Jeroglíficos y escritura Egipcia con su significado

Una de las culturas antiguas que más interés genera, sigue siendo el Antiguo Egipto, llena de misterios, tradiciones y conocimientos, aportaron al mundo no solo una arquitectura monumental y el papiro, además  fueron de los primeros en crear un sistema de escritura. ¡Conozca todo lo relacionado a la fabulosa Escritura egipcia!

ESCRITURA EGIPCIA

Escritura Egipcia 

La escritura egipcia data del año 3000 antes de Cristo aproximadamente, un sistema complejo y milenario que sufrió muchos cambios y modificaciones a través de la historia. Ha sido objeto de interés y estudio de muchos especialistas, sin embargo no fue hasta 1822 que Jean-François Champollion develó el misterio que guardaban estos símbolos.

Champollion, un historiador francés al que se califica del fundador de la egiptología, fue quien analizó e interpretó la escritura egipcia, centrándose en el análisis y estudio de la piedra de Rosetta.

Una de las formas de escritura egipcia antigua más famosas se conoce como jeroglíficos o tallas sagradas y se desarrolló en algún momento antes del período dinástico temprano, entre 3150 y 2613 antes de Cristo, no obstante no es el único tipo.

Muchos estudiosos indican que la noción de la palabra escrita se desarrolló en Mesopotamia y se extendió a el Antiguo Egipto gracias al comercio. Aunque se mantuvo un intercambio cultural constante entre ambas regiones, no se tienen indicios que los jeroglíficos egipcios tengan su origen en otra cultura, son completamente egipcios.

No existe en la actualidad evidencia de escritos con estos jeroglíficos, que describen lugares u objetos no egipcios, además las primeras pictografías egipcias no tienen alguna relación con los primeros signos utilizados en Mesopotamia.

El término jeroglíficos que describe estas primeras escrituras es de origen helénico, para referirse a su escritura los egipcios empleaban el término medu-netjer que significa las palabras del dios, pues afirmaban que Thoth, al que consideraban el gran dios, les había entregado la escritura.

El origen del gran dios tiene muchas teorías. Según algunos relatos egipcios de antaño, al principio de los tiempos, Thoth creador de sí mismo, tomó la forma de un ave conocida como ibis y puso el huevo cósmico que encerraba  toda la creación.

ESCRITURA EGIPCIA

Otra antigua historia cuenta que, en el inicio de los tiempos, el dios Thoth surgió de los labios del dios sol Ra y otra indica que surgió del gran enfrentamiento entre los dioses Horus y Set, que representan las fuerzas del orden y el caos.

Lo cierto es que indiferentemente de dónde provino, todas las antiguas historia indican que el gran dios Thoth era propietario de muchos conocimientos, siendo uno de los más importantes, el poder de las palabras.

Thoth, entregó a los seres humanos este conocimiento libremente, sin embargo, ese regalo representaba una gran responsabilidad que debían tomar muy en serio, pues las palabras tienen un gran poder.

Para los egipcios las palabras pueden herir, sanar, construir, elevar, destruir, condenar e incluso traer a una persona de la muerte. Algunos egiptólogos indican que, para esta antigua civilización, la escritura no tenía una finalidad decorativa, por lo que no se empleaba con fines literarios o comerciales.

Su principal función y quizás la más importante, era servir como instrumento para expresar ciertos conceptos o eventos que deseaban hacer realidad. Es decir, en el Antiguo Egipto se cría firmemente que al escribir algo repetidamente y mediante magia, esto podía suceder.

Los antiguos egipcios entendieron que este regalo de Thoth, no era sólo para expresarse, sino que literalmente la palabra escrita podría cambiar el mundo a través del poder que encierran. Pero no era algo tan sencillo, porque para que este poder se liberara y pudiera suceder aquello que se expresaba con ellas, este regalo debía ser comprendido, solo así podía aprovecharse plenamente.

La creación de la escritura egipcia

Aun cuando la humanidad recibió de Thoth su sistema de escritura, porque para los egipcios el mundo era su civilización, ellos tenían que averiguar por sí mismos, en qué consistía este obsequio y sobre todo cómo usarlo.

ESCRITURA EGIPCIA

En el periodo que va desde el 6000 y 3150 antes de Cristo, cuando se estima fue la última parte del período predinástico en Egipto, aparecen los primeros símbolos para representar conceptos simples, como identificar un lugar, individuo, evento o pertenencia.

