Quién es la diosa Hathor en la mitología egipcia

Te invito a conocer todos los detalles de la Diosa Hathor conocida como la hija del Dios Sol. Una de las divinidades más importantes de la religión egipcia durante el Imperio Medio y Nuevo. Además fue la madre, la esposa, la consorte, la hermana y el ojo de Ra y del Dios horus. También se le conoce como la diosa de la alegría, de la maternidad y la protectora de los niños ¡¡Sigue leyendo y conociendo más sobre la diosa!!

DIOSA HATHOR

Diosa Hathor

La Diosa Hathor es una de las principales diosas y referentes de la religión del Antiguo Egipto. Que se dedicaba en el desempeño de diferentes trabajos y rutinas para el pueblo egipcio. La Diosa Hathor es una deidad del cielo. Que se le conoció como la Madre y como la consorte del Dios Horus y de la misma forma con el Dios Solar Ra.

A esta deidad siempre se le ha relacionada con la realeza del Antiguo Egipto. Por lo que se le ha conocido a la Diosa Hathor como madre simbólica de los faraones egipcios, ya que ella era quien los representaba en el ámbito terrenal. Además la Diosa Hathor tuvo un papel muy importante cuando asumió la responsabilidad de ser el Ojo de Ra como figura femenina.

Teniendo la figura del Ojo de Ra. Ella poseía una forma vengativa y de esta forma se defendía de sus enemigos. Pero también tiene un lado caritativo que se representaba en la alegría, el amor, la danza, la música, la sexualidad y en el cuidado materno. Pero la Diosa Hathor debía actuar como la consorte de muchas deidades masculinas egipcias y como la madre de sus hijos.

Estos aspectos que demostraba la Diosa Egipcia Hathor hacen un gran ejemplo de la concepción de la feminidad egipcia. Se dice que la Diosa Hathor pudo cruzar fronteras en ayuda de las almas fallecidas que se perdieron en la transición que se realiza de la vida hacia la muerte.

La Diosa Hathor también se ha representado en la mitología egipcia con la figura de una vaca, ya que este animal se encuentra asociado con lo maternal y lo celestial. Pero su forma más representativa es la de mujer con un par de cuernos de vaca y en el centro porta un disco solar. De igual a la Diosa Hathor también se ha representado con la figura de la leona, el sicomoro o ureo.

DIOSA HATHOR

En la actualidad existen representaciones de la Diosa Hathor en figuras bovinas que son parecidas al arte egipcio que fueron realizadas en el cuarto milenio a, C. Pero las investigaciones que se han realizado se dice que posiblemente las Diosa Hathor hizo su aparición en el Imperio Antiguo Egipcio que data entre los años 2686 d,C y 2181 a. C.

Esto se pudo realizar con la ayuda de los gobernantes y faraones egipcios de la época que dirigían el Imperio Antiguo de esta forma la Diosa Hathor se convirtió en una de las deidades más importantes de Egipto. Siendo una de las Diosas que se le dedicaron más templos del cual el más destacado fue el de Dendera ubicado en el Alto Egipto.

De igual forma la Diosa Hathor fue adorada en los Templos de las deidades masculinos que eran sus consortes. Los egipcios le tenían gran adoración que la vincularon con tierras extranjeras como lo fue Canaán y Nubia ya que estas tierras poseían valiosos bienes como eran las gemas semipreciosas y el incienso. De igual manera muchos pueblos de estas tierras le rindieron culto.

Pero en Egipto la Diosa Hathor fue una de las deidades a la que más se invoca en las oraciones privadas del pueblo egipcio y se le rendían varias ofrendas votivas. Las que más le daban ofrendas eran las mujeres porque deseaban quedar embarazadas y tener hijos.

En el Imperio Nuevo que data entre los años 1550 a,C y 1072 d, C. las Diosas Egipcias Isis y Mut, ocuparon la posición que mantenía la Diosa Hathor tanto en la realeza como en la ideología que ocupaba en el Imperio Egipcio. Pero ella seguía siendo una de las Diosas más admiradas y queridas por los egipcios.

Luego de que el Imperio Nuevo Egipcio tuvo su fin La Diosa Hathor fue más oscurecida por la Diosas Isis que tomó mucho protagonismo. Pero tenía muchos fieles y se le rendía un gran culto hasta que fue extinguiendo la antigua religión en los primeros siglos de la presente era que estamos viviendo.

DIOSA HATHOR

Orígenes de la Diosa Hathor

Los orígenes de la Diosa Hathor se encuentran muy relacionados con las imágenes de vacas, ya que aparecen con mucha frecuencia en las obras de artes que se pintaron en el Antiguo Egipto que data desde el año 3100 a, C. de esta misma forma han resaltado las figuras de mujeres con los brazos arriba y en forma de curva que hacen la representación de los cuernos de las vacas.

Todas las imágenes que se realizan en el arte egipcio que se hacen en representación al ganado y a las mujeres con los brazos alzados tienen alguna relación con la diosa Hathor. Ya que las vacas en la cultura egipcia han sido muy veneradas porque representan símbolos de alimentación y de la maternidad. Ya que las vacas cuidan a sus hijos y le suministran la leche necesaria para que se puedan criar y fortalecer. De la misma manera los humanos se alimentan de la leche que produce este animal.

Hay una pieza del arte egipcio llamada La Paleta de Gerzeh, que se considera como una piedra que pertenece al período prehistórico de Nagada II entre los años 3500 a,C y 3200 d,C. Esta obra de arte egipcia tiene la figura de la cabeza de una vaca que lleva cuernos curvados hacia adentro y se encuentra rodeado por varias estrellas.

La forma como está realizada la paleta de Gerzeh sugiere que la vaca se encuentra muy unida al cielo. De la misma forma en la cultura egipcia representaron a varias diosas en épocas posteriores unidas al cielo y con forma de vaca entre ellas destacan la diosa Hathor, Meheret y Nut.

Sin embargo a través de todos estos precedentes las Diosa Hathor no se menciona en ninguna parte, sino cuando llega la cuarta dinastía egipcia entre los años 2613 a,C y 2494 d,C. en el Imperio Antiguo Egipcio. Pero existen muchos objetos que se vinculan a la Diosa Hathor que pertenecen a la época del Período Arcaico que data entre los años 3100 a, C. y el año 2686 d, C.

Pero cuando la Diosa Hathor tiene su forma clara sus cuernos que los lleva en su cabeza se curvan hacia afuera, en vez de hacia adentro como los que se encuentran en el arte egipcio predinástico. Por eso una deidad egipcia que lleva los cuernos curvados hacía adentro se le encuentra en la Paleta de Narmer. Y esta paleta data de los inicios de la cultura egipcia. Como es la parte superior de la paleta como el cinturón del rey Narmer.

Pero según los estudios que se han realizado a la Paleta de Narmer, el egiptólogo  Henry George Fischer llegó a  afirmar según sus investigaciones que la diosa que aparece en la Paleta de Narmer es la diosa Bat. Una de las diosas egipcias que con el tiempo se representó con el rostro de mujer pero llevaba antenas que se doblaban hacia adentro y se reflejaban como los cuernos de la vaca hacia adentro.

Pero otras investigaciones que se realizaron por parte de la egiptóloga Lana Troy llego a concluir que en los pasajes de los textos de las Pirámides del Imperio Antiguo Egipcio se relaciona a la Diosa Hathor con el delantal del rey que eso hace una unión con el cinturón del rey Narmer y esto sugiere que es la Diosa Hathor y no la diosa egipcia Bat.

En la cuarta dinastía egipcia la Diosa Hathor se convirtió en una deidad muy famosa y destacada desplazando de esta forma a un Dios Cocodrilo egipcio muy primitivo al cual se le rendía culto en Dendera. Esto se ubicaba en el Alto Egipto. De esta forma la Diosa Hathor se convirtió en la patrona de esa ciudad.

