¿Cómo era la economía del antiguo Egipto?

Centrada sobre todo en la agricultura y el comercio, la Economía del Antiguo Egipto, fue como en otras culturas antiguas, impulsada y sostenida por las clases sociales menos favorecidas y numerosas. ¡Le invitamos a conocer mucho más sobre las actividades económicas en la tierra de los faraones y las pirámides!

ECONOMÍA DEL ANTIGUO EGIPTO

La economía del Antiguo Egipto

En esta antigua cultura se aplicaba la llamada economía de comando, donde el poder gubernamental dirige, controla y dispone de todo lo relacionado a la economía de esa nación. Una burocracia especializada era la que supervisaba y controlaba gran parte de la actividad, planificando y disponiendo de todo aquello que los diferentes sectores producían.

Obviamente las personas eran prácticamente empleados del estado y no propietarios privados, los funcionarios servían como administradores de granjas estatales.

En general la clase trabajadora mayormente agricultores y artesanos trabajaron para la clase gubernamental generación tras generación. El estado tras cada cosecha o inundación reasignaba la tierra en función de asignaciones anteriores, evaluando el cumplimiento de las cosechas esperadas.

Los funcionarios gubernamentales recogieron parte del producto como impuestos, lo almacenaron y lo distribuyeron según la disposición del estado autoritario. El almacenamiento y la redistribución se realizaron generalmente a nivel local y a nivel regional solo en caso de que hubiera un déficit en uno de los centros locales. La clase gubernamental estaba encargada también de las obras públicas, que eran en su mayoría de carácter religioso e involucraba generalmente a miles de trabajadores y administradores.

La sociedad egipcia se puede describir como un sistema autárquico o autosuficiente, en general las familias después de pagar los impuestos, disponían de los excedentes para uso personal o eran intercambiados en el mercado, por aquello que no se poseía.

El porcentaje de productos y recursos que llegaron a los mercados probablemente fue pequeño, siendo de poca trascendencia en la supervivencia del productor individual, pero fue parte de la base económica para el desarrollo de la alta cultura egipcia.

ECONOMÍA DEL ANTIGUO EGIPTO

Se cree que gran parte del comercio, más allá de los pequeños intercambios locales, estuvo en manos de comerciantes que actuaban en nombre de la corona.

El grado de la participación de personas ajenas al estado en el comercio no pueden estimarse, sin embargo, pudo haber sido considerable pues el mercado se mantuvo aún durante los períodos en que la administración se derrumbó.

Los cambios importantes en el tradicional sistema de trueque comenzaron a ocurrir debido a la llegada de extranjeros y la introducción de la moneda, acuñada en el Período Tardío.

La gran mayoría de los pobladores durante los dos primeros milenios de la historia egipcia eran agricultores y vivían de lo que producía la tierra en comunidades rurales, que se caracterizaron por ser autosuficientes, pero en una condición muy parecida a la servidumbre.

La tierra que trabajaban pertenecía en teoría a los dioses, primero a Osiris y después de la desaparición de este a Horus, por lo tanto, eran propiedad de su encarnación terrenal, el faraón.  Sin embargo, hacia el final de Período Tardío, la tierra se podía comprar y vender libremente.

Aparte de los campesinos arrendatarios, una gran parte de la población trabajaba como jornaleros en las propiedades de los nobles y de los templos. Durante el Imperio Nuevo, tal vez un tercio de la tierra estaba en manos del sacerdocio, con un número considerable de trabajadores y esclavos. Administradores, sacerdotes, comerciantes y artesanos vivían principalmente en las ciudades a lo largo del Nilo, pues estos asentamientos podían abastecerse de víveres de forma relativamente fácil y económica por barco.

ECONOMÍA DEL ANTIGUO EGIPTO

Actividades económicas y fuentes de riqueza

En el antiguo Egipto se desarrollaron diferentes actividades, unas más importantes que otras para la economía, pero todas necesarias para la supervivencia de todas las clases sociales, sobre todo las menos importantes. Entre las actividades más relevantes tenemos:

Agricultura y pesca

La agricultura generó la mayor parte de la riqueza de Egipto, cultivando mayormente granos, verduras y frutas. Además, se criaron diferentes tipos de ganado, entre los que figuran las cabras y cerdos, también aves de corral y se capturaron peces del Nilo.

