesoamérica e incluía el centro y sur de México, así como los territorios de Nicaragua y Guatemala.

Origen y localización

En náhuatl, azteca significa “la gente que vino de Aztlán”. Según un mito mexicano, su gente abandonó Aztlán hasta que encontraron su nuevo lugar al construir la ciudad de Tenochtitlán. Decidieron llamar a este lugar Mexihco, que significa “en el ombligo de la luna”, de donde provienen los mexicas.

Por lo tanto, la diferencia fundamental es que los aztecas serían los que migrarían, pero una vez establecidos, se les llamó mexicas. Por otro lado, es importante recordar que este origen en Aztlán es un mito. La ubicación geográfica de los mexicas se extendió sobre el centro y sur de la actualidad de México. Sus orígenes se remontan a las fechas posteriores a la caída del imperio tolteca, entre los siglos X y XI.

La realidad del origen de los mexicas consistió en una gran inmigración de grupos de habla náhuatl desde el norte del actual México -chichimeca-, que inundó la meseta central de México, alrededor del lago Texcoco. Se encontraban entre las últimas poblaciones en llegar a la zona, por lo que se vieron obligados a ocupar la zona pantanosa al oeste del lago.

Su creencia religiosa en la leyenda de que un pueblo poderoso surgiría en un área pantanosa donde había un cactus y un águila devorando una serpiente, fue lo que les permitió aferrarse y prosperar en el área. Esta tradición continúa hoy y se puede ver, entre otras cosas, en billetes y monedas mexicanos. En 1325, fundaron Tenochtitlán, ubicado en lo que ahora es la capital de México.

Alrededor del lago ribereño, desarrollaron un sistema de jardines llamados chinampas, que eran troncos apoyados en la arena que formaba islas artificiales. Se construyeron caminos y puentes para drenar la región y conectarlos al continente.

En su esplendor, había 38 provincias tributarias, pero las provincias más remotas lucharon por su independencia, por lo que se aliaron con Hernán Cortés y desafortunadamente facilitaron la desaparición del pueblo azteca.

Agricultura

La agricultura era la base de la economía mexicana. Desarrollaron el cultivo de maíz, que era el alimento más importante, así como pimientos, frijoles, tabaco y cacao.

Practicaron el sistema de tala y quema, que generó resultados positivos. También construyeron canales de riego que les permitieron plantar en áreas menos fértiles.

Educación

Los niños mexicanos fueron educados en el hogar desde la edad de tres años. Los padres educan a los niños mientras que las madres educan a las niñas. A los 15 años, los jóvenes nobles pueden comenzar sus estudios en la escuela Tenochtitlan, Calmecac.

Esta escuela ha capacitado a jóvenes ricos en los campos de la medicina, astronomía, cálculo, escritura, historia, literatura, filosofía, derecho, gestión empresarial de Estrategia estatal y militar.

Jóvenes de clase media asistieron a la Escuela Telpochcalli, donde aprendieron a trabajar la piedra, esculpir y convertirse en guerreros.

Por su parte, las jóvenes fueron educadas como sacerdotisas y aprendieron a tejer, a trabajar la pluma y a hacer objetos religiosos.

El código de conducta

Una parte relevante de la educación y la forma de vida mexicana es el código de conducta que se enseña en todas las escuelas e incluso forma parte de una ley escrita. El incumplimiento de cualquiera de estas reglas podría pagarse con la vida.

Aquí hay una lista de algunas de las reglas del código de comportamiento:

1- No te burles de los ancianos.

2- No te burles de los enfermos.

3- No interrumpas cuando otro está hablando.

4- No te quejes.

Religión

La religión era una parte importante de la cultura mexicana. Eran politeístas porque adoraban a varios dioses y diosas que representaban elementos de la vida cotidiana. Algunos de ellos son el Dios del Sol y la Diosa de la Luna, el Dios de la Lluvia y el Dios de la Fertilidad.

Sus creencias religiosas hicieron a los mexicas considerados sedientos de sangre porque hicieron sacrificios humanos para satisfacer la necesidad de sangre humana que tenían algunos dioses. Por ejemplo, Huitzilopochtli, el dios del sol, tenía que alimentarse continuamente de sangre; de lo contrario, dejaría de salir todos los días.