Mientras en la región de Hu, se le estaba rindiendo un gran culto a la diosa egipcia Bat. Pero a partir de los años 2055 a, C. y 1650 d, C. estas deidades se unieron dando un solo nombre conocido como la Diosa Hathor. Sobre la teología que existe en torno a los faraones egipcios del Antiguo Imperio estaba centrado en el Dios Ra siendo este el rey de todos los dioses egipcios y el patrón del faraón o rey terrenal. Mientras la Diosa Hathor ascendió a los cielos con el Dios convirtiéndose ella en su esposa y por lo tanto es la madre de todos los faraones.

Funciones que tenía la Diosa en la Cultura Egipcia

En la cultura egipcia la Diosa Hathor tuvo varias formas y se desempeñó en muchas funciones para el pueblo egipcio. En investigaciones realizadas por el egiptólogo Robyn A. Gillam donde llegó a afirmar que esta diversidad de formas que adoptó la Diosa Hathor se dio porque la corte del Imperio Antiguo decidió sustituir a varias deidades que el pueblo egipcio adoraba. Dando por sentado que esto se dio por manifestaciones de la Diosa Hathor a la realeza del Imperio Antiguo.

En los textos antiguos de Egipto, hay información sobre las manifestaciones de la Diosa Hathor, donde se relata que existieron “Siete Hathore” pero hay otros textos donde hay información sobre más diosas hasta llegar a la cantidad de 362. Por ello el egiptólogo Robyn A. Gillam ha llegado a aseverar “Que la Diosa Hathor ha sido un tipo de deidad y que no posee una entidad única”. Es por eso que esta variedad se ha reflejado en una gran variedad de atributos que el pueblo egipcio asoció con la Diosa Hathor las cuales se mencionan las siguientes:

DIOSA HATHOR

Diosa Celeste: A la Diosa Hathor, se le colocaron varios calificativos desde la Señera del cielo hasta la Diosa Celeste. Ya que el pueblo egipcio decía que ella habitaba en el cielo con el Dios egipcio Ra y con otros dioses solares. Para época según investigaciones el pueblo egipcio creía que el cielo era como un cuerpo de agua y en el navegaban el Dios Sol.

Por eso se cuenta en sus mitos sobre la creación de mundo que el sol emergió al principio de los tiempos. Mientras que a la Diosa Hathor se le representó como una vaca siendo la madre cósmica de los egipcios. Pues se le consideraba a la Diosa Hathor y a la diosa Meheret como la vaca que parió al Dios Sol y lo colocó entre sus cuernos para protegerlo.

De igual forma se decía que la Diosa Hathor en cada amanecer daba a luz al Dios Sol. Ya que este nace todos los días. Por eso su nombre en egipcio era ḥwt-ḥrw o ḥwt-ḥr, que se puede traducir como “La casa de Horus” de igual forma se puede entender como “mi casa es el cielo”  por eso al Dios halcón Horus representaba al cielo y al sol para el pueblo egipcio.

De esta manera cuando se habla de la casa del Dios Horus se hace referencia al vientre de la Diosa Hathor o al cielo donde se desplazaba o como al Dios Sol que nace en cada amanecer.

Diosa Solar: De igual forma a la Diosa Hathor se le conocía como una de las diosas solares, y era la contraparte femenina de los dioses solares Ra y Horus. Ella formaba parte del séquito divino que le hacía compañía al Dios Ra, mientra este iba surcando los cielos en su gran barco.

Por eso se le conocía a la Diosa Hathor como “La Señora de Oro” porque su resplandor era muy parecido al del sol y en los textos antiguos que la ciudad de Dendera se dice que “Los rayos de luz que emergen de ella iluminan toda la Tierra”. Con las historias que se contaban la acoplaban con la diosa Nebethetepet y su nombre significaba Señora de las ofrendas, Señora de la alegría o Señora de la vulva.

DIOSA HATHOR

En la ciudad de Heliópolis se le rendía culto al Dios Ra, a la Diosa Hathor y a Nebethetepet porque eran las consortes del Dios Ra. De esta forma el egiptólogo Rudolf Anthes llegó a considerar que el nombre de la Diosa Hathor hace referencia a una de las casas de Horus en la ciudad de Heliópolis y que se encontraba muy ligada a los pensamientos de la realeza egipcia.

La Diosa Hathor también fue una de las diosas que cumplió el papel del Ojo de Ra. Ella representaba la parte femenina dentro del disco del Sol y una parte del poder que tenía el Dios Ra. También se interpreta como la Diosa Ojo que era considerada como un vientre donde nacía el Dios Sol. En esta parte las funciones de la Diosa hathor eran contradictorias como era la de madre, amante, esposa, hermana e hija del Dios Ra siendo aquí el reflejo del ciclo diario del sol.

En las tardes el Dios Sol volvía al cuerpo de la Diosa embarazándola de nuevo y engendrando a las deidades que nacerían a la mañana siguiente. Como el mismo Dios Ra que volvía a nacer, así como su hija la Diosa Ojo. Es por eso que el Dios Ra da origen a su hija y a la vez se da origen a él mismo y esto va generando una constante regeneración.

El Ojo de Ra tiene el propósito de proteger al Dios Sol de los enemigos y se le representaba con mucha frecuencia como una cobra erguida, un ureo o una leona. Otra forma que se le conoce al Ojo de Ra es la forma que se conoce como “Hathor de las cuatro caras” y se encuentra representada por cuatro cobras en donde cada cara está apuntando a un punto cardinal de esta forma puede vigilar las amenazas que pueden acechar al Dios Sol.

Por eso existen varios mitos en el Imperio Nuevo que data entre los años 1550 a, C. y 1070 d, C. donde se va relatando cuando la Diosa Ojo empieza a enfurecerse sin tener control de sí misma. Un mito importante se encuentra descrito en el libro sagrado funerario que se titula “El Libro de la Vaca Sagrada”.

En donde el Dios Ra envía a la Diosa Hathor como el Ojo del Dios Ra para poder infringir castigos a  los humanos que piensen en planear una rebelión contra el gobierno del Faraón que haya colocado el Dios Ra. La Diosa Hathor se convierte en una gran leona y comienza a masacrar a todas las personas que planearon tal atentado contra los faraones.

Pero el Dios Ra tiene la decisión de la Diosa Hathor convertida en leona pueda matar a toda la humanidad y le ordena que la cerveza se tiñera de color rojo y se distribuya por toda la Tierra. La Diosa Ojo empieza a beber la cerveza y la mezcla con la sangre y estando ebria la diosa vuelve a su estado hermosa y clemente.

Muy relacionado con esta historia  es el mito que se narra de la Diosa Distante, en los periodos tardíos y ptolemaico. Donde la Diosa Ojo en forma de la Diosa Hathor empieza a rebelarse en contra del control que posee el Dios Ra y ella comienza a realizar muchas destrucciones en algún país extranjero, los cuales pueden ser Libia al oeste, Nubia al sur, por eso que cuando se debilita por la pérdida del Ojo de Ra y es cuando el Dios Ra envía a otro Dios de nombre Tot para que la lleve de vuelta.

Estando la Diosa egipcia Hathor calmada y pacífica ella vuelve a convertirse en la consorte del Dios Sol o del Dios que la trae de vuelta. Por eso que los aspectos que posee la Diosa Ojo el cual son bello y alegre y el violento y muy peligroso van a reflejar la creencia egipcia que se tiene de que las mujeres “abarcan las pasiones extremas del amor y de la furia

Alegría, Danza y buena música: en la cultura egipcia tiene como uno de sus propósitos principales celebrar los placeres que le dan sentido a la vida y que son considerados como los regalos que entregan los dioses a la humanidad. Por eso lo egipcios se dedicaban a bailar, comer, beber y tocar en las fiestas religiosas. El aire era perfumado con flores que huelen a incienso.