Gracias a las inundaciones anuales, el suelo permaneció fértil. Pero las técnicas agrícolas no eran muy eficientes, los implementos eran primitivos y se notan muy pocos avances y mejoras importantes en esta área. Por otro lado, la recolección no tenía mayor relevancia en la economía, pero al parecer fue una alternativa necesaria y crucial para la supervivencia de las clases más pobres.

La cría de ganado fue muy similar a la agricultura, al parecer se dejaba al azar y se esmeraban muy poco en desarrollar técnicas que lo hicieran eficiente y abundante. La caza, era una actividad para tiempos de ocio y generalmente practicada por los ricos.

La piscicultura parece haber existido en pequeña escala, pero la mayor parte de la población consumía pescado capturado en el Nilo. Eventualmente una vez deducidos los distintos impuestos, los excedentes de todo lo cosechado y criado se vendieron en los mercados.

Artesanía

En la economía del Antiguo  Egipto gran parte de los productos manufacturados provenían principalmente de las familias que producían la materia prima, es decir los materiales para elaborarlos. En este caso el trabajo se dividió según el género, dejando generalmente el procesamiento a la mujer. Por ejemplo, mientras los hombres cultivaban el lino, las mujeres de la familia lo hilaban y tejían.

ECONOMÍA DEL ANTIGUO EGIPTO

El pescado capturado por los hombres, cuando no era consumido inmediatamente, se sometían a un proceso de limpieza y secado, generalmente llevado a cabo por las mujeres, para poder conservarlo por más tiempo en el caluroso clima de Egipto.

En las ciudades aparecieron pequeñas fábricas, a menudo financiadas por nobles ricos: panaderías, cervecerías, talleres de carpintería y costura, entre otros, con unas pocas decenas de empleados, donde tanto hombres como mujeres ocupaban algunos puestos.

Minería

En la economía del Antiguo Egipto la mayoría de los minerales extraídos eran de poco interés y acceso para el ciudadano común, solo pequeños grupos de personas ricas podían aprovechar y beneficiarse de estos recursos.  Los metales preciosos no estuvieron a la vista o disposición de la población hasta el Período Tardío e incluso entonces permanecieron en las manos de unos pocos.

Los metales utilizados para las herramientas como el cobre, bronce y desde el Período Tardío en adelante, el hierro, eran sumamente costosos y los implementos fabricados con ellos estaban fuera del alcance de la gran mayoría de los ciudadanos, sobre todos los dedicados a la agricultura que solían ser los más pobres.

Las clases sociales menos favorecidas continuaron usando herramientas de piedra y madera para casi todas sus tareas y propósitos, eso sucedió hasta bien entrada la Edad de Bronce e incluso más allá en la Edad del Hierro. Las gemas y piedras preciosas también permanecieron en posesión de una minoría adinerada y poderosa, que en general la utilizaban en los templos y tumbas. De este círculo que poseía piedras y gemas de gran valor, podían beneficiarse eventualmente los artesanos involucrados en la construcción.

La obtención de minerales como el natrón se tornó necesaria para el proceso de embalsamamiento, que era una alternativa demasiado costosa para la mayoría de las personas, por lo tanto, solo fue practicado por unos pocos, sobre todos la clase gobernante.

ECONOMÍA DEL ANTIGUO EGIPTO

Comercio

El comercio local, nacional o internacional es parte vital de cualquier civilización desde tiempos muy remotos. Aun cuando una comunidad o país, produzca y posea gran cantidad de bienes, siempre habrá algo que se requiera y no se tenga, por lo que comprar a otro que lo posea siempre ha sido una opción, transformando al comercio en una actividad necesaria e importante.

El antiguo Egipto era una nación rica y poderosa, poseedora de muchos recursos naturales, pero aun así no era autosuficiente, razón por la que dependía del comercio para adquirir los bienes necesarios para mantener sus lujos y su estatus. El comercio comenzó en el período predinástico en Egipto entre el 6000 y el 3150 antes de Cristo y continuó a través del Egipto romano en el año 30 antes de Cristo y 646 después de Cristo.

A lo largo de su historia la economía del antiguo Egipto giró en torno al sistema de trueque, es decir intercambio, sin interferencia de moneda alguna. Pero en el 525 antes de Cristo época de la invasión persa, se introdujo un sistem económico  un tanto diferente en el país, donde se comenzó a usar el efectivo.