La primera evidencia de la existencia de la escritura en Egipto, son las listas de ofrendas en las tumbas en el Período Dinástico Temprano.

Para los antiguos egipcios morir no era el final de la vida, era simplemente una transición, de un mundo a otro, de un estado a otro. Afirman que los muertos vivieron en la otra vida y confiaron en los vivos para recordarlos y presentarles ofrendas de comida y bebida para mantenerse.

Se conocía como Lista de Ofrendas y era un inventario de las ofrendas que debían presentarse a una persona en particular e inscritas en la pared de su tumba o estelas, esculpidas o pintadas. En general se colocaban los alimentos del gustos y costumbre de la persona muerta.

Esta lista de ofrendas se acompañaba de las fórmulas de ofrendas, lo que podemos definir como el sortilegio o las palabras que mágicamente transformarán esta lista escrita de ofrendas en una realidad, para el disfrute del difunto.

Alguien que había realizado grandes hazañas, que ocupaba una alta posición de autoridad o que conducía a las tropas a la victoria en la batalla, se merecían mayores ofrendas que otro que había hecho relativamente poco con su vida.

Junto con la lista había un breve epitafio que indicaba quién era la persona, que había hecho y por qué se le debían tales ofrendas. Estas listas y epitafios muy pocas veces eran breves, generalmente eran bastante extensas, sobre todo si el difunto tenía cierta jerarquía.

ESCRITURA EGIPCIA

Las listas de Ofrendas eran cada vez más largas y exigentes, hasta que apareció la Oración por las Ofrendas, el sustituto eficaz de las listas que ya se tornaban difíciles de manejar.

Se presume que la oración, fuera una plegaria originalmente hablada. Una vez escrita, se convirtió en un elemento básico en torno al cual se organizaban los textos y las representaciones de las tumbas.

Igual ocurrió con las interminables listas de los rangos y títulos de los funcionarios, comenzaron a desarrollarlas en breves narraciones y nació lo que conocemos como autobiografía.

Se considera que tanto la autobiografía y la oración se convirtieron en las primeras muestras de literatura egipcia, elaboradas mediante la escritura jeroglífica.

Sin embargo, aún existe la probabilidad que el propósito inicial de la escritura era ser empleada para el comercio, transmitiendo gracias a ella información sobre bienes, precios, compras, etc. En Egipto crearon y emplearon tres tipos de escritura:

  • Jeroglífica, se presume fue la primera desarrollada y  empleada por los egipcios desde la etapa pre-dinástica hasta el siglo IV, Procede de la pictografía, empleando símbolos y dibujos básicos.
  • Hierática: relacionada con la escritura jeroglífica, fue una escritura más simple, que complementaba y simplificaba considerablemente los jeroglifos, utilizada principalmente en escritos de tipo administrativos y religiosos. Se empleó entre el siglo IX y el VII antes de Cristo.
  • Demótica; correspondiente al Periodo tardío de Egipto, última etapa del Antiguo Egipto. Fue el s istema de escritura que dominó hacia el 660 antes de Cristo, empleada principalmente en el área económica y literaria.

El papiro, la tinta y la escritura egipcia 

El desarrollo y evolución de sus sistemas de escritura está relacionado de manera muy estrecha con la invención del papiro y la tinta, siendo esto una de las contribuciones más importantes la cultura egipcia.

ESCRITURA EGIPCIA

El papyrus es una planta originaria de Egipto, creciendo abundantemente en las riberas del Nilo. Antes de la invención de este material que sirvió de soporte para la escritura, la misma se realizaba en tablillas de arcilla y rocas, siendo muy poco práctico, pues una se desmorona y la otra era muy pesada y difícil de tallar.

Pero el papiro hizo una gran diferencia, pues sólo requerían de un pincel y tinta para plasmar sus palabras, materiales que podían llevar con facilidad a cualquier lugar.

La tinta y el papiro se consideró una invención revolucionaria legada por los antiguos egipcios al resto de las culturas, siendo la base fundamental de las comunicaciones escritas a mano

Desarrollo y uso de escritura egipcia jeroglífica

Los jeroglíficos se desarrollaron a partir de los primeros pictogramas, que eran símbolos y dibujos para representar conceptos como una persona o un evento. Para la creación de este sistema de escritura, los egipcios pusieron atención a su entorno y tomaron objetos comunes, animales, plantas, etc, para elaborar sus símbolos.

