Historia de la Escultura Griega y características

La antigua Grecia hizo una contribución significativa al desarrollo de la cultura mundial. La Escultura griega antigua altamente desarrollada hizo posible demostrar una visión holística y armoniosa del mundo por parte de los pueblos antiguos, reflejar la perfección moral y física de una persona en un modelo tridimensional.

ESCULTURA GRIEGA

Escultura griega

La gran civilización griega más tarde definida por los historiadores también como la civilización helénica nació hacia el siglo VIII a.C. de la unión de algunos pueblos invasores como el de los dorios que tras bárbaras y violentas batallas se asentaron definitivamente alrededor del siglo XII a.C. en el territorio de la península griega y los habitantes locales que encontraron gradualmente a lo largo de su camino.

Esta antigua civilización que se fue formando con el tiempo comenzó a crecer y desarrollarse en muchos sectores como el naval, comercial y social. Un gran impulso positivo lo dio sobre todo el campo del arte gracias al trabajo y al talento de artistas famosos y singulares.

En el campo artístico, una de las formas de arte más utilizadas donde los artistas griegos realmente se destacaron hasta el punto de la perfección fue la escultura que junto con sus famosas estatuas, afortunadamente arribadas hasta nuestros días, trajo la civilización de la antigua Grecia al Olimpo del arte.

El arte de la Antigua Grecia se convirtió en el pilar y cimiento sobre el que creció toda la civilización europea. La escultura de la Antigua Grecia es un tema especial. Sin la escultura antigua, no habría obras maestras brillantes del Renacimiento, y es difícil imaginar el desarrollo posterior de este arte.

Las estatuas en Grecia han jugado un papel importante en la vida de las personas. Fueron colocados en los lugares más significativos, se utilizaron para decorar templos, se erigieron en honor a los ganadores de los Juegos Olímpicos. Se instalaron en tumbas en memoria de los fallecidos, se utilizaron para decorar edificios públicos. Estas esculturas de la época clásica y helenística influyeron directamente en la escultura romana e incluso en la escultura occidental de moda en la actualidad.

La antigua Grecia, como otras culturas, experimentó varios períodos en su desarrollo. Cada uno de ellos se caracterizó por cambios en todo tipo de arte, incluida la escultura. Por lo tanto, es posible rastrear las principales etapas de la formación de esta forma de arte, describiendo brevemente las características de la escultura griega antigua en varios períodos del desarrollo histórico de este país.

Una visión general de la obra de escultura en tres períodos cardinales de la historia del arte griego revela una mejora continua en el estilo y la técnica de producción, desde la inmovilidad hasta el movimiento. Es un modelo ideal para escultores que quieren encontrar su propio camino en la profesión, tomando lecciones del estudio de la visión del cuerpo humano por parte de los antiguos maestros de la escultura griega.

La mayoría de las estatuas de mármol fueron destruidas, las de bronce se derritieron mientras los cristianos buscaban limpiar Grecia del paganismo. Cuatro de las siete maravillas antiguas del mundo, la Estatua de Zeus, el Templo de Artemisa, el Coloso de Rodas y el Faro de Alejandría eran monumentos griegos. Hoy no existen, no podemos apreciar la grandeza de estas obras de arte. Pero quedan muchas esculturas griegas en galerías famosas de todo el mundo.

Período arcaico

El período Arcaico es el primer período en la historia del arte griego antiguo, que comenzó en el 700 a. C. y terminó en 480 a. C. El término “arcaico” es un término griego que significa “temprano”. Se usa para describir muchos eventos en el arte que tuvieron lugar en las primeras etapas de la cultura griega. Así, las esculturas de este período indican las habilidades iniciales que desplegaron los escultores griegos. Esta etapa es una etapa estacionaria en la que las piezas fueron creadas sin movimiento ni flexibilidad.

Sus estatuas se caracterizaban por la simetría y la rigidez de las formas. Se destacan características importantes de la figura humana. Las figuras masculinas estaban desnudas, las esculturas conocidas como figuras de Kuros estaban desnudas porque los atletas estaban desnudos durante los Juegos Olímpicos.