Antes de este momento, el comercio floreció a través de un intercambio de bienes y servicios basado en un estándar de valor que ambas partes consideraban justo.

Los productores en Egipto debían entregar gran parte de su producción a los terratenientes y los recaudadores de impuestos, quedando el excedente para consumo del propietario y lo que restara, si es que esto ocurría, podría venderse mediante trueque en el mercado libre o directamente a los consumidores.

Poco se sabe sobre los comerciantes profesionales de esa época, por lo que se asumió que generalmente eran, al menos hasta el Período Tardío, agentes de la corona o de las clases gubernamentales.

Banca

En la economía de Antiguo Egipto, parte del trigo cosechado y perteneciente a propietarios privados fue almacenados en almacenes estatales y se cobraban impuestos con los mismos.

Se utilizaron además órdenes de retiro por escrito de los propietarios de lotes de grano, como una especie de moneda. Este estilo se asocia por estos días a la banca y estos bancos de granos continuaron sirviendo a los productores y comerciantes incluso después de la introducción del dinero.

Bajo los Ptolomeos un banco central en Alejandría registró todas las cuentas de los graneros que se repartían por todo el territorio.  Los pagos se transfirieron de una cuenta a otra de forma similar a el moderno sistema de giro. Desde la segunda mitad del primer milenio antes de Cristo, el oro, la plata y el cobre se utilizaba principalmente en el trato con extranjeros, ya fueran mercenarios o comerciantes.

Energía

La principal fuente de energía de la antigüedad era la fuerza muscular proporcionada en gran medida por humanos, pero los animales domesticados jugaron un papel importante. Los animales utilizados en la agricultura eran los burros para transportar productos y el ganado para arar y otros trabajos pesados. El aprovechamiento fue ineficaz, pues hasta el momento se desconocía el uso del yugo que descansaba sobre los hombros de los animales y los ejes de los arados estaban sujetos a los cuernos de las vacas.

Los caballos se introdujeron en Egipto durante el segundo período intermedio entre 1800 y el 1550 antes de Cristo y nunca se les dio gran importancia en las diferentes actividades económicas. Eran considerados muy costosos de mantener, por lo que solo eran empleados por la aristocracia y la fuerza militar, ya sea para tirar de los carros o montar.

Los vehículos con ruedas ligeras entraron en uso durante el Nuevo Reino y sirvió principalmente para la guerra y el deporte. En esta época cualquier cosa que requería llevarse de un lugar a otro por tierra, incluso en regiones áridas y desérticas, era transportado por humanos, burros o arrastrados sobre trineos de madera.

La energía eólica fue explotada solo para el movimiento de los barcos e incluso en este caso era bastante inefectivo. Los egipcios tuvieron la suerte de que el Nilo fluye de sur a norte y los vientos dominantes fueran del norte, lo que bastaba para llevar los barcos río arriba. Para navegar río abajo solo era necesario enrollar las velas y dejarse llevar por la corriente y algunos remos para llegar al destino.

El fuego como en cualquier sociedad o grupo humano era necesario para cocinar y hornear alimentos, fundir metales, fabricar vidrio, hornear cerámica y muy raramente, para fabricar ladrillos. Para la manipulación y el trabajo de metales se requieren de elevadas temperaturas se logró haciendo arder cualquier materia vegetal o animal seca que estuviera a mano.

El calor del sol por otro lado se aprovechó muy bien en la producción de ladrillos de barro, que era el material de construcción mayormente utilizado en un país prácticamente sin lluvia como Egipto.

Guerra

Las empresas militares también fueron una fuente de ingresos, siempre que obtuvieron la victoria obviamente, permitían el crecimiento del imperio, que se expandía al conquistar nuevos territorios, obteniendo riqueza y poder,

Egipto fue afortunado en este sentido hasta el Período Tardío, cuando quedó bajo el dominio de potencias extranjeras, las ocupaciones relativamente benignas de los libios, kushitas, asirios y persas, no se comparan con lo opresivo y peligroso que fue el Imperio Romano, que explotaba sus provincias sin piedad.

Hacia el año 31 antes de Cristo el Imperio Romano dominó el Egipto ptolemaico, que inevitablemente desaparece como Estado.

Si este artículo le resultó interesante, no deje de consultar otros enlaces de nuestro blog:

(Visited 583 times, 1 visits today)

Deja un comentario