Sin embargo, estos pictogramas empleados por los individuos inicialmente contenían una información bastante limitada.

Por ejemplo, se podría dibujar una mujer, un árbol y un ave, pero era muy difícil por no decir imposible transmitir su conexión. La primera escritura pictográfica carecía de capacidad para responder a muchas preguntas relacionadas con las tres figuras, porque la mujer estaba cerca del árbol, veía el ave, estaba cazando, etc.

Los sumerios, en la antigua Mesopotamia se percataron de esta limitación al usar pictogramas e inventaron un sistema de escritura avanzada hacia el 3200 antes de Cristo aproximadamente, en la ciudad de Uruk.

ESCRITURA EGIPCIA

Debido a este aspecto, la teoría de que la escritura egipcia se desarrolló a partir de la escritura mesopotámica es poco probable, pues siendo así los egipcios hubieran aprendido el arte de escribir de los sumerios, pasando por alto la etapa de los pictogramas, comenzando de una vez con la creación sumeria de fonogramas, los símbolos que representan sonidos.

Los sumerios aprendieron a expandir su lenguaje escrito a través de símbolos que representaban directamente ese idioma, de modo que si deseaban transmitir alguna información específica podían hacerlo de manera completa y mediante un mensaje era claro. Los egipcios desarrollaron este mismo sistema, pero agregaron logogramas e ideogramas.

Se considera que la base de la escritura jeroglífica egipcia fue:  el fonograma, el logograma, el ideograma y el determinativo. Conozcamos entonces un poco más sobre ellos:

1-Fonogramas es decir símbolos que representaban sonidos solamente. Existen tres tipos de fonogramas que forman parte de los jeroglíficos:

  • Signos unilaterales o alfabéticos: estos representan una consonante o valor de sonido.
  • Signos bilaterales, que actúan como dos consonantes.
  • Signos trilaterales reproduce tres consonantes.

2-Logograma, es un carácter escrito que simboliza un termino o frase, se asocian más a significados que a sonidos y suelen ser fáciles de recordar

3-Ideogramas, que son signos que representa una idea o un concepto, es decir transmite un determinado mensaje claramente.como los actuales emojis que permiten a quien lee el mensaje saber el estado de ánimo de una persona con una cara enfurecida, si está bromeando con una cara que ríe hasta las lágrimas o si el clima del lugar es soleado o lluvioso.

ESCRITURA EGIPCIA

4-Determinativos: son ideogramas empleados para indicar cual era el objeto representado, pues algunos iconos o símbolos tenían más de un significado. Suelen colocarse ideogramas al final de una palabra, siendo útil de dos formas:

  • Permite explicar o aclarar el significado de una palabra en particular, pues existen algunas que son muy semejantes, casi iguales
  • Su uso permite indicar dónde termina una palabra y comienza otra.

La escritura mediante jeroglíficos tenía la particularidad de que se podía escribir en la dirección deseada, siempre y cuando a nivel estético luciera limpio y bonito, es decir se puede escribir en cualquier dirección de izquierda a derecha, de abajo hacia arriba y a la inversa en ambos casos incluso.

Al realizar inscripciones en tumbas, templos, palacios, etc, lo importante era realizar un trabajo hermoso y para esto se escribe en  la dirección que que mejor se ajuste al espacio disponible.

Es propio de la escritura egipcia regirse por la estética, ante todo, por lo que ubicaban los jeroglíficos agrupados en rectángulos, por lo que los signos se agrandan o reducen para armonizar el grupo, sea vertical u horizontalmente, dando un aspecto equilibrado a la inscripción.

En algunos casos invertiría el orden de los símbolos si consideraban que se podía visualizar un rectángulo estético y equilibrado, sin importar si era el orden incorrecto.

Sin embargo, la frase podía leerse con facilidad, guiándose por la dirección en la que estaban orientados los fonogramas, pues las imágenes siempre se encuentran al inicio de la oración, por ejemplo, si la frase debe leerse de derecha a izquierda, los animales o seres humanos, estarán orientados o mirando a la derecha.

