Cuáles son los mitos egipcios más conocidos

Te invito a conocer varios Mitos egipcios, donde se destaca la cultura de Egipto una sociedad que se formó en la antigüedad y hoy en día tiene mucha información quedar a la humanidad. La sociedad egipcia se inicia en el período neolítico y a lo largo de los años ha tenido muchas historias y leyendas que la han transformado en una cultura mitológica que apasiona a muchas personas ¡Sigue leyendo y conoce más sobre los mitos egipcios!

MITOS EGIPCIOS

Mitos Egipcios

La civilización egipcia una de las culturas no europeas que ha despertado en la población mundial muchas sorpresas e intereses por sus mitos egipcios, ya que ha sido una civilización del antiguo mundo que posee grandes leyendas mitologías que han perdurado a través del tiempo.

Por eso los mitos egipcios a medida que el tiempo va transcurriendo se han transformado en un conjunto de creencias que han adquirido una gran relevancia  y fascinación dentro de los territorios que rodean el Mar Mediterráneo y otros países. Siendo Egipto una tierra de faraones y momias que tuvo un gran imperio goza de muchos mitos egipcios que han pretendido dar una explicación y visión del mundo.

Es por esto que a lo largo del artículo te contaremos los principales mitos egipcios que intenta explicar la visión del mundo según los egipcios. Explorando un poco sobre la cultura que se basaron los egipcios para poder construir un poderoso imperio en el mundo antiguo.

El Mito de la Creación del Mundo

Uno de los mitos egipcios más relatados es el de la creación del mundo, se cuenta que al principio del tiempo solo existía grandes masa de aguas turbias que se encontraban totalmente cubiertas por oscuras tinieblas. Pero esta oscuridad no se parecía a la noche, ya que todavía no había sido creada. Todo eso era el océano infinito que los egipcios conocían como el océano primordial Nun.

Este océano infinito contenía dentro de sí todos los elementos del cosmos. Pero estando todo allí junto la tierra y el cielo no existían todavía. De igual forma no existían los dioses ni los hombres. Tampoco había vida ni muerte el espíritu del mundo se encontraba disperso y errante en un inmenso caos.

MITOS EGIPCIOS

Hasta que en un momento el espíritu del mundo se llamó así mismo tomando consciencia y de esta forma nació el primer Dios egipcio que se conoce como el Dios Ra. Cuando el Dios Ra se sintió solo en el mundo decidió crear de su aliento a Shu el Dios del viento.

Luego de su saliva decidió crear a Tefnut que va a ser la diosa que encarna a la humedad y les ordenó que vivieran al extremo océano primordial Nun. Después el Dios Ra hizo que emergiera del océano un gran espacio seco para que él pudiera reposar ese espacio el Dios Ra lo llamó Tierra.

Esa Tierra que hizo emerger el Dios Ra le colocó como nombre Egipto y como esta emergió de las aguas del océano primordial Nun vivía gracias a las aguas. De esta forma decidió el Dios Ra que esa aguas estuvieses en la tierra, así fue como nació el imponente Río Nilo.

De esta forma el Dios Ra fue creando muchas cosas entre las principales fue la vegetación y todos los seres vivos que los hacía a partir del Nun de esta forma el Dios Ra fue llenando el vacío que había en la Tierra. Mientras acontecían todo eso Shu y Tefnut fueron los procreadores de dos hijos a los cuales les colocaron por nombre Geb que iba a ser el Dios de la Tierra y Nut que sería la Diosa del Cielo.

Luego de crecer Geb y Nut contrajeron nupcias, de esta forma el cielo yacía sobre la tierra copulando con él Dios de la tierra. Shu que se encontraba celoso por esta situación decidió maldecirlos y por lo tanto los separo sosteniendo al cielo en su cabeza y hombros, mientras uso sus pies para sujetar a la tierra.