La religión estaba vinculada a todos los aspectos de la vida aborigen. Por ejemplo, comenzaron guerras contra otras tribus para tener una fuente continua de prisioneros que podrían ser sacrificados cuando los dioses lo desearan. Del mismo modo, la religión estaba estrechamente vinculada a la arquitectura. Por encima de las pirámides, los aztecas construyeron templos para adorar a sus dioses y hacer sacrificios.

Dioses mexicanos

Algunos de los dioses más importantes fueron:

-Quetzalcóatl: es el dios de la naturaleza, incluida la tierra y el cielo. Su nombre significa “serpiente emplumada”.

–Chalchiuhtlicue: es la diosa de los cuerpos de agua, lagos, océanos y ríos.

–Chicomecoatl: es la diosa del maíz.

–Mictlantecuhtli: es el dios de la muerte. Generalmente se lo representa con una calavera en la posición de la cara.

–Tezcatlipoca: es el dios del cielo y del viento nocturno. Generalmente está relacionado con piedras negras como la obsidiana.

Cultura maya

La cultura maya, desarrollada en el territorio actualmente dividido entre México, Guatemala, Belice, Honduras y El Salvador, es posiblemente una de las civilizaciones más brillantes y exitosas. Este prestigio se debe al hecho de que han desarrollado varios campos de conocimiento, incluyendo astronomía, escritura y matemáticas.

La agricultura era esencial en la economía maya, siendo el maíz el principal cultivo. También se cultivaron algodón, frijoles, yuca y cacao. Sus técnicas textiles han alcanzado un alto grado de desarrollo.

El intercambio comercial de esta ciudad fue a través de granos de cacao y campanas de cobre, un material que también utilizaron para trabajos ornamentales. Como el oro, la plata, el jade, entre otros.

Las ruinas monumentales de Palenque, Mayapán, Copán, Tulún y Chichén Itzá, entre muchos otros, nos permiten conocer con certeza el tipo de arquitectura que se utilizó en ese momento, describiendo tres estilos: el río Bec, el Chenes y el puuc.

La distribución de las ciudades se basó en estructuras piramidales escalonadas cubiertas de bloques, coronadas por un templo y  alrededor de ellas existían plazas abiertas.

Economía

Los mayas sistematizaron la agricultura. Los restos arqueológicos dan testimonio de un gran desarrollo en relación con esta área; Hay canales en el Valle de Guatemala que muestran el uso de sistemas de riego en las tierras altas.

Mientras tanto, en las tierras bajas, se utilizaron sistemas de aguas  para cultivar las zonas pantanosas. Al igual que otras civilizaciones mesoamericanas, desarrollaron el cultivo de maíz, frijoles, calabazas y maní dulce. Practicaban la tala y la quema.

Arquitectura

La civilización maya construyó templos y centros ceremoniales; Las pirámides son la máxima representación de la arquitectura. Para sus construcciones, utilizaron piedra. Principalmente cal, un material que ha sido tallado para crear bajorrelieves como adorno.

Estos bajorrelieves aparentaban entre otras cosas, escenas de la vida maya, especialmente eventos de suma importancia en la vida de los gobernantes.

Inventos mayas

Los mayas tuvieron éxito en diversos campos del conocimiento e hicieron grandes contribuciones. Con respecto a la escritura, los mayas generaron un sistema jeroglífico que, a diferencia de la escritura pictórica, representaba el lenguaje hablado.

Este sistema estaba formado por símbolos que representaban sílabas y, a veces, palabras. Se pueden disfrutar ejemplos de este escrito en sus libros, conocidos como el Codex.

Del mismo modo, los mayas tenían conocimientos matemáticos, especialmente en astronomía, lo que les permitió construir varios calendarios. Uno se basó en el año solar, que duró 18 meses (20 días cada uno) y cinco días adicionales, considerados desafortunados.

Otro era el calendario sagrado que tenía 260 días, divididos en 13 ciclos, utilizados para señalar el inicio de las festividades religiosas y predecir el destino.

También crearon gráficos con la posición de la luna y Venus, permitiéndoles predecir con precisión cuándo habría un eclipse solar.