Muchas de  las formas que adopta la Diosa Hathor se le asociaban con celebraciones y es también conocida como la señora de la música, de las fiestas, de la danza, las, guirnaldas, la embriaguez  y de la mirra. Cuando se tocan los Himnos en los Templos, los músicos deben tocar las arpas, liras, panderos y sistros en honor a la Diosa Hathor.

El sistro es un instrumento que se parece al sonajero y se usó mucho en la adoración de la Diosa Hathor, ya que este instrumento tenía connotaciones eróticas y sexuales. Por eso este instrumento se le relacionaba con la creación de la vida nueva.

Estos aspectos que se mencionaron anteriormente también se relacionan con los mitos que se cuentan del Ojo de Ra. Ya que fue pacificada con el mito de la cerveza y se evitó la destrucción de toda la humanidad. En las versiones que existen sobre las Diosa Distante debido a su naturaleza salvaje del Ojo errante  fue disminuyendo cuando se le fue apaciguando gracias a que la civilización fue promoviendo la danza, la música y el sabroso vino.

El agua del Río Nilo cuando crece se torna de color rojo por los sedimentos de las piedras, esto se comparaba con el color del vino y con la cerveza que se coloreaba de color rojo por el mito de la destrucción de la humanidad. De esta forma las fiestas en nombre de la Diosa egipcia Hathor se realizaban durante la crecida de río Nilo y en ese momento empezaban  a tocar la música y a danzar tomando muchas bebidas así se apaciguaba la furia de la diosa que regresaba.

En el texto antiguo del templo de Edfu se dice que la Diosa egipcia Hathor lo siguiente: “Los dioses tocan el sistro para ella, las diosas danzan para que ella se deshaga de su mal genio”. En el Templo de Madamud se le canta un himno Rattaui en donde se describe como el festival que se conoce como el de embriaguez.

Se realiza como el mítico regreso de la Diosa Egipcia Hathor a Egipto, en ese momento las mujeres le pueden llevar flores, mientras que los borrachos y jugadores le tocan los tambores. Otras personas le dedican bailes en el palco de los templos  ya que el ruido y la celebración va alejar los entornos negativos y los poderes hostiles.

De esta forma se puede asegurar que la Diosa egipcia Hathor se encuentre en su forma más alegre mientras que su consorte masculino la espera en su templo, aunque el consorte mitológico de la diosa Hathor es el Dios Montu quien le dará un hijo.

Belleza, Amor y Sexualidad: el lado alegre de la Diosa egipcia Hathor, indica que tiene un gran poder femenino y procreador. Por eso en varios mitos de la creación del mundo ella ayudo a crear la Tierra. Ya que se decía que Atm fue un Dios creador y que contenía dentro de sí mismo todas las cosas. Todo se había generado mediante una masturbación entre Shu y Tefnuf y de esta forma se empieza a dar el proceso de la creación.

La mano que se utilizó para realizar este acto fue la mano del Dios Atum, quien era el que representaba el lado femenino y también se representaba como a la diosa Hathor, Nebethetepet o Iusaaset. Aunque es solo una mito muy antiguo en la cultura egipcia que data del periodo Ptolemaico entre los años 332 a,C y el 30 a.C. el Dios jonsu es el que va a desempeñar un papel muy fundamental en este periodo egipcio ya que ambos dioses se emparejan dando así a la posible creación del mundo.

De esta manera se da por sentado que la Diosa Hathor sería la consorte de muchos Dioses egipcios masculinos, pero el Dios más importante para las Diosa Egipcia Hathor fue el Dios Sol Ra. Mientras que la diosa Mut era la consorte habitual para el Dios Amón quien fuera la principal deidad del Imperio Egipcio Nuevo. Aunque a la Diosa Hathor siempre se le ha relacionado con el Dios Ra.

Mientras que a los dioses Amón y Nut en pocas ocasiones se le relaciona con la fertilidad y el sexoy en varias situaciones colocan a las deidades como a Isis o a la Diosa Hathor. Por eso en los últimos instantes de la historia egipcia se le consideraba en las ciudades de Dendera y de Edfu a la Dios Hathor y al Dios Sol Horus como una pareja.

En otras versiones que se cuentan se ha afirmado que la Diosa Distante junto a la Diosa Hathor y Rattaui eran las consortes del Dios Montu. Por eso en el aspecto sexual existen muchos relatos. Por ejemplo hay un cuento que ocurrió en el Imperio egipcio Medio que tuvo por nombre La historia del Pastor. Donde este se encuentra con una diosa peluda que se parece a un animal. Y este al observarla en el pantano le da mucho miedo. Pero otro día al pasar por el pantano se consigue con una mujer mucho más linda y seductora.

Los egiptólogos que han estudiado esta historia han llegado a opinar que la mujer a la que se refiere es la Diosa hathor o una mujer muy con características muy parecidas ya que ella es muy salvaje y peligrosa pero a la vez muy sensual y buena. Otro investigador de nombre Thomas Schneider llego a decir que los encuentros que tuvo el pastor con la Diosa fue para apaciguarla.

En otro relato corto que pertenece al Imperio Nuevo egipcio donde existe una disputa entre Seth y Horus, es un conflicto entre estos dioses egipcios.  Ya que el Dios Sol se encuentra molesto ya que el otro Dios lo insultó. Mientras que este se acuesta en el suelo para poder descansar. Al cabo de un rato la Diosa Hathor le muestras sus parte intimas al Dios Sol para que este se le pase la rabia que tiene.

Luego de eso el Dios Sol se levantó de su sitio y empezó a realizar sus labores como el gobernante que es. En ese momento del relato toda la población creía que el orden y la vida dependían del estado de humos del Dios Sol. Por lo que la actuación de la Diosa Hathor fue fundamental para evitar la destrucción de la humanidad.

Este acto no se tiene claro si fue un acto para tener relaciones sexuales o para que el Dios se le quitara la rabia que estaba sintiendo, por eso no se tiene muy claro porque el Dios Ra empezó a sonreírle a la Diosa Hathor. En otras literaturas egipcias sobre la Diosa Egipcia Hathor fue alabada por el hermoso cabello que tiene y también se hacen insinuaciones que la Diosa egipcia Hathor mientras representaba su encanto sexual perdió un mechón de cabello.

Este mechón de cabello que perdió la diosa egipcia Hathor se ha comparado con el ojo divino que perdió el dios Horus y cuando Seth perdió sus testículos durante la dura ducha que hubo entre estos dioses, dando a entender que el mechón que perdió la diosa Hathor fue tan importante como la mutilación que tuvieron ambos dioses en sus cuerpos.

Aunque la Diosa egipcia fue conocida como la señora del amor. Por el aspecto sexual que tenía porque en los papiros que existen de  Chester Beatty I, de la dinastía XX (c. 1189-1077 a. C.), los hombres y las mujeres dedican poemas a la diosa Hathor para que les llevará a sus amantes. Donde hay afirmaciones que llegan a comentar que rezaron a la diosa y el amante llegó a sus aposentos.

La dignidad Real y la maternidad: la diosa Hathor ha sido considerada como la madre de muchas deidades egipcias. También se le considera la madre del Dios Horus pero a la vez cumple la función de ser la consorte del Dios. Además es la esposa del Rey y la madre del Heredero. La diosa Hathor es la contraparte divina de las reinas en la Tierra.

En la Mitología egipcia se considera que los padres del Dios Horus son Osiris e Isis. En el Mito de Osiris que se narra desde el Antiguo Imperio Egipcio el Dios Horus mantiene una relación con la Diosa Hathor aunque se afirma que este mito es más antiguo. Ya que el Dios Horus solo tiene relación con los Dioses Osiris e Isis cuando aparece el mito de Osiris.