MITOS EGIPCIOS

Existen otra versión de estos mitos egipcios donde Geb junto a Nut al estar siempre juntos no había espacio para que el Dios Ra pudiera seguir haciendo su creación, por eso le pidió a Shu que separará a sus hijos. De esta forma Shu sostiene sobre su cabeza y hombros a Nut. Desde ese instante el viento yace entre el cielo y la Tierra. Pero no pudo permitir que Nut tuvieras hijas que fueron las estrellas, dando así origen a la bóveda celeste.

El Dios Ra no tenía conocimiento de lo que sucedía con Geb y Nut, por eso envió a uno de sus ojos a buscar a Shu y Tefnut para que ellos le contaran lo que estaba sucediendo. Pero ese ojo nunca encontró lo que estaba buscando. Por eso se decidió en regresar a buscar al Dios Ra.

Cuando este ojo regresa donde se encuentra el Dios Ra se percató que había nacido otro ojo  y este ocupó su lugar. Este ojo se puso muy triste y empezó a llorar. Hasta que el Dios Ra lo colocó en su frente, de esta forma se creó al Sol. De las lágrimas que derramó el ojo estas cayeron en la tierra y de allí nacieron los primeros hombres y las primeras mujeres, que poblaron a Egipto.

En todas las mañanas El Dios Amón Ra transitaba el cielo montado en una barca que se desplazaba sobre la Diosa Nut. Ya que ella cubría el cosmos dividiéndolo en las aguas del firmamento y en las aguas del abismo. Esa barca en la que viajaba el Dios Amón Ra por el cielo transportándose hacia al sol iluminaba todo el firmamento en un tiempo de doce horas que habían hecho los egipcios.

En la noche la Diosa Nut se tragaba al sol, pero este volvería a renacer en la mañana de esta forma el Dios Ra proseguía su camino por la Duat que eso equivale al infierno egipcio. Por donde el Dios Ra debía de cruzar por doce puertas una por cada hora de la noche estas puertas se encontraban custodiadas cada una por la serpiente que era enemiga del Dios Ra que tenía por nombre Apep o Apofis en el idioma griego.

El objetivo de la serpiente era acabar con el sol y el orden cósmico si atravesaba el Duat, pero siempre el sol se lo tragaba Nut y a la mañana siguiente siempre renacerá y de esta forma el Dios Amón Ra surcaba por los cielos durante otras doce horas dando así al nacimiento de un nuevo día.

MITOS EGIPCIOSLa Leyenda de Sinuhé

Es uno de los mitos egipcios que se encuentra escrito en dos de los papiros de Berlín ya que contiene varios fragmentos de la historia, que fue descubierto y completado por el egiptólogo François Chabás en el año de 1863.  Aunque se han encontrado varias partes de estos mitos egipcios en otros papiros y en varias ostraca que son conchas.

Siendo uno de los mitos egipcios más resaltantes ya que cuenta la leyenda que siendo Sinuhé el tesorero del rey del Bajo Egipto. Además fue un gran amigo y un ejemplar administrador de las tierras del rey y un verdadero conocido del rey. Por lo cual Sinuhé llegó a decir esta frase:

“Yo soy un acompañante que sigue a su señor. Sirviente en el harén del rey de la noble heredera de grandes favores la esposa del rey Senusret en Jenemsut; la hija del rey Amenemhat, Neferu, la muy honrada”

El relato se encuentra narrado en primera persona donde se van demostrando lo colorido de la situación y las descripciones de todos los lugares, costumbres y personas de Egipto de esa época.

Es por eso que el protagonista Sinuhé va a contar lo que le sucedió a él, si entrar en las conspiraciones que suceden dentro del palacio o algún otro antecedente externo mito egipcio. Ya que Sinuhé es enviado para avisar sobre la noticia al hijo del rey asesinado, que se llama Sesostris quien se encontraba en guerra contra los libios.

Pero mensajeros llegan primero al hijo del rey. Mientras Sinuhé se oculta para poder escuchar lo que el mensajero le dice al hijo del rey. Este se da cuenta que el rey fue asesinado por órdenes que ha dado el hijo del rey, para este poder hacerse con el trono.