Religión

La religión maya era politeísta, con varios dioses, y se basa en la percepción cíclica del tiempo, lo que resulta en la creencia en la reencarnación. Debido a que los aborígenes dependían de los cultivos de maíz, el dios del maíz era de vital importancia.

La tortura y el sacrificio humano eran rituales religiosos, aunque no eran tan comunes o lujosos como los practicados por los aztecas. Se creía que estos rituales garantizaban la fertilidad y hacían felices a los dioses. De lo contrario, el caos se haría cargo del mundo.

Los mayas consideraban que la sangre resultante de los sacrificios alimentaba a los dioses y, por lo tanto, era necesario establecer contacto con ellos. Además, la abnegación y la flagelación eran prácticas comunes entre sacerdotes y nobles.

El rol de la mujer

Es importante tener en cuenta que, a diferencia de otras culturas de la época, las mujeres participaron activamente en la sociedad maya. No se limitan a cuidar y educar a los niños, sino que también pueden participar en actividades económicas y gubernamentales.

Cultura tolteca

Los toltecas gobernaron el altiplano norte de México en los siglos X y XII. Sus principales centros poblados fueron Huapalcalco en Tulancingo y el pueblo de Tollan-Xicocotitlan, ubicado en lo que ahora se conoce como Tula de Allende, en el estado de Hidalgo. Su nombre proviene del náhuatl que significa “habitante de Toula”.

Una gran influencia estuvo en la arquitectura, que los mayas refinaron en los estilos presentes en Chichen-Itza, el castillo y el templo de los guerreros. Son especialmente famosos por sus estatuas gigantes llamadas Atlantes.

Cultura teotihuacana

La cultura teotihuacana comenzó a evolucionar en colonias alrededor del año 100 a. C.  en lo que será unos siglos después la metrópoli de Teotihuacan. Su apogeo ocurre al comienzo del período clásico de Mesoamérica (art. II / III-VI).

Es la más enigmática de las civilizaciones mesoamericanas, porque su desaparición fue mucho antes de la llegada de los españoles y no tienen rastro de su existencia.

Incluso los mismos mexicanos que estaban cerca del pueblo de Tenochtitlán sabían muy poco acerca de los teotihuacanos, ya que esta cultura nació después de su desaparición.

Se sabe que esta civilización construyó la ciudad de Teotihuacán. Este nombre fue dado por los aztecas y significa “lugar donde nacieron los dioses” porque lo encontraron abandonado y creyeron que era la piedra angular del universo. En su apogeo, era una metrópoli de más de 100,000 personas y el centro neurálgico de Mesoamérica.

Es la civilización mesoamericana con los centros ceremoniales más religiosos, que fueron monumentales, destacando el Templo de Quetzalcóatl, la Pirámide de la Luna y la Pirámide del Sol, que es la tercera más grande del mundo.

El cambio de motivos religiosos a militares en sus oficios sirvió para establecer la hipótesis de que un conflicto bélico fue la causa de su declive.

Otras culturas mesoamericanas destacables

Además de las culturas mesoamericanas, ya nombradas anteriormente existieron otras culturas de aborígenes en la zona.

Cultura purépecha

Conocidos por los colonizadores españoles como una cultura tarasca, se establecieron principalmente en la región de Michoacán. Se dedicaban a la agricultura, la caza, la recolección de alimentos y la artesanía.

Características de las purépechas

Desde muchos puntos de vista, el pueblo purépecha es considerado una civilización avanzada durante la era del México prehispánico. Se dedican a muchos oficios como la arquitectura, la pintura, la orfebrería y la pesca.

Ya en el siglo XV, dominaron el manejo del metal, lo que finalmente significó la apertura de varias relaciones comerciales.

Expansión cultural

Se las arreglaron para difundir su cultura en Mesoamérica hasta mediados de 1500, cuando la llegada de los españoles significó la desaparición casi inmediata del Imperio.

A pesar de haber peleado muchas batallas con el Imperio azteca (que nunca podría conquistarlo), el Imperio español logró ponerlos bajo control.

Aunque su cultura y su gente lograron sobrevivir, gran parte de su infraestructura fue destruida y sus gobernantes asesinados.