Aunque con el tiempo la Diosa Osiris se consolidó como la madre del Dios Horus, la Diosa Hathor siempre tenía ese papel en especial cuando tenía que amamantar a un nuevo faraón. Por eso hay papiros donde se representa a una vaca que está dando de amamantar a un niño en los matorrales eso se representa como la educación que tuvo el niño en la mitología egipcia.

La leche que le daba la Diosa Hathor al niño era un signo de realeza y de divinidad y cuando tenía imágenes de la Diosa cuidando al niño, es que ese niño tenía todo el derecho de gobernar a ese pueblo. De esta misma forma la relación que existe entre los dioses Horus y Hathor les dios a su personalidad un poder curativo. Porque se decía que el ojo perdido de Horus se había restaurado después que el Dios Seth se lo había mutilado.

En el periodo tardío que data entre el año 624 a, C y 323 a, C la población egipcia se centró en solo adorar a una familia divina ya una sola deidad masculina adulta, que tenía a una esposa y un hijo pequeño. De esta forma se empezaron a construir edificios auxiliares conocidos como mammisis, con la finalidad de poder celebrar el nacimiento de la deidad infantil.

Ya que este Dios niño va a presentar una renovación cíclica del cosmos y va a ser un nuevo heredero de la realeza siendo la Diosa hathor madre de muchas figuras locales de Dioses que forman una triada. En la ciudad de Dendera y en la de Edfu el Dios Horus era e l padre mientras la Diosa Hathor era la madre mientras que su hijo fue conocido como Ihy  su nombre tenía como significado el músico del sistro.

Este hijo de Horus con la diosa Hathor personificaba el júbilo que se asociaba con el instrumento sistro.  También tuvieron otros hijos como fue una deidad menor conocido como  Neferhotep en la llamada ciudad de Hu. De igual manera se hicieron varias representaciones infantiles del Dios Horus.

En el pueblo egipcio se tomó a la savia lechosa del sicomoro como un signo de vida y de salud. De esta forma se convirtió en un símbolo muy importante para los egipcios. Ya que esta leche era equipara con las aguas del Río Nilo en el momento de las inundaciones ya que traía fertilidad a la Tierra que estaba seca y estéril.

Al final de los periodos romanos y del periodo ptolemaico en varios templos egipcios se tenía incluido el mito de la creación del mundo donde se adaptaron ideas ancestrales sobre la creación del universo. La versión que existe sobre el mito de la Diosa hathor en la ciudad de Dendera se hace mucho énfasis en que ella es una deidad solar femenina.

Además de ser la primera Diosa egipcia en emerger de las aguas primordiales que nacieron después de la creación y que según se encuentra manuscritos sagrados que la luz y la leche de la Dios Hathor pudieron nutrir y llenar de vida a todos los seres humanos.

Al igual que la Diosa  Mesjenet, que se relaciona con la maternidad. Pero la Diosa hathor tiene el concepto del destino que se basa en que la diosa va adoptar siete formas diferentes para así saber quiénes van a ser los faraones que van a nacer y poder predecir sobre los que mueren. Como se narra en las historia de los dos hermanos y en la historia del príncipe predestinado.

Las facetas maternales que adopta la Diosa Hathor se pueden comparar con las facetas que tienen la diosa Isis y la diosa Mut. Pero en ambas hay matices muy diferentes ya que la devoción que presenta la Diosas Isis por su esposo e hijo va a representar un amor que es aceptado por la sociedad, que el amor más sexual y desinhibido que ofrece la diosa egipcia Hathor a sus parejas.

Mientras que el amor que ofrece la Diosa Mut es de un carácter más autoritario que sexual, mientras que la Diosa Hathor tiene la características de seducir a los hombres casados como si fuera una mujer extraña para ellos.

En las Tierras extranjeras y en el comercio: Siendo Egipto un Imperio para ese momento este mantenía muchas relaciones comerciales con varios países y con ciudades costeras como fueron Siria y Canaán. Especialmente con la ciudad de Biblos. Esta hacía que la religión egipcia se extendiera a otras ciudades de esa región.

Todo eso se fue logrando durante algún momento del Imperio Antiguo Egipcio. Por eso los egipcios estaban haciendo referencias a la Diosa y patrona de la ciudad de Biblos que se conocía como  Baalat Gebal. A esta Diosa se decía que era una diosa local comparada con la Diosa Hathor. Estos vínculos en ambas diosas se hizo tan fuerte que en los textos antiguos de la ciudad de Dendera dice que la diosa Baalat Gebal también habitaba esa ciudad.

De igual manera los egipcios comparaban a la Diosa hathor con la diosa Anat una diosa conocida por su fertilidad. Esta diosa de la ciudad de Canaán era muy sensual pero a la vez muy agresiva que se adoró por los egipcios en el Nuevo Imperio.

En las obras de arte egipcio de la ciudad de Canaán presente a la diosa Anat desnuda que lleva una peluca rizada que puede provenir de las figuras que se le realizaron a la diosa Hathor. Aunque según los estudios no se ha determinado que diosa representa las imágenes y por qué los egipcios adoptaron esta iconografía en relación a la diosa Anat. Aunque la adoraron como una deidad femenina independiente de la diosa egipcia Hathor.

El carácter solar que tiene esta diosa ha jugado un papel muy importante en la vinculación con el comercio ya que los egipcios tenían la creencia que ella protegería a los barcos que navegaban en el Río Nilo y en los mares que estaban más allá de Egipto. Porque ella tenía como misión proteger la barca que usaba el Dios Ra en el cielo.

De igual forma el peregrinaje que hacía la Diosa Nubia en la mitología egipcia también fue ligada con la diosa Anat en estas tierras. También se encontraba muy ligada con la península del Sinaí. Que para ese momento no se consideraba parte del Imperio Egipcio. Pero era un conjunto de minas egipcias donde explotaban varios minerales entre ellos se encontraban cobre, turquesa y malaquita.

Uno de los epítetos con que se le llamó a la diosa hathor, para eso momento fue la señora turquesa. Esto hace referencia a los minerales que tenían un color verde azulado. Por eso también se le conoció a la diosa egipcia Hathor como como la Señora de la fayenza. Esto era una cerámica de color azul con verde que los egipcios decían que era el color verde turquesa.

La diosa egipcia Hathor era muy adorada en las minas para proteger la vida de los esclavos y en varias canteras y en los diferentes emplazamientos mineros que se encontraban en el desierto arábigo del Imperio Egipcio. En las minas de amatista de Wadi el-Hudi, donde a veces se la llamaba Señora de la amatista.

En la región sur de Egipto la influencia que tuvo la Diosa Hathor se extendió hasta el antiguo territorio Punt. Que estaba situado a lo largo de la zona costera que colinda con el mar rojo y esta fue la principal fuente de incienso con el cual se encontraba ligada la diosa Hathor. De igual forma se hizo con la región de Nubia que se encontraba al noroeste del territorio Punt.

En la biografía del funcionario Herjuf que perteneció a la dinastía VI entre los años (c. 2345-2181 a. C.), este dejó escrito una expedición que se realizó a un territorio cerca de la ciudad de Nubia. Allí se trajeron grandes cantidades de ébano y varias pieles de las panteras e incienso para el Faraón. En ese texto que dejó escrito el alto funcionario egipcio describe cómo estos bienes que trajeron de ese territorio fueron muy exóticos y fueron un obsequio de la Diosa Hathor al Faraón.

En las otras expediciones que se realizaron al territorio de Nubia con la misión de extraer el oro introdujeron un nuevo culto durante los imperios egipcios nuevo y medio. Por lo cual varios faraones decidieron construir varios templos en la región de Nubia donde eran los gobernantes.

Vida después de la muerte: existen historia que afirman que varias diosas ayudaban a las almas fallecidas para que encontraran su propósito en la otra vida. Una de esta diosa se le conoció como Amentit. Era una diosa del oeste que representaba  a un cementerio conocido como necrópolis o un grupo de tumbas que se encontraban al margen de río Nilo, se le conocía como un reino de la vida después de la muerte.