MITOS EGIPCIOS

Sinuhé muy asustado por lo que conoció sale asustado, ya que él creía que por no haber descubierto el complot sería castigado, decide huir de Egipto y toma camino hacía Retenu actualmente Siria.

Tras largos días de camino con hambre y sed, fue encontrado y rodeado por los beduinos, los cuales le ofrecieron ayuda, abrigo y alimento. El rey de los beduinos que se conocía como Amanuense, le ofreció quedarse luego de que Sinuhé explicó todo lo que le aconteció.

El rey le ofreció la mano de su hija, con la cual Sinuhé contrajo matrimonio y tuvo dos hijos. Además de esto tuvo varias extensiones de terreno. Con eso Sinuhé logró fama y prestigio. También fue reconocido como un gran guerrero ya que uno de los generales del Rey Amunenshi lo desafío a un duelo y este lo gano gracias a su audacia.

Pero el tiempo iba pasando y Sinuhé se sentía triste ya que añoraba a su país natal Egipto. Todas las noches Sinuhé rezaba para poder regresar a su país ya que se encontraba viejo y deseaba morir allí. Mientras en Egipto el rey era Sesostris I, hijo mayor del faraón asesinado. Pero se había encontrado en guerras con sus hermanos para mantener el poder.

Cuando el nuevo faraón subió al trono, este le informaron sobre la situación que tenía Sinuhé quien era el hombre de más confianza del rey asesinado. El nuevo faraón lo mandó a llamar para indicarle que podía volver porque se sabía de su inocencia.

Sinuhé estando muy feliz decidió repartir sus viene con el pueblo y regresar a Egipto para poder ser recibido por el nuevo Faraón. El faraón recibió a Sinuhé muy feliz y lo hizo su consejero entregando un casa muy hermosa para que viviera con su familia. De igual forma le entregó un puesto en el panteón de los miembros de la familia real.

MITOS EGIPCIOS

La Leyenda de Sinuhé es uno de los mitos egipcios donde se nos habla de lo que puede suceder si hay miedo al juicio y a la sospechas y por el deseo de volver a su patria aunque Sinuhé pudo trabajar por mucho tiempo con el nuevo faraón y cumplió su deseo de morir en su país natal con gloria y honor.

La leyenda de Isis y los siete escorpiones

Siendo uno de los mitos egipcios que apareció escrita en la Estela Metternich, en una tabla que se encontró en el año de 1828 en Alejandría. En la actualidad esta tabla se encuentra en el Museo Metropolitano de Nueva York.

Siendo uno de los mitos egipcios donde se narra los valores del sentimiento, la compasión, el respeto y el agradecimiento que son varios elementos que siempre están presentes en todos los mitos egipcios  es la leyenda de Isis y los siete escorpiones.

En este mito egipcio se cuenta que el Dios Seth hermano del Dios Osiris le tenía gran envidia ya que el Dios Osiris casado con la Diosas Isis que fue la gobernante de Egipto. La diosa Isis tuvo un hijo con el Dios Osiris llamado Horus. Pero como el Dios Seth le tenía mucho Odio al Dios Osiris quería terminar con la felicidad de este.

Por lo cual decidió hacer planes para separar esta familia. Aunque la Diosas Isis junto a su hijo Horus se escondieron, fueron encontrados por el Dios Seth quien los capturó y los encerró.

El Dios egipcio de la sabiduría y la Justicia Toth, tomó la firme decisión de ayudar a la Dios Isis y a su hijo y le envió siete escorpiones mágicos los cuales tenían el nombre de Tefen, Befen, Mestat, Matet, Petet, Mestefef y Tetet. Estos animales mágicos tenía el objetivo principal de protegerlos contra el mal.

La Diosa Isis y su hijo se pudieron escapar de donde estaban encerrado y emprendieron una huida junto a los siete escorpiones mágicos. Aunque tuvieron que caminar mucho para llegar a la ciudad de Per-sui. En ese lugar se toparon con una mujer de nombre Usert.