Tenían la pierna izquierda al frente. Por otro lado, las esculturas femeninas llamadas Korai (doncellas) estaban completamente vestidas. Las poses para sus figuras esculpidas incluían posturas de pie, arrodilladas y sentadas. Los griegos esculpían principalmente figuras de dioses y diosas a semejanza de hombres, mujeres y niños. Los escultores modernos rara vez utilizan los tipos de escultura Kuros y Korai.

Debido a la falta de desarrollo de habilidades, sus figuras escultóricas no fueron retratadas de manera realista. En su deseo de ver sonrisas, los griegos le dieron a sus labios una expresión curvada, que los críticos de arte denominan “sonrisa arcaica”. Era una forma de sonrisa expresada artificialmente en el rostro de las esculturas como resultado de la falta de habilidad para esculpir.

ESCULTURA GRIEGA

La primera era de la escultura griega histórica estuvo influenciada por la estatua del antiguo Egipto. Las esculturas griegas tradicionales de la época se consideraban antinaturales e inflexibles. El cuerpo de la escultura de esta época es criticado por estar ensamblado como a partir de piezas.

Se puede ver que las estatuas han sido talladas en un bloque rectangular. Estos no eran retratos, sino una representación simbólica de un dios. A veces, también funcionaba como estatua de una persona fallecida o como monumento de los vencedores de los juegos olímpicos.

Un ejemplo sorprendente de figuras femeninas arcaicas son la Diosa con una granada (580-570 a. C.) y la Diosa con una liebre (alrededor del 560 a. C.). Entre las imágenes masculinas, destaca el grupo escultórico Cleobis y Bitón, cuyo creador es el célebre escultor Polimedes de Argos (a finales de los siglos VII-VI a. C.). Ligereza, refinamiento y alegría distinguen las obras de los antiguos maestros jonios. Se considera que el ejemplo más famoso es el Apolo de la sombra, creado en 560-550 a.C.

La escultura monumental ocupa un lugar esencial en el arte de la época. Era costumbre exhibir en el relieve los mitos más curiosos y significativos de la Antigua Grecia. Una consideración cuidadosa de la composición del frontón del Templo de Artemisa (alrededor del 590 a. C.) le permite disfrutar del espectáculo de la trama emocionante y que se desarrolla rápidamente del famoso mito de Medusa, la Gorgona y el glorioso Perseo.

Período clásico

En el período clásico (entre el siglo V y el IV a.C.) las imágenes mostraban un movimiento controlado y armonía entre tensión y relajación. El contraposto se utilizó para esto: una postura natural y relajada que lleva su peso sobre una pierna de manera que la cadera opuesta se eleva para producir una curva relajada en el cuerpo.

La espalda está ligeramente curvada en esa posición. Ahora se tuvieron en cuenta diferentes puntos de vista: una imagen podía verse desde todos los lados, ya no estaba pensada solo para ser vista desde una posición frontal. Durante este período, el arte griego alcanzó su mayor apogeo. La escultura se destacó por su flexibilidad y estudio integral de la representación del movimiento.

La observación crítica y el estudio de la anatomía humana llevaron a la creación de figuras escultóricas en pleno realismo y en sus proporciones correctas. Durante el período clásico de la escultura griega se realizaron las obras antiguas más conocidas. La piedra y el bronce se convirtieron en opciones de materiales populares durante este tiempo. Los antiguos griegos dieron a estas estatuas muchas poses activas.

ESCULTURA GRIEGA

La escultura griega antigua del período clásico puede haberse centrado en el movimiento, pero los rostros de estas estatuas eran en gran parte estoicos. Se creía que solo los bárbaros mostraban sus emociones en público. La humanidad se mostró idealizada en esculturas de arte griego antiguo. Las obras maestras de la Grecia clásica se distinguen por la armonía, las proporciones ideales, lo que habla de un excelente conocimiento de la anatomía humana, así como el contenido y la dinámica internos.