Los egipcios consideraban que esto era obra de la Diosa hathor. De esta misma forma como la Diosa Hathor llegó a cruzar la frontera del Imperio egipcio y otras tierras ella pudo cruzar la frontera entre los reinos de los vivos y el reino de los muertos. Ella ayudaba a las almas de los fallecido a poder ingresar al reino de los muertos por eso estaba muy vinculada a las tumbas era allí donde se inicia la transición a estos reinos.

En la necrópolis tebana se representaba como una montaña estilizada donde aparecía una vaca en representación de la Hathor. El papel que cumplió como diosa en el cielo se encontraba muy relacionado con la vida después que la persona haya cruzado hacia el reino de los muertos.

Como Diosa del cielo ella tenía que asistir al Dios Ra en su renacer diario. Por eso tuvo importantes papeles  en las creencias que tenía el pueblo egipcio ya que ella ayudaba a las almas fallecidas en el reino de los muertos ya que muchos tenían la creencia de que renacerán como un nuevo sol en cada amanecer.

Las tumbas y el inframundo se interpretaba como el vientre de la Diosa hathor de donde va a renacer el que ya había fallecido. De esta forma las diosas Nut, Hathor y Amentit podían, en diferentes textos antiguos llevar las almas de los difuntos a un sitio donde podían comer y beber por toda la eternidad. Es por eso que la diosa hathor junto a la diosa Amentit son representadas en las tumbas.

Así le dan la bienvenida a las almas recién fallecidas al reino de los muertos como se lo dan a sus hijos antes de renacer otra vez. En los textos funerarios que se conocen del Imperio Nuevo la vida después de la muerte se ilustraba como un jardín muy hermoso y fértil para la siembra. Quien preside este hermoso jardín era la diosa hathor.

La diosa aquí se representaba en forma de árbol y le daba agua al alma que estaba recién fallecida. Mientras que la diosa Nut tenía otro encargo pero la Diosa hathor la llamaba para que la suplirá en su trabajo.  Es importante que en la cultura egipcia la vida después de la muerte tenía un componente sexual.

Porque en el Mito de Osiris cuando el Dios es asesinado resucitó cuando se encuentra copulando con la diosa Isis y allí nace Horus. De igual forma en la ideología solar que se tiene  la unión que hay entre el Dios Ra y la Diosa del cielo la van a permitir al Dios Horus su propio renacer. De esta forma el acto sexual le va a permitir al difunto volver a renacer de nuevo.

Por eso las Diosas Isis y Hathor contribuyen en el despertar del difunto a una nueva vida, esto se hace estimulando los poderes regenerativos de los dioses masculinos en vez de cumplir o desempeñar un papel fundamental. Los antiguos egipcios antecede del difunto y colocaban el nombre de Osiris para de esta forma poder conectarlo con la resurrección.

Un ejemplo claro de esto fue la mujer conocida con el nombre de Henutmehyt sería “Osiris-Henutmehyt” Con el tiempo a esta mujer se le relacionaba con los poderes divinos femeninos y masculinos. Mientras que en el Imperio Antiguo Egipcio se tenía por cierto que las mujeres se debían de unir a los adoradores de la Diosa Hathor en la otra vida después de la muerte. De igual forma debían de hacerlo los hombres con Osiris.

En el tercer periodo intermedio del imperio Egipcio que data entre los años (c. 1070-664 a. C.), el pueblo egipcio comenzó a  añadir el nombre de la Diosa egipcia Hathor a las mujeres que fallecían en lugar de colocarles el nombre de Osiris.

Pero en otros casos a muchas difuntas se les colocó el nombre de Osiris-Hathor para poder indicar que las fallecidas tenían el beneficio y el poder revivificante de ambas deidades. Durante ese periodo del Imperio Egipcio se tenía como creencia válida que la Diosa Hathor gobernaba en la vida mientras que Osiris lo hacía en la muerte.

Iconografía de la Hathor

Como ya se mencionado anteriormente a la Diosa Hathor se le representa con la figura de la vaca que lleva en sus cuerno curvados un disco solar. Esta figura era muy especial cuando la diosa estaba amamantando al faraón. De esta misma forma la Diosa Hathor podría aparecer como una mujer que tiene la cabeza de vaca. Pero la representación más habitual que se le hizo a la Diosa Hathor es de una mujer llevando cuernos de vaca y un disco solar.

Esta representación ella llevaba puesto un vestido de tubo color rojo o de color turquesa o la combinación de ambos colores y los cuerno se le situaban en un medio bajo o el tocado de un buitre que era muy típico en las reinas humanas egipcias en el Nuevo Imperio Egipcio.

Cuando la Diosa Isis adoptó ese mismo tocado en el Imperio Nuevo las dos diosas solo podían distinguirse cuando la imagen tenía un rótulo escrito con el nombre de a diosa. El papel de la diosa Amentit. La diosa Hathor llevaba en su cabeza luciendo el emblema del oeste en vez de llevar los cuernos de vaca.

Las Siete Hathores hacían la representación de u conjunto de siete vacas juntas que iban acompañadas por un dios menor del cielo y de la vida que después de la muerte era conocida como el toro del Oeste.

También era representada por otros animales como podía ser el ureo que era la forma de una cobra. Que es un motivo del arte natural egipcio y se representa a diversas diosas que se podían identificar con el Ojo de Ra.

Cuando estaba mostrada con el ureo representaban su lado más violento pero a la vez el más protector. De igual forma se le hacía aparecer transformada en una leona con un sentido similar muy violento pero a la vez protegiendo al Dios.

Por otro lado cuando se representa  a la diosa Hathor como un gato doméstico  que hace muy a menudo la forma pacífica de la Diosa Ojo cuando es representada como un sicómoro  que aparece en la parte de arriba de su cuerpo emergiendo desde el tronco.

También la Diosa Hathor podía aparecer en un tallo de papiro como bastón. Pero en vez de so sostenía un cetro de uas. Que es un símbolo de poder que normalmente lo llevaban las deidades masculinas. Las únicas Diosas que pudieron llevar o utilizar el cetro de uas, era la Diosa Hathor y las que estaban relacionadas con el Ojo de Ra.

También se le solía representar a la Diosa Hathor con un sistro de naos. Que es parecido a una cella o naos en un templo y se encuentra flanqueado por volutas que hacen recordar a las antenas que lleva la diosa Bat. Pero cuando se le coloca el sistro tiene dos variantes la diosa la primera lleva un nudo simple mientras el otro va compuesto por un collar de metal que lleva varias cuencas que es agitado en las diferentes ceremonias.

Otro símbolo importante que lleva la Diosa Hathor es un espejo ya que estos eran elaborados con un marco de oro o de cobre y de esta forma simbolizan el disco solar de igual forma se relacionan con la belleza y la feminidad. Algunos mangos de los espejos llevaba la figura de la Diosa Hathor así como su cara.

Muchas vece se ha representado a la Diosa Hathor con cara humana pero con orejas de ganado, cuando es visto desde el frente y no de perfil que era muy típico en el arte egipcio. Cuando a la Diosa se le representa de perfil su cabello se va enroscando formando un bucle.

También se pintó a la Diosa Hathor con una máscara que apareció en las columnas de los capiteles de los templos a partir del Antiguo Imperio Egipcio. Estas columnas se fueron utilizando en varios Templos que fueron construidos en nombre de la Diosa Hathor y en otros templos que fueron dedicados a otras Diosas.

Estas columnas están diseñadas para llevar dos o cuatro caras que hacen la representación dual de la diosa egipcia Hathor. Esta representación es la de la vigilancia así como la de la hermosura o en su forma peligrosa. también se encuentran relacionadas las columnas hathóricas con el instrumento musical sistro.