Viendo a esta mujer en su gran casa la Diosa Isis fue a pedirle ayuda. Pero la mujer viendo a los siete escorpiones. Le dijo a la diosa Isis que no podía ayudarla y le negó la entrada a su casa. Ya que la señora le tuvo miedo a los siete escorpiones.

Luego de ese evento la diosa Isis junto a su hijo Horus tuvieron que seguir caminando, hasta que por fin dieron con una señora muy pobre, que les dio abrigo y comida en su casa a pesar de que llevaban los siete escorpiones mágicos. La diosa junto a su hijo recibieron esa gran ayuda de la señora pobre y estando a salvo.

Los escorpiones decidieron vengarse por lo que hizo la señora Usert,  que fue negarle la entrada a su casa a la Diosa Isis junto a su hijo. Por lo cual durante la noche, los escorpiones mágicos unieron todo el veneno en la cola del escorpión mágico de nombre Tefén. Este entró sigilosamente en la casa de la señora rica y ha picado a su hijo.

Esto provocó que su hijo enfermera de muerte a causa del veneno que tenía en su cuerpo, de igual forma el escorpión estímulo un gran fuego dentro de la casa de la señora Urset.

La señora Usert estaba muy preocupada por lo que vivió que tuvo que salir a buscar ayuda para que su hijo no muriera por la picadura del escorpión. Fue tanto lo que suplicó la señora Usert  para que ayudaran a su hijo, que estas llegaron a oídos de la Diosa Isis, que viendo que el niño no tenía culpa alguna de lo que hizo su madre, ordenó que el veneno saliera del cuerpo del niño con ayuda de su magia. Además ordenó que se abriera un hueco en el cielo y cayera agua sobre la casa para apagar el fuego.

El hijo de la señora Usert se recuperó inmediatamente de lo que tenía, la mujer que estaba muy agradecida y apenada por lo que había hecho anteriormente le otorgó toda su fortuna a la mujer pobre que había ayudado a la diosa Isis y a su hijo Horus.

El ejército perdido de Cambises II

El ejército perdido de Cambises II es uno de los mitos egipcios que más ha causado intriga entre las personas, ya que como se puede desaparecer un ejército de 50 mil soldados en el Desierto del Sahara sin dejar rastro alguno. Se cuenta que este mito egipcio ocurrió en el año 524 a, C. cuando el Rey persa Cambises II, tenía como propósito hacer crecer su imperio y tenía como objetivo invadir la ciudad de Tebas actualmente la ciudad de Lúxor, en Egipto. Con la firme intención de doblegar al Oráculo del Dios Ra.

El Oráculo se encontraba situado en el Oasis de Siwa, para esta gran campaña el rey Cambises II tomó la decisión de hacer mover 50 mil soldados pero la historia cuenta que el Desierto se los trago.

La historia comienza cuando el Rey Cambises II de Persia, tuvo la intención de conquistar Egipto. Pero el Oráculo de Siwa ya lo había predicho que si alguien intentaba a conquista el territorio de Egipto sería condenado. El Rey persa tomo la decisión de dirigir a sus 50 mil soldados por el Desierto del Sahara. Para poder conquistar y destruir el Oráculo de Siwa.

Pero el ejército nunca llegó a Egipto, ya que se desvaneció cuando estaban cruzando el Desierto del Sahara. Aunque hay otra versión contada por los djinns del desierto que esos soldados fueron convertidos en extrañas formaciones rocosas que se pueden ver a lo lejos del desierto blanco. Mientras que otras fuente afirman que una gran tormenta de arena provocó su desaparición.

El faraón Dyoser y la crecida del Nilo

El río Nilo siempre ha sido la primera fuente de agua y de vida del territorio egipcio, ya que proporciona la mayoría de agua dulce para ese país. De esta forma cualquier variación o cambio que se realice puede causar una falta de agua y esto sería un gran peligro para la región. Por otro lado las crecidas que tiene el río Nilo son muy bien recibidas por la población egipcia.

se cuenta en la leyenda que el faraón Dyoser se encontraba sentado sobre su trono muy triste silencioso y apenado, ya que su pueblo estaba en desgracia ya que habían pasado siete años y la crecida del río Nilo era insuficiente para la población.