Costumbres y tradiciones

Como la mayoría de las civilizaciones mexicanas, tenían muchas costumbres relacionadas con la adoración de los elementos naturales que las rodeaban.

Como su comida favorita era el maíz, se consideraba una buena oportunidad para plantar maíz de diferentes colores y acompañarlos con frijoles para tener una buena temporada de cosecha y prosperidad para el resto del año.

Religión

De carácter politeísta, creían que el universo estaba dividido en tres partes principales: el cielo, la tierra y el inframundo.

Tres deidades se han elevado por encima de las demás:

–Curicaveri, dios de la guerra y del sol, que hizo sacrificios humanos y cuyo símbolo eran las aves rapaces.

-Su esposa Cuerauáperi, diosa de la creación, a quien se le atribuyen la lluvia, la vida, la muerte y la sequía.

-Su hija, Xaratanga, diosa de la luna y el océano.

Idioma

El idioma purépecha es muy atípico, ya que no tiene conexión lingüística con ninguno de los otros dialectos hablados por otras poblaciones y civilizaciones mexicanas del mismo período.

Huastecas

Ubicados en la costa del Golfo de México, eran descendientes de los mayas. No son una cultura particularmente bien definida debido a su mestizaje, siendo la tribu Teenek la que tiene el mayor significado cultural. Se calcula que los primeros asentamientos ocurrieron entre 1500 a. C. y 900 a. C.

Principales características

La expresión huasteco proviene de la palabra náhuatl “cuextécatl”, que puede tener dos significados posibles: “pequeño caracol”, si proviene de cuachalolotl, o “guaje”, si proviene de “huaxitl”

El clérigo español Fray Bernardino de Sahagún escribió que “El nombre de todos estos tomó de la provincia que llaman Cuextlán, donde los que están poblados se llaman” Cuextecas “, si hay muchos, y si uno” Cuextecatl ” y por otro nombre” Toveiome “cuando hay muchos, y cuando” Toveio “, cuyo nombre significa” nuestro vecino “.

Deformidad craneal y perforación lobular

Una de las características más notables de la cultura huasteca fue la costumbre de deformar el cráneo, quizás por razones rituales. Además, las orejas también se han perforado para adornarlas con elementos de hueso y concha.

Desnudez

Si bien esto no está 100% confirmado, muchos expertos afirman que los huastecos estaban desnudos. La fuente de esta información fueron los escritos encontrados en excavaciones arqueológicas. Por otro lado, los huastecos actuales generalmente usan vestidos de cobertura.

Idioma

El idioma más hablado por los huastecos es el dialecto teenek o huasteco. Además, el utilización del náhuatl y el español también es muy común. El primero de estos idiomas es de origen maya, aunque se piensa que esta parte comenzó a separarse hace miles de años. Los Huastèques, en su idioma, se llaman Teenek, que significa “hombres de aquí”.

Plurilingüe

Actualmente, todavía se hablan tres lenguas indígenas en la región huasteca: el náhuatl, en Veracruz y parte de San Luis Potosí; el huasteco, en San Luis Potosí, al norte de Veracruz y en Tamaulipas; y pame, un dialecto usado en el área montañosa que separa San Luis Potosí y Querétaro

Tlaxcaltecas

Deben su nombre al hecho de que se asentaron principalmente en Tlaxcala. Nacieron de la unión de varias tribus en la región, convirtiéndose en una de las principales civilizaciones de México antes de la conquista de los españoles.

Contribuciones científicas y culturales.

Una de las características que los expertos atribuyen a la cultura tlaxcala es su fuerte sentimiento patriótico, especialmente en comparación con otras civilizaciones de la región.

Este sentimiento se reflejó en todos sus festivales y ceremonias no relacionadas con la religión. En ellos, expresaron su confianza en el buen futuro de su tierra natal.

Algunos historiadores afirman que esta actitud, cercana al nacionalismo moderno, explica su opción de aliarse con los españoles contra los aztecas. En esos momentos, la amenaza a la independencia de Tlaxcala era el Imperio Mexica, por lo que decidieron llegar a un acuerdo para derrotarlo.

Lienzo Tlaxcala

El Ayuntamiento de Tlaxcala encargó el desarrollo de un códice colonial de Tlaxcala en la segunda mitad del siglo XVI. El resultado fue el llamado Lienzo de Tlaxcala.