Por eso que los instrumentos musicales sistro pueden contener en su mango la figura del rostro de la diosa Hathor al igual que en las columnas donde se incorporan un sistro de nao sobre la cabeza de la Diosa.

Culto que se le rinde a la Diosa

En el periodo arcaico Neit, la Diosa Hathor fue una de la más famosa y dominante de la corte real egipcia. Pero en la dinastía VI la Diosa Hathor se convirtió en la diosa que tenía más relación con el faraón. Por eso el fundador de eta dinastía conocido como el faraón Seneferu. Le mandó a construir a la Diosa Hathor un templo y su hija Dyedefra fue la primera sacerdotisa de ese templo y la primera sacerdotisa de la Diosa Hathor de la que se tiene evidencia.

Los faraones del Imperio Antiguo empezaron a realizar contribuciones a los templos que estaban dedicados a los reyes particulares o a los dioses que se encontraban muy relacionados con la realeza egipcia.  Aunque hay que destacar que la Diosa Hathor fue una de las que menos recibió estas clases de donaciones por parte de los faraones, porque los gobernantes de las ciudades establecieron un culto especial a la Diosa Hathor y de esta forma poder vincular a las regiones con la corte real egipcia.

Por eso la Diosa Egipcia Hathor asumió muchos tributos por parte del pueblo de Egipto en cada provincia donde había un templo en honor a ella. Muchas de las mujeres que pertenecían a la realeza egipcia, pero no eran reinas tuvieron bajo su cargo la administración del culto que se le rendía a la Diosa Hathor Durante el Imperio Antiguo.

El Faraón Mentuhotep II, fue el primer monarca del Imperio Medio que no tuvo ninguna relación con los gobernantes del Imperio Antiguo. Este faraón hizo legitimar su gobierno presentándose como el hijo de la Diosa Hathor.

Las imágenes de la vaca Hathor fueron amamantando al Faraón Mentuhotep II, son de su primer reinado y muchas sacerdotisas eran presentadas como sus esposas, aunque no hay ningún hecho que afirme que estuvieran casadas con el faraón. Mientras iba el curso del Imperio Medio egipcio. Las reinas se maquillaban para verse lo más parecidas a la reencarnación directa de la Diosa Hathor. Del mismo modo lo iban haciendo los faraones para parecerse al Dios Ra.

Este interés que tenían las reinas egipcias por ser iguales o idénticas a la Diosa Hathor continuó por mucho tiempo a lo largo del Imperio Medio y el Imperio Nuevo egipcio. Las reinas egipcias figuraban con el tocado de la Diosa Hathor a partir de finales de la dinastía XVIII.

Existe una imagen en la cultura egipcia de Heb Sed de Amenofis que se destinó para celebrar y renovar el reinado donde se muestra al Rey junto a la Diosa Hathor y su esposa la reina Tiy. Esto demuestra que el rey tuvo un casamiento simbólico con la Diosa Hathor mientras transcurría la fiesta.

Hatshepsut fue una mujer que gobernó junto al faraón en los primeros años del Imperio Nuevo. Ella destacó por la relación que mantuvo con la Diosa Hathor ya que fue muy distinta, pues utilizo nombres y títulos que la relacionaban con la Diosa egipcia Hathor. De esta forma pudo legitimar su gobierno ante el pueblo egipcio que normalmente era dirigido por alguna figura masculina.

Esta Mujer mandó a construir grandes templos en honor a la Diosa egipcia Hathor de igual forma mandó erigir su propio templo funerario. Que tendría una capilla que se dedicaba a la diosa Hathor.

En la ciudad o región de Deir el-Bahari, se había colocado como sitio para dar culto a la Diosa Hathor desde el Imperio Medio. También hubo mucha importancia del Dios Amón durante el Imperio Nuevo ya que este le dio mayor visibilidad a su esposa y consorte la Diosa Mut en todo el transcurso de este periodo. La diosa Isis comenzó a aparecer con varias funciones que por tradición le pertenecían solo a la Diosa Hathor ya que ella era la única diosa solar.

De igual forma tuvo gran relevancia estas deidades frente a la diosa Hathor aunque ella siguió siendo una de las diosas más importantes durante todo el Imperio Nuevo. En donde se hacía énfasis en el culto de la Diosa Hathor fue con relación a la fertilidad, la sexualidad y la realiza.

El Imperio Nuevo de Isis oscureció cada vez más a la Diosa Hathor y sus funciones y a las otras diosas que no podían asumir sus funciones. Durante el período Helenístico de Egipto, cuando llegaron los griegos estos gobernaron a Egipto y su religión se fue desarrollando con una compleja relación con la cultura de Egipto. Mientras la dinastía ptolemaica empezó a adoptar y modificar la ideología egipcia sobre los dioses de la realeza.

Esto se comenzó con Arsínoe II, quien era esposa de Ptolomeo II, estos personajes se asociaron estrechamente a sus reinas con la Diosa Isis y con varias de las diosas egipcias. En particular hicieron una vinculación con su propia diosa del amor y la sexualidad que era Afrodita.

Sin embargo cuando los griego hacen referencia a todos los dioses egipcios los interpretan con los nombres de sus propios dioses griegos y en ocasiones llamaban a la Diosa Hathor. Los rasgos que tiene la diosa egipcia Isis y la Diosa Hathor se combinaron junto con los rasgos de la diosa griega Afrodita.

Esto dio pie para justificar el tratamiento que se le dio a las reinas ptolemaicas como diosas. De esta forma el poeta Calímaco insinuó que el mito del mechon de la diosa Hathor fue para elogiar a Berenice II por haber sacrificado parte de su cabello por Afrodita. Además que los rasgos iconográficos que compartió junto a la diosa Isis Y a la Diosa Hathor como son los buitres y los cuernos de las vacas aparecieron en las imágenes que van a retratar era de las reinas Ptolemaicas pintadas como si fueran la Diosa Afrodita.

Templos en Egipto en nombre de la Diosa

A la Diosa que más se le dedicaron templos fue a Hathor, que a cualquier otra diosa egipcia que había. Durante todo el Imperio Antiguo el centro de culto más importante que se edificó en nombre de la Diosa Hathor se ubicaba en la región de Menfis.

Allí se encontraba a la Diosa Hathor del sicomoro, donde fue adorada en varios lugares a lo largo de la necrópolis Menfita. Mientras estuvo el Imperio nuevo el Templo de la Diosa Hathor del sicómoro que se encontraba al sur fue el principal templo donde se le rendía culto. En ese sitio se le describe a la Diosa Hathor como la hija principal del dios de la ciudad llamado Ptah.

Mientras en el culto que se realiza al Dios Ra y al Dios Atum en la ciudad de Heliópolis, al noroeste de la ciudad de Menfis, había un templo conocido como Hathor-Nebethetepet que fue según investigaciones construido en el Imperio Medio.

Aunque un sauce y un sicomoro se encontraban cerca de este santuario es posible que allí adoraran con muchas ceremonias y diferentes manifestaciones a la diosa Hathor. En otras ciudades que se ubicaban al norte del delta del Nilo, como fueron Yamu y Terenuthis se le construyeron grandes templos para adorarla y rendirle culto a la Diosa Hathor.

Cuando los gobernantes del Imperio antiguo egipcio empezaron a construir y establecer ciudades en el Alto y Medio Egipto, allí se fundaron varios centros de culto a los dioses egipcio entre los más destacados fue a la diosa Hathor. En los lugares que son Cusae, Akhmim y Naga ed-Der.

Durante el primer periodo intermedio que figuró entre los años 2181 y 2055 a,C. se construyó una estatua para rendirle culto en la Ciudad de Dendera y se trasladaba frecuentemente a la región de Necrópolis Tebana que se conocía como el reino de los muertos.