En la era de los clásicos, se crearon esculturas tan famosas como Atenea Partenos, Zeus olímpico, Discóbolo, Doríforo y muchas otras. La historia ha conservado para la posteridad los nombres de los escultores más destacados de la época: Policleto, Fidias, Mirón, Scopas, Praxiteles y muchos otros. El período clásico se caracteriza por la aparición de las primeras figuras femeninas desnudas (la Amazona Herida, La Afrodita de Cnido), que dan idea del ideal de belleza femenina en el apogeo de la antigüedad.

Los frontones del Templo de Atenea Afaya (500-480 a.C.), permiten rastrear la transición del arcaico (frontón occidental) a los nuevos ideales (frontón oriental), se reconocen como un ejemplo particularmente impresionante de creaciones realizadas en la etapa del Clásicos tempranos. La combinación armoniosa de la energía del movimiento y la majestuosidad de la figura marca el momento en que la era de los grandes clásicos reemplaza al período clásico arcaico.

El hito más significativo de esta transición es la creación de la estatua de Poseidón (alrededor del 450 a. C.). Quizás una de las esculturas más conocidas y famosas del mundo del período clásico es la del Discóbolo de Mirón, que constituye la realización perfecta del modelo de atleta ideal en el que pensaban los antiguos griegos.

En esta estatua se representa al joven atleta a punto de lanzar el disco. Puede ver la tensión de todas las partes del cuerpo que precede al disparo real. El perfecto equilibrio físico debe reflejar el valor moral del propio deportista, dispuesto a ir más allá de sus límites y potenciar sus virtudes.

Período helenístico

Este es el tercer y último período en la historia de la escultura griega antigua, que comenzó en el 323 a. C. y terminó en el siglo I. El término “helenístico” se refiere a las artes que se desarrollaron bajo la influencia de Grecia sobre los países mediterráneos durante el reinado de Alejandro Magno. Dentro de los centros culturales del mundo helenístico, surgieron varias academias que se ocupaban del análisis serio de una amplia gama de campos, incluyendo el arte, la literatura y la medicina.

Los cánones fueron diseñados para juzgar la calidad de la escultura. Esto llevó a un mayor interés en los sistemas de proporción en la escultura. Las obras se caracterizaron por el realismo, emociones extremas, gestos extravagantes, músculos y formas. La dinámica de movimiento es precisa, el viento que sopla a través de las plumas de las alas y los pliegues del atuendo se pueden ver con un detalle indescriptible. Los escultores exploraron movimientos tridimensionales.

Uno de los primeros avances en escultura durante este período fue el gran interés por el retrato. La similitud individual estuvo ausente tanto en la escultura arcaica como en la clásica, pero fue dominante en la escultura griega helenística. No todos pueden ver las diferencias entre la escultura griega antigua del período clásico y las esculturas de arte griego tradicional del período helenístico.

La antigüedad griega tardía se caracteriza por una fuerte influencia oriental en todo el arte en general y la escultura en particular. Escorzos complejos, cortinas exquisitas, aparecen en sus numerosos detalles. La emocionalidad y el temperamento oriental penetran en la calma y majestuosidad de los clásicos. Afrodita de Cirene, está llena de sensualidad, incluso algo de coquetería, una copia se puede admiras en los Museos Vaticanos.

La composición escultórica más famosa de la era helenística es Laocoonte y sus hijos de Agesandro de Rodas (la obra maestra se conserva en uno de los museos del Vaticano). La composición está llena de drama, la trama en sí sugiere emociones fuertes. Una precisión y un realismo asombrosos, así como las emociones fuertes, impresionan y fascinan a los espectadores modernos.

Todo esto tiene como objetivo dar obras de emoción y temperamento, completamente inusuales del arte de la Antigua Grecia en períodos anteriores Esta famosa escultura parece haber tocado mucho a nivel íntimo, incluso al gran Miguel Ángel Buonarroti en tiempos más recientes.

De hecho, la escultura del Laocoonte fue encontrada en Roma durante las excavaciones arqueológicas y el joven Miguel Ángel quedó tan fascinado por la estatua y por esos movimientos tan reales que transmiten fuertes emociones que empezó a interesarse por la escultura griega clásica. Y podemos ver estas influencias cuando admiramos algunas obras del gran escultor.

A continuación le dejamos algunos enlaces de su interés:

(Visited 1.158 times, 1 visits today)

Deja un comentario