La información limitada disponible sobre el códice indica que se produjeron tres copias del mismo. Uno de ellos debía ser enviado al Rey de España como regalo; otro estaba destinado a México, donde debía ir al virrey; y el tercero se mantendría en el propio capítulo de Tlaxcalteca.

Desafortunadamente, todas estas copias se han perdido, por lo que su contenido solo se conoce a partir de una reproducción realizada mucho más tarde, en 1773. Según esta reproducción, el códice mostró algunos aspectos importantes de la cultura, de La sociedad y las alianzas de los tlaxcaltecas.

Literatura

Los escritores de Tlaxcala se caracterizaron por su buen uso del idioma. Estos autores han cultivado todos los géneros, desde la poesía hasta los discursos y las historias. Las obras más conocidas son Tecuatzin y Tlaxcaltecayotl.

Por otro lado, las representaciones teatrales también fueron frecuentes. El tema principal era su vida diaria, así como las hazañas de sus guerreros y dioses.

La popularidad del teatro impulsó las actuaciones para continuar en la época colonial. Además de los autores de los textos.

Arquitectura y escultura

En la época anterior a la conquista española, los tlaxcaltecas fabricaron sus fortalezas y otros edificios con cal y piedra. Normalmente, elegían colinas para ubicarlas, como en los casos de Cacaxtla y el centro ceremonial de Xochitécatl.

En el caso de la escultura, los autores tlaxcaltecas se distinguían por la rigidez de sus creaciones. En ellas representaban animales, hombres y dioses.

Poco antes de que llegaran los españoles, la zona poblano-tlaxcalteca alcanzó bastante prestigio por la cerámica polícroma. Muchos expertos consideran que sus piezas presentaban más variedad y calidad que las fabricadas por los aztecas.

Música

Como en la mayoría de los pueblos prehispánicos, la música jugaba un papel muy importante en la cultura tlaxcalteca. Según los expertos, las composiciones mantenían un ritmo muy rápido, pero atonal.

Los instrumentos más utilizados eran el teponaztli y el huéhuetl. El primero de ellos era una especie de tambor construido con madera. Incluía dos lengüetas y producía dos tipos de sonidos.

Por otra parte, el huéhuetl era otro tambor, en este caso fabricado con cuero. Otros artefactos tlaxcaltecas eran las flautas de barro, los raspadores y los caracoles.

La música de esta cultura desapareció casi por completo tras la llegada de los españoles. No obstante, algunos de los instrumento sí sobrevivieron.

Al igual que la danza, la música estaba muy ligada a las ceremonias religiosas. De acuerdo a las crónicas de la época, existían cantantes que acompañan las melodías con sus cantos.

Danzas folclóricas

Como se ha señalado, los bailes tradicionales tlaxcaltecas estaban muy unidas a sus creencias religiosas. Esto provocó que prácticamente desaparecieran cuando los franciscanos emprendieron su labor evangelizadora.

En lugar de estos bailes dedicados a los dioses antiguos, especialmente a Camaxtli, los tlaxcaltecas empezaron a bailar otros ritmos más adecuados para las nuevas creencias cristianas. Surgieron, así, danzas como la de los Moros y Cristianos o las Carnestolendas.

Totonacas

Los totonacas llegaron del norte del país para establecerse en Veracruz y cerca de las regiones centrales. El Tajín, Papantla y Cempoala fueron sus centros urbanos más importantes, que destacan por su gran valor monumental.

Principales características

Como se señaló, la cultura totonaca reunió e incorporó muchas características de otros pueblos, como los olmecas o los teotihuacanos. Con estas influencias y sus propias contribuciones, crearon una civilización importante que se extendió a Oaxaca.

Etimología

La palabra “totonaca”, según el diccionario náhuatl o mexicano, es el plural de “totonacatl” y se refiere a los habitantes de la región de Totonacapan. Algunos expertos señalan que “totonaco” podría significar “hombre de la tierra caliente”.

Por otro lado, en el idioma totonaco, la expresión tiene el significado de “tres corazones”, que se referiría a los tres grandes sitios ceremoniales establecidos por esta cultura: El Tajín, Papantla y Cempoala.