Cuando comenzó el Imperio Medio, el faraón Mentuhotep II mandó a construir un gran templo para erigir a la Diosa Hathor de esta forma rendirle culto permanente en necrópolis de Deir el-Bahari. El pueblo más próximo Deir el-Medina, que era el hogar donde residían los trabajadores de las tumbas de la necrópolis durante el Imperio nuevo.

En ese lugar también se contaba con templos que estaban dedicados a la Diosa Hathor donde se siguió operativo y se reconstruyó periódicamente hasta que llegó el periodo ptolemaico. Luego de eso este pueblo quedó abandonado por varios siglos.

En la ciudad de Dendera se ubica el templo de Hathor siendo el templo más antiguo del Alto Egipto. Este Templo data de al menos la dinastía IV. Con el fin del Imperio Antiguo este templo superó en importancia a los templos menfitas.

Aunque muchos reyes le hicieron ampliaciones al Templo donde se le rendía culto a la Diosa Hathor a lo largo de toda la historia egipcia. Aunque la última versión del Templo se construyó en el periodo ptolemaico y en el romano e la actualidad es uno de los templos egipcios que mejor se ha conservado con el correr del tiempo.

Mientras transcurre el Imperio Antiguo mucho de los sacerdotes de la Diosa Hathor incluidos lo que tenían mayor rango que eran las mujeres y que eran miembros de la familia real a lo largo de ese Imperio las mujeres fueron progresivamente excluidas de esos cargos sacerdotales. Mientras que las reinas que se encontraban más vinculadas al culto de la Diosa Hathor tenían sus cargos y privilegios.

De esta forma las mujeres que no pertenecía a la realeza egipcia fueron desapareciendo de los altos cargos y de los sacerdotes aunque las mujeres continuaron sirviendo y rindiéndole culto a la Diosa Hathor a través de músicas ya que muchas de estas mujeres eran cantoras en los templos donde se rendía culto a los dioses en todo la geografía de Egipto.

La ceremonia y rito que más se le ofrendaba en los diferentes templos para cualquier dios egipcio era la ofrenda diaria. En la cual la imagen o la estatua del dios egipcio al que se le rendía culto se debía de vestir y darle de comer.

Este rito diario se realizaba de la misma manera en todos los templos de Egipto. Aunque todos estos elementos que se ofrecieron como son las ofrendas más comunes en todos los templos. Pero los rituales que se realizaban en honor a la diosa Hathor se recibían instrumentos musicales como los sistros. Además de collares de menat. En los periodos posteriores a la Diosa Hathor se le ofrecían dos espejos que iban a representar al sol y a la luna.

Fiestas en nombre de la Diosa

En nombre de la diosa Hathor se realizaron fiestas anuales para rendirle tributo y honor estas fiestas contaban con música, danzas y bebidas que tenían como objetivo principal el ritual. Todas las personas que participaban en estas festividades querían alcanzar un grado de éxtasis religioso.

Por eso lo hacían ya que era muy difícil o poco común realizar este tipo de fiestas en la religión egipcia. La investigadora y egiptóloga Graves-Brown llegó a señalar que las personas que celebraban estas fiestas en nombre de la Diosa Hathor querían buscar un estado alterado de la conciencia para así permitirse interactuar con el reino divino.

El ejemplo más claro era la fiesta conocida como de la Ebriedad, allí se conmemoraba el regreso del ojo de Ra, este era celebrado en el vigésimo día del mes de Tot. En los Templos donde se le rendía culto a la Diosa Hathor y al ojo del dios Ra, era celebrado durante el Imperio Medio pero fue más conocido en la época ptolemaica y romana.

El baile, la comida y la bebida que se compartía durante la fiesta de la Ebriedad era representada como lo contrario al dolor, al hambre y la sed que tenían que pasar los egipcios y esto era asociado con la muerte. Mientras que cuando se desataba la violencia del ojo de Ra esta trajo consigo catástrofe y muerte a los humanos. Por eso la fiesta de la ebriedad lo que se celebra es la vida, la abundancia y la alegría.

En otra fiesta que se realiza en tebana que es conocida como la Bella fiesta del Valle y que data desde el Imperio Medio cuando comienza a celebrarse en el Imperio Medio, La imagen que tienen del Dios Amón y se le rinde culto en el Templo de Karnak. Pero también lo trasladaban a otros templos como fue el de Necrópolis y al de tebana. Mientras los miembros de la comunidad debían de ir hacia las tumbas donde se encontraban sus parientes ya fallecidos para poder rendirle ofrendas entre las cuales era comer, beber y divertirse.

Aunque la Diosa Hathor nunca intervino en estas fiestas sino hasta el comienzo del Imperio Nuevo. Cuando se realizó estuvo la presencia del Amón en los templos de Deir el-Bahari y esto fue considerado como un acto de unión sexual entre este Dios y la Diosa Hathor.

Varios de los templos que se construyeron en la época ptolemaica, entre ellos los de la ciudad de Dendera, donde celebran el año nuevo egipcio con una serie de ceremonias y rituales, donde se supone que la imagen de la deidad a la que se le rinde tributo se revitaliza por el contacto con el Dios Sol.

En los días antes al nuevo año egipcio, la estatua de la diosa Hathor que se encuentra en la ciudad de Dendera es movida hacia el wabet la cual es una sala específica del templo que seta dedicada a la unión de las imágenes de culto junto con el Dios solar.

En ese sitio se coloca bajo el techo que se encuentra decorado con varias imágenes del sol y del cielo. Luego en el primer día del años nuevo egipcio que es el primer mes de Tot la imagen de la Diosa Hathor se llevada hasta lo más alto del techo del templo para que allí fuera bañada por la luz del sol haciendo semejanza con el Dios Solar Ra o Horus.

La celebración que se encuentra mejor documentada sobre el culto a la diosa Hathor es la festividad que se realiza en ptolemaica la cual se conoce como La Fiesta de la Bella Reunión. Esta fiesta se realiza en el mes de Apep y dura al menos catorce días. La imagen de la diosa Hathor que se encuentra en la ciudad de Dendera se traslada en barco por varios templos donde se le rinde cultos a la diosa Hathor y así puede visitar a los otros dioses.

El viaje que da la estatua de la Diosa Hathor va a terminar en el templo del Dios Horus en la ciudad de Edfu. Allí la imagen de la diosa Hathor se va encontrar con la imagen del Dios Horus y ambas se van a colocar juntas.

Como la fiesta va a durar catorce días se toma un día para llevar a las dos estatuas la del Dios Horus y la Diosa Hathor juntas  para enterrarlas y ser consideradas como el Dios Sol y la Enéada. Algunos textos egipcios de la época afirman que la pareja de dioses realizaban ritos y ofrendas a los dioses enterrados.

Muchos investigadores y egiptólogos han considerado que la fiesta es como el matrimonio entre el Dios Horus y la Diosa Hathor. Aunque la egiptóloga Martin Stadler difiere de esta idea y ella lo contrasta de lo que hacen estos dioses es un rejuvenecimiento de los dioses que se encuentran enterrados.

DIOSA HATHOR

Otro investigador conocido como  C. J. Bleeker ha considerado que la Fiesta de la Bella Reunión es una celebración del regreso de la Diosa Distante. Ya que este se basa en el mito del ojo solar que se encuentra reseñado en los templos sobre las fiestas. De igual forma Bárbara Richter sostiene que la fiesta solo hace una representación de tres cosas a la vez la cuales son el nacimiento del Dios Horus y la Diosa Hathor y de su hijo el Dios menor Ihy.

Que es celebrada en la ciudad de Dendera luego de nueve meses de la Fiesta de la bella reunión ya que esto representa la visita que le dio la Diosa Hathor al Dios Horus de esta forma van representando la concepción de su hijo Ihy.