El agua no alcanzaba para poder regar las tierras sembradas y las reservas en los graneros se estaban agotando y esto no permitía al pueblo alimentarse de la mejor manera.

Los meses estaban pasando y el faraón Dyoser se encontraba aún más angustiado. El pueblo no tenía con que alimentarse. Los campesinos observaban con mucha tristeza los campos secos y los ancianos ya estaban muy débiles y los niños lloraban de hambre. Hasta las ofrendas a los dioses se tuvieron que paralizar por falta de comida.

El faraón decidió pedirle ayuda al primer ministro y amigo Impoteh quien era médico, arquitecto, astrólogo y un gran mago. El faraón acudió a su amigo diciéndole las siguientes palabras:

“Nuestro país está sufriendo una grave situación – dijo el rey dirigiéndose a Imhotep -. Si no encontramos una solución moriremos de hambre. Hay que darse prisa y descubrir dónde nace el Nilo para saber cuál es el poder divino responsable de que suban las aguas”

El primer ministro salió en busca de una respuesta por lo cual fue hacia la ciudad de Heliópolis, allí se encontraba el templo de Thot. Era conocido como el Dios de la sabiduría y protector de los escribas. Allí el gran mago se dedicó a indagar en los libros que habían información sobre la crecida del río Nilo y luego de haber recabado todo lo que pudo se regresó al palacio del faraón para contarle lo que había encontrado.

Este le indico al faraón que el río Nilo nacía en la isla Elefantina y se encontraba entre dos cavernas. Que también allí apareció la luz que dio origen a todos los seres vivos del mundo. Estas cavernas se encontraban custodiadas por el Dios Jnum. Este dios es representado con cuerpo de hombre y cabeza de carnero es considerado como el creador del huevo primordial de donde surgió la luz solar.

El dios Jnum estaba reteniendo las salidas de agua del río Nilo, por eso el faraón Dyoser decidió ir a esa isla e rogarle al dios Jnum, pero este quedó sin respuestas hasta que el sueño lo venció y se quedó dormido. El faraón tuvo un sueño donde el Dios Jnum se le apareció y le preguntó por qué estaba tan triste.

El faraón le hijo que se encontraba preocupado porque a su pueblo le faltaba agua y comida. El dios Jnum le respondió que él estaba enfadado porque no se había construido los templos suficientes a pesar que él había proporcionado varios dones y materiales.

Luego de que el Dios jnum le dijo esto al Faraón decidió abrir las puertas a las aguas del río Nilo. El cual se encontraba dormido en forma de serpiente bajo sus sandalias. El faraón salió de la isla elefantina haciendo la siguiente promesa:

“Mi maestro de obras Imhotep edificará tu templo en la isla del origen del mundo y tu santuario guardará para siempre el secreto de la crecida del Nilo”

Cuando el Faraón Dyoser despertó del sueño observó que las aguas del río Nilo se habían aumentado y su gran caudal había subido. En los pies del faraón se encontraba una tablas con una oración dedicada al Dios jnum que luego sería grabada en los templos que se edificaron en su nombre, como lo prometió el faraón Dyoser.

El nombre secreto de Ra

Una de las características más relevantes sobre los mitos egipcios era la gran relevancia que se le daba a los nombres, porque según las creencias del pueblo egipcio este le otorgaba gran poder a la persona que llevaba ese nombre y le permitía conocer cómo era esa persona.

Por eso al nacer la persona se le debían colocar tres nombres al bebe, pero uno solo nombre era compartido a nivel público.  Uno de los mitos egipcios de este artículo se encuentra dirigido precisamente a relatar sobre el nombre secreto de uno de los principales dioses egipcios: Ra.

Se cuentas en este un de los mitos egipcios más conocidos que en una momento  en la que el viejo Dios Ra estaba comenzando a perder sus facultades y poderes divinos y el resto de los dioses estaban ambicionando tener su poder.