ESCRITURA EGIPCIA

Para los conocedores del idioma no resultaba algo complicado, al igual que la ausencia de signos que simbolicen una vocal, estas eran sobreentendidas para quienes entendían el idioma hablado. Los egipcios, eran capaces de leer la escritura jeroglífica, aun faltando letras a la frase, pues las reconocían.

El alfabeto de la escritura con jeroglíficos egipcios estaba integrado por veinticuatro consonantes básicas, pero existían más de setecientos símbolos diferentes que se agregan a la frase para aclarar o precisar lo que está consonantes intentan transmitir. Para escribir en mediante este sistema correctamente los egipcios debían memorizar y emplear dichos símbolos apropiadamente.

Esta gran cantidad de signos existían y eran utilizados previo al alfabeto, razón por la que a pesar de que podía resultar un sistema demasiado complejo por la gran cantidad de símbolos, no podían ser descartados por razones religiosas.

Recuerde que la escritura, en este caso los jeroglíficos eran considerados un presente del dios de la sabiduría Thot, entonces descontinuarse o modificarlos se calificaba como un sacrilegio, además representaba una increíble pérdida, pues los mensajes de los textos antiguos perderían su significado y sentido.

Desarrollo y uso de escritura hierática 

Tomando en cuenta lo laborioso que debió resultar para un escriba la escritura con los jeroglíficos, no era de extrañar que se desarrollara otro sistema de escritura que fuera más rápida y sencilla.

La escritura conocida como hierática o escritura sagrada, estaba conformada por caracteres que podían considerarse una simplificación de los jeroglíficos y se desarrolló en el período dinástico temprano.

La escritura jeroglífica que ya estaba firmemente desarrollada, siguió empleándose en el antiguo Egipto, siendo la base de todos los estilos de escritura posteriores, pero manteniendo su lugar privilegiado cuando se trataba de la escritura en los imponentes monumentos y templos.

El hierático se empleó primeramente en textos religiosos, luego en otras áreas que incluían la administración de empresas, los libros de magia y hechicería, misivas personales y comerciales, registros y documentos judiciales y legales.

Este tipo de escritura egipcia se realizaba sobre papiro u ostraca, rocas y madera. Inicialmente se podía escribir vertical y horizontalmente, sin embargo desde la dinastía XII bajo la regencia de Amenemhat III, se establece que el sistema hierático se escribía específicamente de derecha a izquierda, diferenciándose del sistema jeroglífico.

Hacia el año 800 antes de Cristo, experimentó ciertas variaciones, pasando a ser escritura cursiva conocida como hierática anormal. La escritura hierática fue reemplazada hacia el 700 antes de Cristo por la llamada escritura demótica.

Desarrollo y uso de escritura demótica 

La escritura demótica o escritura popular, se empleó para todo tipo de propósitos, con excepción de la escritura de inscripciones majestuosas en piedra, que se realizaba aún en jeroglíficos.

Los antiguos egipcios llamaron a la escritura demótica sekh-shat o la empleada en documentos, siendo la más empleada y popular los siguientes mil años.

Empleada en todo tipo de obras escritas, este tipo de escritura egipcia se originó en la región del Delta del Bajo Egipto y se expandió hacia el sur durante la vigésimo sexta dinastía del Tercer Período Intermedio entre el 1069 y 525 antes de Cristo.

El demótico continuó en uso durante el Período Tardío del Antiguo Egipto entre el 525 y el 332 antes de Cristo y la Dinastía Ptolemaica entre los años 332 y 30 antes de Cristo, posteriormente en el llamado Egipto romano, el demótico se reemplazó por la escritura copta.

Desarrollo y uso de la escritura copta

El Copto era la escritura de los cristianos egipcios, básicamente hablan lenguas egipcias y escriben empleando el alfabeto griego, con algunas adiciones de la escritura demótica. Estos grupos fueron conocidos como Coptos.

En el alfabeto copto existe treinta y dos letras, veinticinco derivan de las letras helénicas, que tienen su origen en la escritura jeroglífica egipcia y las siete restantes provienen directamente de la escritura demótica egipcia. Imitando a la escritura de la antigua Grecia, el copto se escribe únicamente de izquierda a derecha.

Fue introducido en Egipto hacia el final del siglo II antes de Cristo, teniendo su esplendor en el siglo IV. En la actualidad el copto suele utilizarse en la iglesia copta para escribir los textos litúrgicos.