Culto en las Afueras de Egipto

En los tiempos del Imperio Antiguo Egipcio los reyes y faraones le ofrecían bienes al templo donde se le rendía culto a la Deidad femenina Baalat Gebal que se situaba en la localidad de Biblos, usando el sincretismo de la diosa Baalat junto con la Diosa Hathor se afianzó una gran relación comercial con esta ciudad llamada Biblos. Mientras duró el reinado de Tutmosis III se empezó a edificar un templo que estaba dedicado a la Diosa Hathor para rendirle tributo y llamarla la señora de Biblos.

Aunque muchos afirman que lo que se construyó fue un santuario dentro del templo de la diosa Baalat Gebal. Con la caída del Imperio Nuevo egipcio. La diosa Hathor que tenía gran relevancia y protagonismo cayó junto a los vínculos comerciales que tenían ambas regiones.

Algunos objetos que destacan de principios del primer milenio antes de Cristo nos indican que en ese momento de la historia los egipcios comenzaron a relacionar a la Diosas Isis con la diosa Baalat Gebal.

Existe un mito legendario sobre la presencia que tuvo la Diosas Isis en la localidad de Biblos. Aunque este hecho fue relatado en el idioma griego por Plutarco en la obra titulada e Isis y Osiris en el siglo II d. C., allí se indica que la Diosa Isis ya había sustituido y tomado el control de la ciudad de Biblos en la que según era adorada la Diosa Hathor.

Los egipcios que se encontraban en el Sinaí también construyeron templos en esa región. El templo más grande era un complejo conocido como Serabit el-Jadim, el cual se encontraba al oeste de la península. Se encontraba dedicado al culto de la Diosa Hathor quien era la patrona de la minería en esa localidad.

DIOSA HATHOR

Ha mediados del Imperio Medio y hasta el final del Imperio Nuevo egipcio. Al este de la península se encontraba el conocido valle de Timna. Que colindaba con los límites del Imperio Egipcio, esta fue la localidad donde empezaron las expediciones mineras estacionales durante el Reino Nuevo.

Allí estaba un santuario dirigido a la Diosa Hathor que con el tiempo fue abandonado por las temporadas bajas que se daban en ese lugar. Los madianitas locales, quienes eran personas que los egipcios usaban como mano de obra en la minería. Estos le pudieron realizar algunas ofrendas a las Diosa Hathor que también lo hacían sus superiores.

Luego de un tiempo los egipcios decidieron abandonar ese sitio durante la dinastía XX. Los madianitas decidieron convertir ese templo en un santuario para rendirles culto a sus propios dioses. En cambio los nubios que se encontraban al sur de Egipto decidieron adoptar la religión egipcia, en el Imperio Nuevo cuando la ciudad de Nubia se encontraba bajo el mandato egipcio.

Los faraones mandaron a construir varios templos en la ciudad de Nubia dedicas a rendirle culto a la Diosa Hathor. Entre ellos destacan el templo de Faras y el de Mirgissa. Además los templos de Ramses II i el de Amenofis III que se construyeron en la ciudad de Nubia se honraba a las respectivas deidades femeninas como era la Diosa egipcia Hathor. Además de la esposa de Amenofis, Tiy en la ciudad de Sedeinga.

Durante ese tiempo surgió en la ciudad de Nubia el reino independiente de Kush. Este reino centró sus creencias en los reyes Kushitas ya que su ideología era el de la realeza egipcia. Por eso consideraron como madres  a las diosas Hathor, Isis, Mut y Nut. Estas diosas desempeñaban un papel fundamental en la religión kushita.

En el reino de Gebel Barkal fue un lugar muy sagrado para el Dios Amón. Por eso el Kushita Tahargo mandó a edificar dos templos el primero en nombre a la Diosa egipcia Hathor y el otro templo a la diosa Mut. Ya que ambas deidades eran las consorte del dios Amón. Esto fue el reemplazo de los templos que quedaban del Imperio Egipcio Nuevo.

Aunque en la ciudad de Nubia la Diosa más adorada fue Isis con el tiempo su posición aumento, por eso en el período meroítico en la historia de la ciudad de Nubia la diosa Hathor iba a ser la compañera de la Diosas Isis en los templos situados en esa localidad.

Culto Popular a la Diosa

Aunque se le rendía rituales y ceremonias en los templos. Los egipcios adoraban en privado a sus deidades por muchas razones personales en los hogares le hacían altares ya que los partos eran muy peligrosos para la madre como para el bebé en el antiguo Egipto.

Pero los niños eran muy deseados por las familias es por eso que la fertilidad y un parto seguro era prioridad para los egipcios y una inquietud en la religión popular. Por eso las Diosa de la fertilidad como eran Hathor y Tueris era muy adoradas en los santuarios que se diseñan en los hogares.

Cuando las mujeres egipcias ya iban a dar a luz se colocaban en cuclillas o de rodillas sobre una silla de parto que era confeccionada con ladrillos de adobe y en centro tenía un agujero.

En la actualidad solo se conserva una silla de parto del antiguo Egipto y está decorado en una imagen que una mujer que se encuentra sosteniendo a su hijo y por los lados tiene la imagen de la Diosa Hathor ayudándola.

En la época romana existieron figuras realizadas en terracota que fueron usadas en el ámbito doméstico, donde se representaban a la mujer elaborando un tocado pero exponiendo sus genitales. Como lo había Hecha anteriormente la Diosa Hathor para motivar al Dios Ra. Aunque todavía no se conoce el significado de estas figuras.

DIOSA HATHOR

Pero los investigadores han disertado que son figuras que representan a la Diosa Hathor y a la Diosas Isis o combinadas con la diosa griega Afrodita. Haciendo un gesto de que son fértiles y teniendo la protección de entornos negativos.

A la Diosa Hathor era una de las pocas deidades que se le pedía para poder resolver problemas personales, ya que muchos egipcios llevaban sus ofrendas personales a los templos. Mientras que la mayoría de ofrendas que se le daban a la diosa egipcia Hathor eran por el símbolo que representaba en Egipto.

Las ofrenda que recibía las Diosa Hathor era telas pintadas de varios colores, así como imágenes de la misma diosa y figuras y placas que representaban animales pero este tipo de ofrendas no se conoce cuál era su significado. Algunas imágenes hacen alusión las funciones que tenía en la realeza egipcia. Pero no tenían como un objetivo principal por parte del donante de la ofrenda. Aunque se dice que estas ofrendas era para poder mantener a la Diosa contenta y no sacar su lado peligroso y terrible ya que podía causar mucha destrucción en la ciudad y en el planeta.

Muchos egipcios realizaron oraciones escritas a la Diosa Hathor con el fin de que castigaran a los ladrones y que las personas que estaban mal de salud se curaran y otros que se arrepientan por sus malas actuaciones. Aunque las oraciones que más destacan sobre la Diosa Hathor era que trajera abundancia sobre la familia y la población egipcia además de mucha comida durante la vida y un buen entierro durante la muerte.

Práctica funerarias

Como la Diosa Hathor se conoce como una deidad de la vida después de la muerte, su historia aparece en los textos del arte funerario egipcio. Junto a otras deidades como son  Osiris y Anubis. La diosa Hathor era la más común usada en la decoración de las tumbas de la realeza durante el Imperio Nuevo egipcio.

Durante ese tiempo la diosa aparecía muy a menudo como la Diosa que recibía a los muertos para poder ayudarlos a cruzar a la otra vida. Algunas imágenes que han perdurado en el tiempo hacen referencia de la diosa Hathor de forma indirecta. Hay imágenes que muestran a mujeres y hombres realizando el ritual del papiro que lo hacían era agitarlo pero este ritual se desconoce cuál era su objetivo principal. Pero algunas inscripciones que aún perduran determinan que ese sonido era para la Diosa Hathor.

Si te ha parecido importante el presente artículo sobre la Diosa Hathor te invito a visitar los siguientes enlaces:

(Visited 703 times, 1 visits today)

Deja un comentario