El Dios Ra tenía múltiples nombres. Pero existía un nombre que no era conocido por nadie y de este nombre el Dios Ra extraía la mayor parte de su poder divino. Por eso la Diosas Isis deseaba conocer ese nombre oculto del Dios Ra para poder darle el trono y el mayor poder y dones a su futuro hijo de nombre Horus.

La diosa Isis teniendo gran sabiduría planificó un plan para poder conocer el nombre oculto del Dios Ra. Para ello empezó a recoger los efluvios salivales del Dios Ra y los mezcló con tierra, de esta forma la diosa Isis dio origen a las primeras cobras. Luego de  esto lanzó a esos animales por donde caminaba el Dios Ra.

Una de esas cobras que arrojó la Diosa Isis al camino logró morder al Dios Ra y éste enfermó mucho. La diosa Isis se ofreció a cuidarlo y curarlo en cambio este le dijera cuál era su verdadero nombre oculto. El Dios Ra decidió aceptar tal propuesta con la única condición de que la Diosa Isis no se lo revelara a nadie más solo a su futuro hijo de nombre Horus.

Esto fue algo a la que la Diosa Isis aceptó de buena forma. Luego la Diosa Isis hizo que el veneno saliera del cuerpo del Dios Ra y este pudiera recuperar su estado de salud óptimo.

Al estar totalmente recuperado al Dios Ra este pudo compartir el nombre con la Diosa Isis y con su futuro hijo Horus. Dándole un gran poder y el futuro trono de Egipto.

Las siete Hathores

La dios Hathor es conocida en el cultura egipcia como la diosa de la alegría y del amor y se representa como la gran vaca celeste que le da origen al mundo y todo que existe en el mundo. La Diosa Hathor tenía siete hijas que eran conocidas como las hathores eran diosas que aparecían siempre que una pareja daba luz a un niño y ellas se encargaban de anunciarles el destino del bebé y el de los padres.

Se cuenta que es uno de los mitos egipcios más antiguos donde un faraón junto a su esposa eran incapaces de tener hijos. Por eso la mujer se sentía muy triste y el Faraón les oraba a los dioses para que le dieran la oportunidad de poder embarazar a su esposa y así tener a un hijo.

Hasta que llegó el día y por arte de magia las suplicabas que hizo el faraón a los dioses se hicieron realidad la esposa quedó en cinta. Dando así a luz a un hermoso bebe. Entre la alegría y las fiestas que se hacían para celebrar el nacimiento del niño aparecieron las siete hathores para poder anunciar el destino del hijo del faraón como al resto de las demás personas que se encontraban en el recinto.

Cuando las siete hathores anunciaron el destino del hijo del faraón a este no les gusto lo que las diosas habían anunciado. Ya que estaba escrito que el destino del hijo de faraón sería la muerte y este moriría a manos de un perro, o de un cocodrilo o de una serpiente.

El faraón para proteger la vida de su único hijo le mandó a construir un palacio en la mitad del desierto y de esta forma ocultar a su hijo de su terrible destino. El palacio se encontraba lejos y aislado de todo y no se tenía acceso a su entrada.

De esta forma el hijo del faraón pasó toda su infancia encerrado en ese palacio que se encontraba oculto entre las dunas y las paredes de mármol con que fue fabricado. Pero el hijo se volvió rebelde ya que quería conocer el mundo y un día que se encontraba cansado de tanta soledad, le dijo a su padre el faraón que le obsequiara un perro.

Aunque su padre le dijo que no en varias oportunidades por tener miedo de que la profecía de las siete hathores se hiciera realidad. Aunque el faraón luego de pensarlo por varios días dijo que un inofensivo perro no haría daño. Por eso le regaló un bello cachorro.

De esta forma el tiempo fue pasando y el joven príncipe se sentía asfixiado en el palacio que era como una cárcel de oro. Por eso el príncipe decidió escapar del palacio junto a su perro. Cuando llegó a la ciudad se dio cuenta que había una hermosa princesa encerrada en una torre. El padre de esta la había confinado a ese lugar para poder alejarla de todos los pretendientes.