Los coptos incorporaron a su escritura las vocales presentes en el idioma griego, dejando muy claro el significado a cualquiera que lea sus textos, sin importar cuál sea su idioma nativo.

La escritura copta fue empleada frecuentemente para copiar y preservar una serie de documentos importantes, que fueron traducidos de su idioma original a esta lengua. Mayormente los documentos traducidos al copto estaban relacionados a la religión, los libros del Nuevo Testamento cristiano y algunos evangelios reconocidos por otras religiones.

Además fue útil para la comprensión de los jeroglíficos, pues proporcionó ciertas claves para eso a las generaciones posteriores.

La historia del alfabeto copto se puede asociar con la Dinastía Ptolemaica, que inicia en 305 antes de Cristo con el general Ptolomeo I Sóter y culmina con Ptolomeo XV César en el 30 antes de Cristo. En este periodo se comienza a emplear el griego en los escritos oficiales. Ademas se comienzan a transcribir los escritos demóticos empleando el alfabeto griego.

Muchos textos antiguos fueron transcritos en lo que hoy se conoce como Copto Antiguo, en los dos siglos iniciales del cristianismo. Consisten en textos en egipcio, redactados con los caracteres del alfabeto heleno y letras del demótico, que permitieron reproducir ciertos sonidos coptos.

Cuando el cristianismo fue establecido como la religión oficial de Egipto, fueron vetados y prohibidos los cultos tradicionales de los antiguos egipcios, causando la desaparición progresiva de la escritura jeroglífica y posteriormente la demótica, estableciéndose el copto como el sistema de escritura aprobado por la iglesia cristiana.

Desaparición de la escritura egipcia

Muchas teorías y argumentos indican que el significado de los jeroglíficos se desvaneció en el desarrollo de los últimos períodos de la historia egipcia, pues la lectura y escritura de estos símbolos fue desplazándose por otros sistemas más simples y la gente se olvidó de cómo leer y escribir jeroglíficos.

Sin embargo, muchos estudios indican que realmente los jeroglíficos se usaron hasta la dinastía ptolemaica, comenzando a perder importancia con la aparición del cristianismo, durante el período romano temprano.

No obstante, a lo largo de la historia egipcia hubo espacios de tiempo muy cortos donde se retoma el uso de la escritura jeroglífica, hasta que el mundo para los egipcios cambió con las nuevas creencias religiosas.

Con el uso de la escritura copta, que encajaba en el nuevo modelo de cultura que sustituía la Antigua cultura egipcia, los jeroglíficos fueron dejados en el olvido y se desvanecieron por completo.

Durante la invasión árabe del siglo VII después de Cristo, ninguna persona que viviera en tierras egipcias sabía lo que significaban las inscripciones jeroglíficas.

Posteriormente cuando las exploraciones europeas comenzaron a frecuentar el país hacia el siglo XVII después de Cristo, no entendían igual que los musulmanes, que aquella gran cantidad de símbolos eran un lenguaje escrito muy antiguo.

En el siglo XVII después de Cristo, lo único que podían afirmar los exploradores europeos era que los jeroglíficos eran símbolos mágicos, deducción a la que se llegó a través del trabajo del erudito alemán Athanasius Kircher.

Athanasius Kircher se limitó a seguir el ejemplo y compartir las ideas de los antiguos escritores griegos, que también desconocían el significado de los jeroglíficos, asumiendo que eran solo símbolos individuales que representan un concepto. Centrándose en este modelo errado intentó descifrar la escritura egipcia, resultando en un fracaso.

Sin embargo, no fue el único, muchos otros estudiosos intentarían descifrar el significado de estos símbolos egipcios antiguos, pero ninguno alcanzó el éxito pues no tenían una base para comprender con qué estaban trabajando,

Aun cuando parecían identificar un patrón en los textos, no había forma de saber cómo se podían traducir esos patrones.

Sin embargo, hacia el año 1798 después de Cristo, durante la invasión del ejército de Napoleón a las tierras egipcias, un lugarteniente encontró la Piedra Rosetta. El hombre reconoció la importancia potencial de dicha reliquia y fue trasladada al Cairo, exactamente al instituto de Egipto fundado por Napoleón al inicio de su campaña en este país.

La Piedra de Rosetta es una proclamación en griego, jeroglíficos y demótica del reinado de Ptolomeo V, que gobernó entre el 204 y el 181 antes de Cristo.