Organización sociopolítica

Hay pocas referencias a la organización social y política de la cultura totonaca. Las investigaciones hechas se basan en hallazgos arqueológicos y la teoría más aceptada es que se trataba de una sociedad dividida en varias clases sociales.

Esta pirámide social fue dirigida por la nobleza, compuesta por el Cacique en el poder, el resto de las autoridades y los sacerdotes.  Todos eran responsables de controlar todas las áreas de poder, desde la política hasta la religión, pasando por la economía. Su gobierno, como se indicó, estaba encabezado por el Cacique, asistido por el Consejo de Ancianos. Por su parte, los sacerdotes también han jugado un papel principal en esta cultura. Sus deberes incluían dirigir servicios ceremoniales, realizar observaciones astronómicas y realizar ceremonias.

Esta casta religiosa estaba gobernada por los fiscales (miembros del Consejo de Ancianos) y, después de ellos, los mayordomos (patrocinadores de festivales) y topiles (responsables del mantenimiento de los templos). En cuanto a la base de la pirámide, estaba compuesta por plebeyos, la mayoría de los habitantes. Estaban a cargo de la producción agrícola, artesanía, pesca y construcción.

Comida

Los totonacas utilizaron la fertilidad de la tierra que habitaban para cultivar grandes extensiones de maíz. Sin embargo, a diferencia de otras civilizaciones precolombinas, este cereal no era el pilar de su dieta. Este papel fue jugado por frutas como zapote, guayaba, aguacate o aguacate.

Según los expertos, los campesinos y nobles han acordado la composición de su primera comida del día: gachas de maíz. En cuanto al almuerzo, los de la clase alta comieron guisos con frijoles y yuca, aderezados con salsa de carne. Los pobres, aunque siguen una dieta similar, no pueden permitirse estas salsas.

Además de estos alimentos, se sabe que los humanos pescan tiburones y cazan tortugas, armadillos, venados o ranas. Por su parte, las mujeres criaron perros y pavos. Estos dos aspectos nos llevan a pensar que incorporaron estos animales a la dieta.

Ropa

Según el hermano Bernardino de Sahagún, un misionero franciscano que vino a aprender náhuatl para documentar las costumbres nativas, las mujeres totonacas eran muy elegantes y llamativamente vestidas. Según los creyentes, los nobles llevaban faldas bordadas, además de un pequeño poncho triangular a la altura del pecho, llamado quexquemetl. Del mismo modo, se adornaron con collares de jade y concha y llevaban aretes y algún tipo de maquillaje rojo.

Por su parte, los hombres de la nobleza llevaban capas de diferentes colores, taparrabos, labrets y otros artículos hechos de plumas de quetzal.

Hoy, las mujeres de esta cultura tradicionalmente usan camisas, delantales, enaguas, cinturones y quexquemetl. Todo esto lo hacen las propias mujeres, ya que conservan la reputación de ser excelentes tejedoras.

Religión

Como en otros aspectos, se sabe muy poco acerca de la religión ejercida por los totonacas. Casi todo lo que se sabe proviene de un ensayo del investigador Alain Ichon en 1960. Entre sus conclusiones, se destaca la complejidad del sistema de creencias de esta cultura.

Dioses

El mundo religioso totonaco estaba formado por una gran cantidad de dioses organizados según una jerarquía de importancia. Así, existían las siguientes clases: los dioses principales; secundario; propietarios propietarios menores; y los dioses del inframundo. En total, se cree que agregaron alrededor de 22 deidades.

El dios más importante ha sido identificado con el Sol, a quien se le ofrecieron sacrificios humanos. Junto a él estaba su esposa, la diosa del maíz, que era buena en sacrificios de animales porque odiaba los sacrificios humanos. Otra deidad importante era “Old Thunder”, llamada Tajin o Aktsini.

Los totonacas también incorporaron en su panteón dioses comunes a los de otras civilizaciones en Mesoamérica. Entre ellos estaban Tláloc, Quetzalcóatl, Xochipilli o Xipetotec.

Si te pareció interesante este artículo de Cultura Mesoamericana, te invitamos a disfrutar de estos otros:

(Visited 714 times, 1 visits today)

Deja un comentario