Solo el que pudiera alcanzar la cima de la torre de un gran salto tendría la dicha de casarse con la princesa. El joven príncipe se armó de valor y se decidió en superar el reto propuesto tras varios intentos fallidos logró superar el reto y alcanzar la cima de la torre. El padre de la princesa que se encontraba molesto e intrigado por la presencia del joven accedió a que contrajera matrimonio con su hermosa hija.

Luego de que se casaron en la noche el joven príncipe le confesó a su hermosa esposa quien era y cuál era el motivo de su cautiverio y el destino que le habían predicho las siete hathores. La historia enamoro mucho más a la princesa del joven quien lo cuido y vigilo para que no fuera atacado por estos tres animales.

En una noche calurosa la joven princesa observó a una serpiente que subía a la cama que compartía con el joven príncipe. Ella cogió un palo y le dio un fuerte golpe en la cabeza a la serpiente matándola en el instante. Luego la agarró y se la dio al perro para que este se la comiera.

A partir de ese momento el perro cambió su estado y se tornaba muy violento en contra del príncipe, algo se movía dentro del perro que lo hacía reaccionar de esa forma. En una de esas al ser atacado por el perro tuvo que saltar hacia el río, allí encontró un peligro mayor había un gran cocodrilo pero estaba muy viejo y cansado como para comérselo.

Se decía que el ejército del faraón lo quería asesinar a causa de la profecía, por eso le pidió al joven príncipe que lo ayudará a lidiar con este embrollo y lo dejo salir del agua con vida. Luego de haber salido el río fue otra vez atacado por su perro con una actitud aún más violenta.

Por lo cual se defendió dándole un fuerte garrotazo en la cabeza matándolo en el instante. Pero allí no terminó el asunto ya que la serpiente que se había comido salió dentro del pero mordiendo al joven príncipe matándolo en el instante y de esta forma la profecía de las siete hathores se cumplió.

La muerte de Osiris

Probablemente uno de los mitos egipcios más conocidos en la actualidad es el asesinato del Dios Osiris. Luego su resurrección y después el nacimiento de su hijo el Dios Horus. Es uno de los mitos egipcios que nos relata los problemas que pueden surgir en la familia y el asesinato como un instrumento para poder alcanzar el poder anhelado y el conflicto que se puede generar y llevar a un caos total.

Se cuenta en el mito egipcio que Nut que se conoce como la diosa del cielo tuvo cuatro hijos dos hembras y dos varones. Siendo Osiris el que se convirtió en el Rey de lo muertos. Su hermana Isis era la Diosa de la Fertilidad. Seth conocido como el dios de la fuerza bruta y Neftis conocida como la señora de la casa o de la protección.

El dios Osiris se convirtió en el Rey de todo Egipto siendo un gobernante muy amable y lleno de sabiduría él le a su pueblo como debía de realizarse las cosechas agrícolas. También enseñó a su pueblo como debían de adorar a los dioses y les dio un conjunto de leyes con las cuales debían de regir su vida.

Aunque Osiris fue un excelente gobernante él tenía un enemigo dentro de su casa y este conspiraba para asesinarlo, este enemigo era su propio hermano conocido como Seth. Por eso su hermano decidió aliarse con otras personas que se encontraban descontentas con Osiris y esperar una oportunidad para deshacerse de Osiris.

El Rey Osiris decidió hacer un banquete e invitó a su hermano Seth junto a esas personas a comer. Ese fue el momento oportuno para asesinar al rey Osiris. Seth mandó a construir un arca con las medias exactas del rey Osiris, para que este pudiera encajar fácilmente en aquel sitio. Osiris fue probando cada regalo hasta que llegó al arca y se la probó.

Los conspiradores al ver que el rey Osiris estaba probando el arca empezaron a distraer a todos los invitados mientras Seth empezó a clavar el arca para sellar y allí murió el rey Osiris dentro de esa arca.