Los tres textos en diferentes sistemas de escrituras transmiten la misma información, siguiendo el ideal ptolemaico de una sociedad multicultural. Cualquiera que lea griego, jeroglífico o demótico, entenderá el mensaje inscrito en la piedra Rosetta.

No obstante, los conflictos entre Inglaterra y Francia se acrecentaron, retrasando como es de esperarse la vida en diferentes ámbitos, por ejemplo el trabajo de descifrar jeroglíficos con la ayuda de la piedra se retrasó.

Con la derrota de los franceses en las guerras napoleónicas, la Piedra Rosetta fue trasladada de El Cairo a Inglaterra y se reanudaron los estudios y análisis la misma.

Los investigadores encargados de analizar y descifrar este antiguo sistema de escritura, continuaron trabajando en base a los estudios y deducciones de Kircher, trabajadas y expuestas de manera bastante convincente.

El científico inglés Thomas Young, quien colaboró en el trabajo de descifrar los jeroglíficos, pensó que estos representaban palabras y que además estaban asociados con las escrituras demóticas, coptas y algunas posteriores.

El trabajo de Young fue observado y considerado por su colega y rival, el filólogo Jean-Francois Champollion, quien hacia 1824 después de Cristo, publicó su investigación acerca del desciframiento de los jeroglíficos egipcios.

Este filólogo siempre estará relacionado a la Piedra de Rosetta y a los jeroglíficos, pues fue quien demostró de manera concluyente que estos antiguos símbolos egipcios eran un sistema de escritura conformado por fonogramas, logogramas e ideogramas.

Aun cuando la disputa entre los dos eruditos fue una constante, intentando establecer quién hizo los descubrimientos más importantes y por lo tanto quien es merecedor de mayor reconocimiento y merito, situación que mantienen vigente en la actualidad los académicos, es innegable la contribución de ambos en esta área.

El trabajo de Young sentó las bases sobre las que Champollion desarrolló su investigación y logró los resultados esperados. Sin embargo, es innegable que fue el trabajo de Champollion el que finalmente descifró el antiguo sistema de escritura y expuso la cultura y la historia egipcias a la humanidad.

Jean François Champollion

Conocido como el fundador de la egiptología, este historiador francés nació el 23 de diciembre de 1790 en un pequeño poblado conocido como Figeac. Hijo de Jacques Champollion y Jeanne-Françoise Gualieu, fue el menor de siete hermanos.

Realizó sus estudios en el Liceo de Grenoble,  una institución con un programa con estilo militar y con la finalidad de ofrecer una educación de primera y uniforme, como establecían las leyes napoleónicas hacia 1802. Aun cuando le resultó difícil adaptarse y culminar en esta institución, se graduó en 1807.

Este ávido estudioso de las lenguas antiguas y la cultura egipcia se doctoró en Historia Antigua, en la Universidad de Grenoble.

El trabajo de su vida fue descifrar los jeroglíficos egipcios y publicó en el año 1824, el  Resumen del sistema jeroglífico de los antiguos egipcios, obra que explicaba este complicado sistema de escritura.

Hacia el año 1826, fue designado como conservador de la colección egipcia del museo del Louvre, encargado de seleccionar y reunir objetos antiguos para las exposiciones que el tenia la responsabilidad de organizar, con las limitaciones impuestas por el museo.

En 1828 forma parte de una expedición a Egipto, integrada por artistas, dibujantes técnicos, arquitectos y otros egiptólogos, siendo la única vez que visita esta tierra a la que admiraba y a la que dedicó su vida. Visitó lugares como el Cairo para ver las pirámides y Nubia donde apreció los templos ramésidas.

Disfruto de unos dieciocho meses de trabajo de campo en las tierras egipcias, regresando a Francia un poco cansado y afectado de salud. En el primer trimestre del año 1831, recibió su nombramiento como docente de Arqueología en el College de Francia.

Falleció con muchas complicaciones de salud el 4 de marzo de 1832, sin poder culminar lo que consideraba su gran obra Gramática egipcia, que luego fue completada por su hermano mayor Jacques-Joseph en homenaje a su memoria.

Le invitamos a consultar otros enlaces interesantes de nuestro blog:

(Visited 511 times, 1 visits today)

Deja un comentario