Luego de que Osiris muriera dentro de la caja los conspiradores decidieron lanzar el arca hacia el río Nilo. Seth anunció que su hermano el rey Osiris había muerto y él debe ocupar el trono, de esta forma se coronó rey de Egipto.

La diosa Isis con ayuda de otros dioses recuperó el cuerpo de Osiris que estaba en pedazos, lo que hizo la diosa Isis fue momificarlo y de allí le devolvió la vida. En ese instante tuvo relaciones con la diosa Isis de la cual quedó embarazada quien daría a luz a su hijo Horus.

Cuando el dios Osiris vuelve a la vida trajo consigo un gran cambio el cual fue para des ser un Dios de la vida a vincularlo con una deidad que se encuentra vinculada la vida eterna y a la preservación y guía de los muertos en el otro mundo.

De esta misma su hijo Horus tuvo que enfrentar al Dios Seth por vario tiempo por la lucha del trono. Esto traería una gran multitud de conflictos donde resultaría ganador el Dios Horus quien obtendría el legado de su padre.

La leyenda del origen del calendario egipcio

Es una de los mitos egipcios más resaltantes en la cultura egipcia, porque se cuenta que el calendario egipcio contaba con 360 días. En el momento que el Dios Ra empezó a crear el mundo. Geb y Nut se casaron en contra del consentimiento del dios Ra. Por eso el Dios Ra ordenó a Shu que los separará de esta forma fue como el aire se interpuso entre la Tierra y el cielo dando origen a la atmósfera.

Pero Nut ya se encontraba embarazada de Geb y al saber esta noticia el Dios Ra lanzó una maldición sobre Nut. La cual consistió en prohibirle a Nut que diera a luz durante los 360 días que se conformaba el calendario egipcio.

Como Nut ya estaba cansada fue a hablar con el Dios Thot de la sabiduría este ideo un plan para poder hacer tiempo. El dios acudió a donde el dios de la luna conocido como Jonsu. Con este dios procedió a realizar varias apuestas sobre tiempo a la luna y ganó en varias ocasiones. Con esto el logro conseguir más tiempo para completar cinco días.

De esta forma fue que la diosa Nut usó estos días para poder dar a luz a sus hijos Osiris, Seth, Isis y Neftis, de los cuales Osiris alcanzaría el puesto de su padre.

La historia del campesino elocuente

Entre los mitos egipcios más conocidos se encuentra uno que está dedicado al pueblo y a los campesinos, esta fue una historia que nació en los tiempos del Imperio medio.

El mito egipcio cuenta la leyenda de un campesino que era muy pobre pero muy honrado y a la vez muy trabajador. El cual tenía su hogar junto a su familia en el oasis de la sal.

Este campesino siempre tenía la necesidad de salir de su hogar para ir a vender los productos que se daban en su granja. En uno de eso viajes que realizaba tenía que pasar por un sitio donde el lugarteniente le prohibió el paso advirtiéndole que ese camino era de su propiedad.

Mientras los dos discutían por la problemática los animales que transportaban eso productos empiezan a comer los frutos que le pertenecían al lugarteniente. Esto lo uso el lugarteniente para quedarse con eso animales y a mercancía que llevan.

Antes esta situación el campesino acudió a la ciudad de Heliópolis. Allí se encontraba el representante del faraón el cual tenía se le conocía como Rensi. El campesino le explica lo sucedido y protestó la acción corrupta del lugarteniente. La forma en cómo el campesino protesto llamó la atención del representante del faraón quien se acercó a escuchar al campesino que tenía gran oratoria.

Finalmente se hizo justicia cuando el campesino pudo recuperar toda su mercancía, pero a la vez todo lo que tenía el lugarteniente se lo dieron y este pasó a ser su esclavo por corrupto.

Si te ha parecido importante el presente artículo sobre los mitos egipcios te invito a visitar los siguientes enlaces:

(Visited 270 times, 1 visits today)

Deja un comentario